Google+ 10/18/17 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

miércoles, 18 de octubre de 2017

La Real Academia Española de la Lengua interviene respecto a un examen de matemáticas de un niño de siete años.


CIUDAD DE MÉXICO, 18 de octubre (SinEmbargo).- El padre de un niño de siete años publicó en Twitter un examen de matemáticas que el menor reprobó. La prueba causó polémica con más de mil 700 respuestas de usuarios en menos de 24 horas.

De acuerdo con el portal Verne, el usuario con la cuenta @nachobbb asegura que su hijo no cometió ningún error en la prueba, y que más bien el maestro no entendió la manera en que el pequeño razonó las respuestas, afirmación que es apoyada por varios usuarios.

En el examen se solicita al alumno de primaria que escriba con cifra los “siguientes” números. Lo que vuelve problemático al enunciado es que emplea la palabra “siguiente”, y que según interpretó el niño, le solicitaba sumar una cifra a cada número expresado en el texto.

De acuerdo con la académica Lola Pons, consultada por Verne, la manera en como está construida la oración proporciona al término “siguiente” un significado catafórico, es decir, “que anticipa algo que viene después, como por ejemplo en la frase se cita a los alumnos siguientes (seguido de una lista de alumnos)”.

Sin embargo, el término empleado en la prueba matemática también puede presentar un sentido correlativo, como sucede en la frase: “no viene este día, sino el siguiente”, indicó la especialista.

La polémica llegó hasta la Real Academia Española (RAE) que aclaró las dudas sobre si el maestro había juzgado mal las respuestas al comentar que “tal como está redactado el ejercicio, la interpretación natural es que se escriban en cifra los números que se citan a continuación”. Es este caso “los siguientes números” tendrían que entenderse como “los números a continuación”.



La especialista considera que en este caso el contexto tiene un peso importante, al determinar el sentido de la oración. “Al haber una lista de números inmediatamente después de la palabra ‘siguiente’, lo natural es que se le dé el significado catafórico, que anticipa algo que viene después”, mencionó Pons.

Sin embargo, la “RAE” hace referencia a una “interpretación natural”, que es la que llevó a cabo el niño.

Fotografía: RAE

Para el masaje cardíaco es útil cantar la 'Macarena



MADRID, 17 octubre 2017 (El Mundo).- «Sólo con las manos cualquiera puede salvar una vida». Es el mensaje que lanza Miguel Ángel Rodríguez, médico intensivista del Hospital Universitario Son Espases y coordinador autonómico de reanimación cardiopulmonar en el Día Europeo de la Parada Cardíaca (16 de octubre).

Primero las necesitaremos para pulsar el 112 si vemos a un paciente que no respira. Y después, para practicar el masaje de reanimación hasta que lleguen los servicios de emergencias. «Porque cada minuto que pasa sin hacer nada, la esperanza de supervivencia baja entre un 5 y un 10%», alerta. Ayer instruyó a la población sobre las técnicas de reanimación en Son Espases, a través de talleres. «Y es que si todos supieran hacerlas, se salvarían muchas vidas».

¿Cómo sabemos que una persona inconsciente tiene una parada cardiorrespiratoria?
Primero hay que acercarse y comprobar que está inconsciente, llamándola; luego, ver si respira, observando si el pecho se expande u oír si tiene aliento. Si no hay ninguno de estos signos, tiene una parada respiratoria que seguramente viene acompañada con un paro cardíaco. Lo siguiente es solicitar ayuda a Emergencias (112) y luego hacer el masaje cardíaco.

¿Cualquiera puede hacerlo?
Sí, con poca formación y simplemente haciendo una práctica de compresión podemos ganar tiempo hasta que vengan los servicios de emergencias en nuestro auxilio, intentando mantener un mínimo flujo cardíaco con nuestras manos. Localizaremos el centro del pecho y aplicaremos nuestras compresiones. Con el talón de nuestra mano nos apoyaremos allí y entrelazaremos la otra mano, manteniendo de la manera más perpendicular posible las compresiones para intentar que el pecho empiece a moverse con nuestro peso, intentar movilizar y comprimir el centro del tórax.

¿Con qué cadencia?
Lo que nos recomiendan es que lo hagamos entre 100 y 120 compresiones por minuto. Parecen muchas pero realmente el ritmo es mucho más bajo de lo que creemos. A nivel didáctico, en colegios por ejemplo, lo acompañamos con canciones, por ejemplo el Stayin' Alive de los Bee Gees o La Macarena de los del Río, que nos ayudan a mantener este ritmo de manera eficaz.

Los primeros cuatro minutos son vitales, ¿por qué?
Porque si no le damos asistencia, la supervivencia es cada vez más improbable. Cada minuto que pasa, la supervivencia disminuye entre un 5 y un 10%, lo cual es trágico, porque los minutos pasan rápidamente y si la sangre no se mueve, no llegan oxígeno ni nutrientes a los órganos vitales del cuerpo.

¿Hay que hacer las maniobras constantemente?
Sí. Hay que minimizar las interrupciones y hacerlas hasta que los servicios de emergencias lleguen. Si estamos solos nos va a costar porque las maniobras de compresión torácica son un ejercicio físico que desgasta. De modo que tenemos que localizar a gente que nos pueda ayudar e ir turnándonos para que la gente no se agote y disminuya la eficacia de sus maniobras de resucitación.

En caso de poder usar un desfibrilador, ¿se puede combinar con las compresiones?
Se pueden y se deben combinar. Si localizamos un desfibrilador hay que pedir que nos lo traigan, pero sin cesar en nuestras maniobras de reanimación con compresiones torácicas. Cuando lo traigan, alguien debe ayudarnos para colocarlo. Es muy sencillo porque está preparado para que cualquier persona pueda hacerlo sin conocimiento. Sólo hay que poner unos parches, que tienen unos dibujos, encenderlo y él nos irá diciendo lo que tenemos que hacer y, además, nos dará las indicaciones de seguridad para que nosotros no suframos daños en el momento de aplicar las descargas. También nos pedirá que reiniciemos las compresiones hasta volver a analizar la situación de la persona.

¿Qué tasa de supervivencia habría si todos supiéramos hacer el masaje cardiopulmonar?
Es difícil decirlo pero hay que intentar mejorar esta supervivencia.

¿Cuánta gente que acude a estos talleres tiene conocimientos previos?
No mucha, aunque todo el mundo la conoce por las series de televisión o el cine.

¿Se corresponden estas escenas televisivas con la realidad?
No siempre. Aunque sabemos que hay asesores médicos en estas series médicas, incurren en bastantes errores que lo que hacen es despistar a la gente, con lo cual al final es algo contraproducente. Serían necesarios más cursos de formación en Asociaciones de Vecinos, centros laborales..., pero no sólo con vídeos. Hay que practicar con un maniquí porque es una tarea sencilla pero requiere un esfuerzo físico.

¿Cree útil que se formara también en las escuelas?
Sería útil porque hay que empezar a concienciar desde edades tempranas, aunque quizás debería adaptarse a la edad. A un niño pequeño no le podemos cargar con la responsabilidad de hacer un masaje de este tipo pero sí a identificar una situación de riesgo y pedir ayuda.

Mujer de 150 kilos mata a niña al sentarse sobre ella



FLORIDA, 17 de octubre de 2017 (AP).- Una mujer de 150 kilogramos fue acusada de asesinato en Florida por matar a una niña de 9 años sentándose sobre ella como castigo, se informó el martes.

Veronica Green Posey, de 64 años, fue arrestada y acusada de homicidio y crueldad hacia un menor, informó The Pensacola News Journal. La policía del condado Cambria indicó que la víctima era prima de Posey.

Paramédicos y alguaciles acudieron a la casa de la familia en Pensacola tras una llamada a los servicios de emergencia. Posey les dijo a los agentes que ella se sentó sobre Dercika Lindsay como castigo “porque estaba fuera de control”.

Durante el incidente, Dericka les dijo a Posey y otros dos adultos, identificados en el reporte como los padres de la menor, que no podía respirar. Cuando Posey se levantó, la niña ya no estaba respirando. Las autoridades dicen que Posey llamó a los servicios de emergencia y trató de resucitar a Derika.

El reporte de arresto dice que Grace Joan Smith y James Edmund Smith están acusados de descuido de un menor.

Grace Smith llamó a Posey, que es su sobrina, para que acudiese a su casa para ayudarla a disciplinar a la niña, de acuerdo con el reporte. Les dijo a los investigadores que Posey golpeó a Derika con una regla y un tubo de metal antes de sentarse sobre ella.

James Smith les dijo a los investigadores que Posey se sentó sobre la niña durante unos minutos antes de que ésta se quejara de que no podía respirar y que no se levantó hasta dos minutos después.

Fotografía: Malaysia Chronicle

Arqueólogos alemanes afirman haber localizado la "Sala de Ámbar" rusa.

MOSCÚ, 17 octubre 2017 (RT).- Tres veteranos investigadores alemanes creen haber localizado en su país la famosa Sala de Ámbar del Palacio de Catalina —que se encuentra en las afueras de la ciudad rusa de San Petersburgo—, robada por los nazis y desaparecida durante la Segunda Guerra Mundial. Los restos de la obra maestra arquitectónica pueden encontrarse en túneles escondidos bajo una cueva en los Montes Metálicos, en el sur del estado federado de Sajonia y cerca de la ciudad de Dresde.


Sala de Ámbar del Palacio de Catalina en Tsárskoye,  27 de mayo de 2003 (Sergey Velichkin / Sputnik).

Los tres protagonistas del hallazgo son el científico Günter Eckardt, de 67 años, el especialista en georradares Peter Lohr, de 71 años, y un homeópata de 73 años de nombre Leonhard Blume.

Tras ser avisados por una "fuente fiable" los investigadores llegaron a la cueva en septiembre pasado. El geólogo Lohr analizó el lugar utilizando un radar y descubrieron una oquedad que se les asemejó a un búnker, informa 'The Daily Express'.

El análisis de la zona les permitió hallar un sistema de túneles secretos excavados bajo las mismas cuevas. Eckardt reveló también la existencia de un cableado de alambre que había sido al parecer utilizado para trasladar cargas.

"El escondite está bajo tierra y sobre el ferrocarril donde en abril de 1945 el tren de Konigsberg se detuvo", añadió Lohr. Konigsberg es la antigua denominación del territorio ruso de Kaliningrado. Allí se pierde la pista de la Sala de Ámbar tras ser robada por las tropas nazis que saquearon el Palacio de Catalina, situado en la ciudad de Pushkin, en las afueras de la entonces Leningrado.

Las autoridades alemanas han permitido que se lleven a cabo excavaciones en las cavidades, pero falta encontrar financiación para el proyecto, indica 'The Daily Mail'.

La Sala de Ámbar fue diseñada por maestros alemanes para el rey de Prusia y después fue regalada al emperador ruso Pedro el Grande en 1716. Predominaban en ella adornos y paneles de ámbar extraordinariamente precioso. Muchos la consideran la octava maravilla del mundo. Desapareció en la primavera de 1945, cuando las tropas germanas se llevaron toda la decoración valiosa del palacio donde se encontraba la sala.

En abril de 2000 el Ministro de Cultura de Alemania, Michael Naumann, entregó algunos fragmentos de la sala al presidente de Rusia, Vladímir Putin, pero el resto de la estancia original del siglo XVIII lleva décadas perdida. La Sala de Ámbar fue restaurada en 2003 al culminarse un largo proyecto cultural, iniciado aún en la Unión Soviética en 1983. El Gobierno germano asumió una parte de la financiación de las obras.

El pasado mes de febrero unos arqueólogos polacos localizaron otro supuesto escondite de los paneles de ámbar que decoraban la famosa sala en un túnel subterráneo cerca del castillo de Paslek, en el norte de Polonia.