Google+ 08/23/12 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

jueves, 23 de agosto de 2012

La «restauradora» del Ecce Homo de Borja podría acabar ante la Justicia

MADRID, 23 agosto 2012 (ABC).- Cecilia Giménez, una mujer de 80 años, se ha convertido en los últimos días en el foco de la polémica. Ella ha sido la encargada de «restaurar», de una forma muy particular, el Ecce Homo pintado, el siglo pasado, por el artista Elías García Martínez en uno de los muros de la iglesia del Santuario de la Misericordia, en la localidad zaragozana de Borja.
Su objetivo era evitar que la humedad y el salitre de la pared acabaran por borrar la pintura, que data de principios del siglos XX. Sin embargo, sus buenas intenciones han acabado por convertir la pintura en una auténtica chapuza, totalmente irreconocible. Tanto que desde el ayuntamiento dudan que se pueda recuperar el estado original de la obra. Será un equipo de restauradores profesionales el que tenga la última palabra. La próxima semana visitarán el templo de la localidad para valorar las acciones que se pueden poner en marcha.
Cecilia ya ha mostrado su disposición a colaborar en todo momento con ellos. Eso sí, esta vez para indicarles únicamente el tipo de material y pintura que ha estado utilizando en su particular restauración, y facilitarles así su trabajo. Una restauración que comenzó hace meses, aunque ha sido ahora cuando ha saltado la polémica, ya que el rostro del Cristo ha quedado irreconocible.
Con una foto de la obra original en mano, esta mujer de 80 años llevaba tiempo intentado evitar que la pintura, en mal estado de conservación, se perdiera por el paso de los años. Hasta ahora se había centrado en retocar la túnica. Sin embargo, Cecilia fue un paso más allá y decidió también restaurar el rostro del Cristo.
Asegura que contaba con el permiso del sacerdote del templo, que, según ella, era conocedor de sus trabajos. Al igual que muchos feligreses. Y es que no era extraño encontrarla pintando el mural. Ya lo había hecho en reiteradas ocasiones.
Su vida no ha sido nada fácil. Cuenta con un hijo discapacitado de 60 años, que tiene a su cargo, y tenía en la pintura su particular hobby. Cuando se encontraba retocando la obra, tuvo que salir de viaje con su hijo. A su vuelta, el Ayuntamiento de Borja ya era conocedor de lo sucedido con la pintura.
«Les ofrecí acabar de retocar el mural, aunque ellos me dijeron que no», explica Cecilia. Y es que, nada más conocer los hechos, el consistorio se puso en contacto con un equipo de restauradores de confianza para intentar arreglar la chapuza en la que ha quedado convertida la pintura. Un equipo de profesionales que ya ha realizado otras intervenciones con éxito en esta localidad zaragozana.
También se contará con la colaboración de los descendientes del artista que realizó la obra. De hecho, una de las nietas del pintor veranea en Borja y se ha mostrado partidaria de ayudar al ayuntamiento a encontrar una solución que satisfaga a todas las partes implicadas.

Acciones Legales

La mujer, sorprendida por todo el revuelo que se ha creado a su alrededor, reitera que esta particular restauración la ha realizado con su mejor intención, aunque sin medir las consecuencias que sus actos podían tener. Y es que el Ayuntamiento de Borja no descarta emprender acciones legales contra la mujer.
Desde el Consistorio son conscientes de las difíciles circunstancias que rodean la vida de Cecilia, vecina de la localidad. Aun así, aseguran que no pueden dar una imagen de impunidad, porque «independientemente del valor de la obra, el hecho es que una persona ha actuado por su cuenta y riesgo, y eso es una agresión al patrimonio artístico», explica el concejal de Cultura del Consistorio borjano, Juan María Ojeda.
Por su parte, el Gobierno de Aragón no tiene previsto acudir a los tribunales, ya que se trata de una obra no catalogada en el patrimonio de la Comunidad y, por tanto, queda fuera de sus competencias.
Esta peculiar restauración ya ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en el tema más comentado por los seguidores de las redes sociales. De hecho, son numerosas las mofas y los chistes que se han hecho al respecto, y muchos se han aventurado a encontrar parecidos famosos con el rostro retocado por la anciana.

Imagen tomada de ABC

Ver otras notas relaciones con el caso de ecce homo de Borja publicadas en Wicked Magazine.

Fotos del príncipe Enrique desnudo surgen en Las Vegas




LAS VEGAS, 22 agosto 2012 (CNN) — Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas... a menos de que seas el príncipe Enrique y el portal TMZ publique fotos de ti retozando desnudo durante una fiesta.



El sitio, que publicó las imágenes este martes por la noche, señaló que el tercero en la línea de sucesión al trono británico fue fotografiado cuatro días antes en una suite de un hotel de Las Vegas.

Una foto muestra a Enrique desnudo —con un collar y un reloj de pulsera— cubriéndose sus partes íntimas. El príncipe mira hacia la televisión en el cuarto, mientras que su cuerpo cubre el de otra persona, también desnuda.

Otra imagen lo muestra abrazando a una mujer por la espalda cerca de una mesa de billar. Ambos están desnudos.

"Enrique y un gran número de personas fueron al bar del hotel y se encontraron a muchas jóvenes atractivas... y las invitaron a su suite VIP", reportó TMZ, que al igual que CNN es una compañía de Time Warner.

Funcionarios reales confirmaron que las fotos son del príncipe, pero declinaron realizar mayores comentarios.

El diario británico Daily Telegraph indicó en su sitio de internet que la publicación de las fotos "arriesga de manera vergonzosa al Palacio de Buckingham y genera dudas sobre la seguridad del príncipe".

El sitio del Daily Mail, un tabloide, sugirió que "Enrique necesitaba un descanso después de tanto deber olímpico, pero al parecer la diversión se le salió de las manos".

Ninguno de los dos sitios publicó las fotos, pero las imágenes circulan en todo el mundo, lo que ha generado reacciones en las redes sociales.

"¡¡¡¡La reina debe estar muuuy orgullosa de que el príncipe Enrique nos mostró las joyas de la corona!!!!", afirmó Danielle Monaro, del programa de radio Elvis Duran And The Morning Show.

"El príncipe Guillermo mostró sus cojones cuando rescató a una mujer atrapada en el océano. El príncipe Enrique mostró sus cojones, bueno, mostrando sus cojones", tuiteó Jennifer Burke, de la televisora canadiense CTV.

La semana pasada, el príncipe Guillermo ayudó a salvar a una mujer que estaba en peligro de ahogarse en la costa de Gales como parte de su trabajo en la Fuerza Aérea Real como piloto de búsqueda y rescate.

Enrique, de 27 años, no ha estado exento de controversia.

En 2002, cuando tenía 16 años, el príncipe enfrentó acusaciones de que bebía y consumía marihuana.

Las acusaciones fueron hechas en el tabloide News of the World, que también reportó que su padre, el príncipe Carlos, lo había llevado a una clínica de rehabilitación.

No enfrentó cargos debido a que la policía no encontró evidencia para apoyarlos.

En 2005, el diario The Sun publicó en su primera plana fotos de Enrique con un uniforme militar nazi en una fiesta de disfraces y con el titular: "Enrique el nazi".

El príncipe se disculpó después por el incidente. "Siento mucho si causé alguna ofensa", dijo Enrique.

Cuatro años después pidió perdón nuevamente luego de que surgió un video donde utilizaba lenguaje ofensivo contra miembros de su unidad militar. Enrique llamó "paki", un término despectivo para personas con ascendencia surasiática, a uno de sus compañeros.



Fotos: Internet

Chicas católicas se las ingenian para “seguir vírgenes”

GUADALAJARA, 22 agosto 2012 (El Informador).- Una leyenda urbana ronda ciudades en las que existen una notoria población católica, jóvenes uf-anos que gustan de relatar sus experiencias sexuales suelen señalar que si bien muchas chicas católicas se niegan a tener sexo vaginal, bajo una paradigmática aura de pureza, muchas de ellas están dispuestas a intentar todo tipo de actos eróticos periféricos, como el sexo anal, siempre que no rompan con el sello de su virginidad.

En el popular Urban Dictionary encontramos la siguiente definición (en inglés) de “niña católica”: Se refiere a una joven mujer que, en su intento de preservar su virginidad, tendrá sexo anal, pero se negará a una relación sexual convencional.

En este foro, por ejemplo, se concluye que la supuesta pasión por el sexo anal de las mujeres brasileñas es el resultado de que Brasil es un país predominantemente católico en el que se les inculcaría la importancia de llegar vírgenes al matrimonio.

El tema nos permite reflexionar sobre lo ridículo que es la religión oficial en lo que respecta a la sexualidad moderna. Lo que alimenta esta posible tendencia sexual es que la religión católica sostiene que una mujer debe de llegar virgen al matrimonio, tener sexo vaginal sin estar casado es un pecado –el sexo anal, seguramente tambien es un pecado, sin embargo, parece escaparse del imperativo en una laguna del dogma católico. Por supuesto, aquí se exhíbe una doble moral, el sexo anal es algo que se da por detrás en el sentido también de que puede ocultarse. No sólo es el temor al castigo de Dios, es el temor al castigo del Otro, de la sociedad, del hombre: al hacer visible la ausencia de la sangre.

La iglesia ha usado la sexualidad como un mecanismo de poder para controlar a las masas. Si bien es indudable que existe una liberación sexual, aún vivimos colectivamente los traumas de siglos de represión y confusión en nuestro entorno más inmediato: el cuerpo.
Fotografía tomada de La Zona Modelos