Google+ 01/23/12 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

lunes, 23 de enero de 2012

La accidentada vida marítima de Violet Jessop

LONDRES, 23 enero 2012 (EFE).- Esta es la sorprendente historia de Violet Jessop, una mujer que en el corto periodo de cinco años sufrió tres accidentes marítimos a bordo de los barcos más grandes e importantes de su época: Olympic, Titanic y Britannic.
Violet Jessop (Wikimedia)
Recién iniciado el siglo XX, las grandes empresas navieras competían ferozmente por repartirse el suculento negocio que representaba la travesía que cubría Europa con Norte América. Eran tiempos en los que el flujo migratorio, desde Gran Bretaña y otros puertos del viejo continente hacia Estados Unidos, se había multiplicado por 100, lo que hacía imprescindible contar con una potente flota de barcos capaz de transportar a cuantas más personas mejor.
La naviera White Star Line decidió en 1907 poner en marcha la construcción de tres grandes transatlánticos con el fin de trasladar de un continente al otro cerca de cuatro mil viajeros por trayecto. Ese fue el inicio de la puesta en marcha de los colosos barcos conocidos como Olympic, Titanic y Gigantic (posteriormente bautizado como Britannic), tres barcos que tendrían muchas cosas en común entre sí y una de ellas sería una de las personas pertenecientes a la tripulación.
Dos años separaron la construcción de cada uno, botándose el primero de ellos, Olympic, en octubre de 1910. A bordo de él trabajaban 860 tripulantes, de los que un buen número era personal de servicio, entre el que se encontraba Violet Jessop, una joven camarera nacida en Argentina, pero de ascendencia irlandesa, que había tenido que volver a Europa tras la repentina enfermedad y posterior fallecimiento del padre.
Olympic y Titanic en el astillero de Belfast (starway)

La vida no había sido demasiado amable con la joven, la cual había tenido que ponerse a trabajar a muy temprana edad debido a las penurias económicas a las que la muerte de su progenitor había sumido a toda la familia. El macroproyecto de construir tres grandes barcos había hecho que se creasen numerosos puestos de trabajo en el Reino Unido, y hasta allí viajó para conseguir uno.
Gracias a su belleza y juventud, Violet consiguió un empleo como camarera a bordo del Olympic, un trabajo que solía ser desempeñado por mujeres de mediana edad. En él se encontraba cuando este colisionó, el 20 de septiembre de 1911, con el buque de la Royal Navy, HMS Hawke. No hubo víctimas mortales, pero ambos barcos sufrieron importantes daños. Fue el primer susto de la camarera a bordo de un barco, hecho que le quitaría las ganas de seguir desempeñando sus funciones sobre una embarcación. Pero la maltrecha economía familiar la obligaría a continuar trabajando con el propósito de ganar el jornal con el que ayudar a su familia.
La labor y entrega de la joven, que por aquella época contaba con 24 años de edad, era encomiable, pues trabajaba 17 horas diarias por poco más de 2 libras esterlinas al mes y sin perder ni un momento la sonrisa de su rostro. Su entrega y dedicación hizo que los gerentes de la naviera le propusieran incorporarse al segundo de sus transatlánticos, el Titanic, como parte del servicio que atendería en los camarotes de primera clase. 23 fueron las elegidas para ocupar ese distinguido puesto, entre las que se encontraba ella.

Las camareras de primera clase del Titanic. En el círculo rojo Violet Jessop (starway)

Violet prefería continuar trabajando como camarera a bordo del Olympic, donde llevaba varios meses y conocía a la perfección sus funciones y a todo el personal. Pero, finalmente, aceptó formar parte de la tripulación del Titanic gracias a los consejos que recibió por parte de su familia y amistades, que la animaron a embarcarse en el barco de pasajeros más grande y lujoso del mundo, superando en capacidad al primero de los tres transatlánticos construidos por la White Star Line.
El 10 de abril de 1912 zarpaba del puerto de Southampton el Titanic. A bordo viajaban 3.547 personas, entre pasajeros y tripulación, y una de ellas era Violet, la cual estaba emocionada por realizar tal histórico viaje en el mejor barco construido hasta la fecha. Pero, tras dos días en alta mar, el transatlántico chocaría fatalmente con un iceberg.
El Titanic comenzó a hundirse, aunque, ante tal desgracia, la fortuna acompañó a Violet, pudiendo salvar su vida gracias a ser parte de la tripulación que trabajaba en primera clase, por lo que la destinaron a ocupar uno de los botes salvavidas y así atender a los pasajeros que requiriesen de atención.
Tras el traumático accidente, Violet permaneció un tiempo sin trabajar a bordo de un barco, aunque la compañía naviera le siguió respetando su contrato laboral. Sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial hizo que, en 1915, la White Star Line tuviera que poner a disposición del gobierno británico su tercer transatlántico recién estrenado, el Gigantic, que tuvo que ser rebautizado como Britannic tras el desastre del Titanic.
Violet Jessop en el Britannia (Wikimedia)
El Britannic se convirtió en un buque hospital y era también utilizado como medio de traslado de las tropas. Violet se incorporó como enfermera a la Cruz Roja y se le destinó a prestar servicios a este barco, debido a su perfecto conocimiento del mismo, ya que era de una construcción y disposición similar a sus antecesores.
Pero una tragedia volvía a estar presente de la vida de Violet. El 21 de noviembre de 1916, el Britannic se encontraba navegando por el Mar Egeo cuando impactó con una mina que explotó y causó grandes daños en su casco. La mayoría de las personas que se encontraban a bordo del barco pudieron salvar sus vidas, a excepción de 29. Entre los supervivientes se encontraba Violet, que saltó al agua desde el bote salvavidas en el que se encontraba, poco antes de que este fuese succionado y destrozado por una de las hélices del transatlántico.
Nuevamente el infortunio de una catástrofe marina se cruzaba en la vida de la joven y, una vez más, la fortuna de salir ilesa marcaba su destino. Pero este nuevo accidente no mermó las ganas y deseos de Violet Jessop de trabajar y desempeñar sus funciones en un barco, por lo que siguió ligada a la White Star Line durante una larga temporada en la que se embarcó de nuevo en el Olympic, el único de los tres grandes barcos que había sobrevivido.
A pesar de cambiar de compañía naviera en dos ocasiones, afortunadamente, no sufrió más accidentes en las siguientes cuatro décadas en las que siguió ligada al mundo marítimo. La Segunda Guerra Mundial le pilló a bordo de otro barco, pero esta vez sin consecuencias nefastas.
Violet se jubiló en 1950 y vivió retirada en una pequeña granja que había adquirido hasta su fallecimiento por una insuficiencia cardiaca en 1971, cuando contaba con 84 años de edad.

Una británica asegura haber batido el récord de cruzar en solitario la Antártida


BUENOS AIRES, 23 enero 2012 (AFP).- Una aventurera británica, Felicity Aston, anunció este lunes que se ha convertido en la primera mujer en cruzar la Antártida a esquí en solitario, tras completar la travesía de más de 1.700 km en 59 días.
La proeza de esta mujer, de 33 años, fue anunciada en un mensaje a través de su cuenta de Twitter. "¡¡¡Felicity ha llegado a su destino --la bahía de Hércules-- después de 59 días!!! Felicidades a la primera mujer que cruza la Antártida EN SOLITARIO. Muy orgullosos", decía el mensaje.
Varias horas después, la propia Aston agregó: "Sentada en mi tienda en medio de la Bahía de Hércules esperando un avión que venga a recogerme. Me han prometido vino tinto y una ducha caliente".
Aston, originaria de Kent (sudeste de Inglaterra), comenzó su aventura en la barrera de hielo de Ross el 25 de noviembre, y tras una escala de un día en un campo base del Polo Sur el 20 de diciembre, alcanzó finalmente su destino, la bahía de Hércules en la plataforma de Ronne, a 1.744 km de distancia, el 22 de enero.
La aventurera tuvo que enfrentarse a las bajas temperaturas y al viento para terminar el viaje, arrastrando dos trineos con víveres y equipo -a veces cuesta arriba- esquiando hacia interminables horizontes vacíos.
En un emotivo mensaje grabado poco antes de su llegada dijo que se sentía "increíblemente por terminar pero también súper triste de que se acabe".
"No puedo creerme todavía que estoy aquí y que he cruzado la Antártida", agregó.
Aston ya había alcanzado una vez el Polo Sur en diciembre de 2009 con una expedición de mujeres de varios países de la Commonwealth.
Fotografía tomada el 27 de octubre de 2008 en la que se ve la embarcación 'Pangaea' anclada en la bahía de la isla de la Decepción, en la Antártida. Una aventurera británica anunció este lunes que se ha convertido en la primera mujer en cruzar la Antártida a esquí en solitario.

Fotografía: Felicity Aston, 2011

Morales recomienda a sus ministros dormir bien y solos para no volverse locos



LA PAZ, 23 enero 2012 (EFE).- El presidente boliviano, Evo Morales, conocido por dormir poco y convocar a militares o embajadores antes del amanecer, recomendó hoy a sus ministros que duerman bien y mejor solos, porque es más "importante dormir que comer", porque "si no duerme, uno fácilmente puede volverse loco".
"Algunos trabajamos 10 horas, 11 horas, hasta 16, 18 horas a veces", dijo el mandatario tras anunciar cambios en su gabinete y juramentar a los nuevos ministros.
"No me estoy quejando, no estoy reclamando, más bien (estoy) contento. Solo a veces, claro, siempre da sueño y aprendí en este corto tiempo, quiero que sepan, había sido tan importante dormir que comer, es mejor dormir que comer", explicó.
"Uno puede estar comiendo las 24 horas, pero si no duerme, uno fácilmente puede volverse loco", agregó, y dijo que eso le sucedió a él en su segundo año en el poder (2007).
"Casi me pasó eso a mí. Porque he experimentado, recomiendo a los ministros, ministras, en vez de comer y comer, hay que dormir y hay que escaparse para dormir solo", precisó.
"Si está bien acompañado, uno no duerme bien, pues. Ahí podemos preguntar al compañero Álvaro García Linera", agregó el mandatario, refiriéndose al vicepresidente del país y despertando las risas de la concurrencia
Recordó Morales que una vez perdió el control y no recordaba lo que dijo en un discurso porque "había dormido en la noche como dos a tres horas" porque "tenía muchas responsabilidades".
"No podía dormir a mediodía, ni en la tarde, ni en el carro. La otra noche, otras dos, tres horas. Cinco días había dormido cada noche como dos a tres horas y un domingo temprano tenía que estar a las 8 de la mañana inaugurando una obra", relató.
"Llegué temprano en helicóptero, prosiguió. Me acuerdo que las compañeras estaban esperando con desayuno. Tomé el desayuno, hubo el acto y no me acuerdo qué he hablado en ese pequeño acto y me sorprendí. ¿Qué está pasando conmigo?".
"Creo que tenía cinco actos ese día. Dije 'estoy mal', agarré el helicóptero, (volé) al cuartel de Chimoré, de ahí en avioneta (a La Paz), a las 11 de la mañana llegué a la residencia. Entré a dormir a esa hora y a las 6 de la tarde me desperté y recién me sentí Evo Morales, que había recuperado".

Fotografía: Evo Morales con la Gobernadora Jessica Jordan (MissBolivia 2007), 2010 (El Mundo).

Los diputados británicos estudian cómo frenar la inclinación del Big Ben


LONDRES, 23 enero 2012 (BBC).- Un comité del Parlamento británico estudiará medidas para evitar que la Torre del Reloj de Westminster o Big Ben continúe inclinándose, entre ellas la posibilidad de trasladar temporalmente la sede de la cámara.
En octubre, un estudio elaborado por el Parlamento y el metro londinense, con vistas a la ampliación de una de sus líneas, reveló que el Big Ben se inclina 0,26 grados hacia el noroeste, lo que significa que, en su punto más alto, registra una desviación de medio metro con respecto a su eje.
Los expertos aseguraron entonces que, pese a esa inclinación, apenas perceptible para un observador atento, la torre no corre peligro de desestabilizarse.
Además del Big Ben, el propio Palacio de Westminster, construido en el siglo XIX y sede del Parlamento británico, sufre deterioros y agrietamientos en su fachada.
Los diputados británicos debatirán desde hoy en un comité cómo evitar una mayor inclinación del Big Ben con medidas como un posible traslado temporal mientras se llevan a cabo las labores de rehabilitación del edificio.
En la agenda de la sesión figura también una propuesta para que el edificio pueda ser incluso vendido, aunque la cadena pública británica la considera "altamente improbable".
La Torre del Reloj, con 96 metros de altitud, se erige majestuosa sobre la capital británica desde 1859 y alberga la Gran Campana de Londres, conocida como Big Ben, que le da nombre.
En sus alrededores se construyeron recientemente un aparcamiento subterráneo de cinco plantas y varios túneles para la línea de metro Jubilee, pero la inclinación del Big Ben es previa, aseguran los expertos.
"Cuando comencé a trabajar en la construcción del aparcamiento era obvio que ya se inclinaba. Lo sabemos desde hace años y lo más probable es que se iniciase en una etapa muy temprana porque no hay grietas en el revestimiento del edificio", subrayó el profesor del Imperial College de Londres John Burland, encargado de supervisar las obras del aparcamiento.
Para Burland, lo más probable es que la inclinación se iniciase durante el propio proceso de construcción de la torre, antes de que se fijase su revestimiento.
En cuanto a las grietas en el Palacio de Westminster, este experto dijo que "llevan ahí años" e, incluso, pueden resultar "beneficiosas" para la estabilidad del edificio.
El Big Ben "se mueve más de lo provocado por la línea Jubilee y este movimiento se ha concentrado alrededor de las grietas. Si no fuese así, encontraríamos grietas en otros lugares", añadió Burland.
"Si te paras en la Plaza del Parlamento y miras hacia la torre, puedes ver que se inclina ligeramente hacia la izquierda, pero yo no le daría ningún sesgo político", bromeó Burland.

Imagen tomada de : deia.com

Fuegos artificiales y banquetes por el Año del Dragón


BEIJING, 23 enero 2012 (AP) — Millones de chinos, coreanos y vietnamitas de toda Asia recibieron el Año Nuevo Lunar, el Año del Dragón, con fuegos artificiales, banquetes y reuniones familiares.
De Beijing a Bangkok y de Seúl a Singapur, la gente confía en tener mejor suerte en el nuevo año, que comenzó el lunes, visitando templos u quemando incienso, prendiendo petardos y viendo en las calles cómo las comparsas bailan disfrazadas de león y de dragón.
Para muchos, el Nuevo Año Lunar es la mayor reunión familiar del año.
Antiguamente, el dragón fue un símbolo reservado al emperador de China y es considerado un signo extremadamente beneficioso y prometedor.
Alrededor de 200.000 residentes locales y turistas visitaron los parques de Beijing el lunes, el primer día del Año Nuevo Lunar chino, y en el que tradicionalmente se lleva a cabo una serie de celebraciones con motivo del inicio de la Fiesta de Primavera, informó la administración de parques de la capital.
Virtualmente todos los parques de la ciudad, pero en especial los más famosos, como el Templo del Cielo, el Palacio de Verano y el Parque Beihai, dieron inicio ayer a múltiples actividades de celebración para dar la bienvenida al año del dragón, dijo Chen Zhiqiang, portavoz del Centro de Administración Municipal de Parques de Beijing.
En el Templo del Cielo, por ejemplo, 320 actores catacterizados con trajes de la época realizaron una representación de la ceremonia en la que el emperador rendía culto al cielo en tiempos de la dinastía Qing (1644-1911).
En la ceremonia, que duró una hora, miles de visitantes pudieron admirar cómo avanzaba el desfile hacia el altar imperial, donde el "emperador" celebró un ritual para pedir a los dioses paz y una buena cosecha para el año que inicia.
En el Palacio de Verano, el antiguo jardin imperial, fue instalada una feria tradicional con "stands" similares a las construcciones de las épocas pasadas, en las que se venden antigüedades y pasabocas que hoy en día sólo se consiguen en temporadas festivas como esta.
El Año Nuevo chino, regido por el calendario lunar, es la festividad más importante para los chinos, en la que se celebran reuniones y comidas familiares, espectáculos de fuegos artificiales y visitas a los templos.
Para garantizar la seguridad de las celebraciones, la policía de Beijing ha desplegado siete helicópteros y 910.000 vigilantes, con el fin de prevenir incendios y estampidas.

Un hombre dispara un clavo a su cerebro (y no se da cuenta)

CHICAGO, 22 enero 2012 (BBC).- Un hombre de los suburbios de Chicago se encontraba en su taller cuando, por accidente, se le disparó una pistola de clavos cerca de su cabeza.
Sin embargo, Dante Autullo, de 34 años, no notó sino hasta un día después -cuando comenzó a sentir náuseas- que la puntilla había ingresado a su cerebro.
Los doctores le dijeron a Autullo que el clavo estuvo a pocos milímetros del área utilizada para las funciones motoras.
El paciente está ahora en recuperación, luego de que los cirujanos lograran extraer la puntilla del centro de su cerebro.
"Un milagro"
Su prometida, Gail Glaenzer, le dijo a la agencia AP el viernes que estaba en buen estado luego de las dos horas de operación en un hospital en el estado de Illinois, en Estados Unidos.
"Se siente bien. Pudo mover sus extremidades, está hablando normalmente, se acuerda de todo", dijo. "Es sorprendente, un milagro".
Glaenzer dijo que no sabía que la puntilla había entrado a su cerebro cuando limpió una herida en su frente.
Ella lo convenció de ir al hospital luego de que empezó a sentir náuseas el miércoles.
Autullo simplemente pensó que la pistola de clavos había golpeado su cabeza, pero se dio cuenta luego de que el sensor de la pistola, al entrar en contacto con su cabeza, reconoció un área plana y se disparó.
Aunque hay nervios sensibles al dolor en el cráneo de una persona, no hay ninguno dentro del cerebro.
El vocero del hospital, Mike Maggio, dijo que la parte del cráneo que fue retirada durante la cirugía debió ser reemplazada con una malla de titanio como medida de precaución, en caso de que se hubiera contaminado con la puntilla.