Google+ 11/25/11 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Fracasa intento de escapar de isla prisión mexicana a lo "Papillón"

CIUDAD DE MÉXICO, 25 noviembre 2011 (BBC).- La marina de México recapturó a seis presos que habían escapado de la colonia penal de las Islas Marías, la última prisión isla que funciona aún en el continente americano.
Los fugitivos fueron interceptados en aguas del Océano Pacífico, cerca de Puerto Vallarta, después de que lograran recorrer unos 100 kilómetros en una balsa improvisada con botellas plásticas de agua y planchas de madera.
En el penal de las Islas Marías los prisioneros no están encerrados, sino que viven en pequeñas casas y cultivan sus parcelas.
Según los medios locales, el mar sirve de barrera natural y de disuasivo para evitar escapes.
La patrulla que capturó a los escapados informó que habían sufrido serías quemaduras de sol y que su estado de ánimo "no era de felicidad".

A lo Papillón

En América Latina las islas prisiones siguieron un modelo impuesto en Europa. Una de las más conocidas en el viejo continente fue la de If, popularizada por el escritor Alejandro Dumas en la novela El Conde de Montecristo escrita en 1844.
El intento de los presos de escapar de las Islas Marías, sin embargo, despertó comparaciones con la experiencia de Henri Charriere, quien estuvo convicto en la "Isla del Diablo" ubicada en la Guayana Francesa, de donde se fugó en 1941, para luego escribir la famosa novela "Papillón" que terminó siendo convertida en una película protagonizada por Dustin Hoffman.
Otras islas prisiones famosas incluyen la de Robben en Sudáfrica, donde estuvo preso Nelson Mandela, y Alcatraz, en la bahía de San Francisco en EE.UU., de donde nadie pudo escapar según cuenta la historia oficial.
La penúltima isla prisión cerrada en América Latina fue la de Coiba en Panamá en 2004, luego de una matanza provocada por enfrentamiento entre internos.
Las Islas Marías, situadas a 112 km de la costa mexicana, comenzaron a funcionar como prisión en 1905 y llegaron a tener hasta cerca de 30.000 presos. En 2004 se inició una reestructuración del sistema poniendo un énfasis en la rehabilitación de los detenidos. En la actualidad sólo alberga a cerca de mil reclusos.

Vestido de buzo, salva a su casa del fuego

 SIDNEY, 25 noviembre 2011 (BBC).-Un hombre se quedó a defender su hogar de un incendio forestal en el oeste de Australia y gracias a un equipo de buceo logró escapar de las llamas.
Mientras que sus vecinos de la ciudad de Margaret River huían de sus hogares, Peter Fabrici puso a su esposa a resguardo y luego volvió a proteger a su casa del fuego.
Al ver que las casas cercanas estaban en llamas, se puso ropa mojada y tomó un tanque de oxígeno y gafas protectoras.
Cuando las llamas se acercaron demasiado, se metió en la piscina de su vecino.

Rojo y negro

Antes de la llegada del incendio forestal, Fabrici -de 53 años- metió trapos en las canaletas y colocó aspersores en el techo para preparar su casa para las llamas.
"Había focos de fuego por todas partes, el viento era cada vez mayor, el humo era cada vez más espeso y, básicamente, me quedé en la casa todo lo que pude", le dijo a emisora australiana Channel 9.
Pero cuando las llamas se acercaron, se vio obligado a sumergirse en la piscina de su vecino y utilizar el equipo de buceo.
"Fue desde las 3.04 hasta las 3.09, recuerdo haber mirado el reloj. Y mirar hacia arriba y ver todo rojo y negro".
"Asomé la cabeza desde el extremo de la piscina. Tenía una vista directa a nuestra casa y me quedé absolutamente sorprendido. No salían llamas de la casa".
Fabrici dijo que su equipo de protección provisional había hecho la diferencia.
"Sin la visión clara y sin una fuente clara de oxígeno, no hay manera de estar en una situación como esa. Pero al final, todo funcionó de maravilla, la casa sigue ahí y estoy vivo".

Los árboles que lloran en Argentina

BUENOS AIRES, 25 noviembre 2011 (BBC).- Llueve, pero no desde el cielo. En Buenos Aires ocurre en estos días un raro fenómeno que sorprende a más de un transeúnte desprevenido: muchos de los árboles de la ciudad gotean agua, creando la sensación de que se largó un diluvio a pesar de que no hay tormenta.
Se lo conoce como "el llanto de la tipas", tal el nombre de esta especie de árbol que abunda en la capital argentina.
Pero a pesar de que suena como algo romántico, las causas de este llanto no son nada poéticas, según dijo a BBC Mundo la directora del Jardín Botánico de Buenos Aires, Graciela Barreiro.
"El fenómeno se da por el ataque de un insecto que se llama chicharrita de la espuma (cephisus siccifoluis)", explicó.
"Estos insectos son áfidos, pinchan la hoja y beben la savia. Y la savia que no absorben la excretan. Esa excreta va formando una espuma que cuando toma suficiente volumen cae, y lo que cae es lo que moja", resumió.
El fenómeno comienza a fines de octubre (en la primavera austral) y dura hasta los primeros días de diciembre.
Según la experta, el constante goteo de las tipas es "incómodo" pero no tóxico.
Tampoco mancha la ropa, aunque sí ensucia un poco los autos que quedan estacionados por mucho tiempo debajo de la copa de los árboles.

Árbol del norte

La tipa (cuyo nombre científico es tipuana tipu) es autóctona del norte de la Argentina, más precisamente de una zona selvática que se extiende desde Bolivia hasta la provincia de Tucumán.
Llegó a Buenos Aires a finales del siglo XIX de la mano de Charles Thays, un arquitecto y urbanista francés (nacionalizado argentino) a quien se encomendó el paisaje de la ciudad.
"Thays probaba las especies del resto de Argentina en Buenos Aires y si veía que funcionaban bien las usaba en sus diseños de plazas y en el arbolado de alineación", señaló la directora del Jardín Botánico, espacio que también fue creado por el francés y lleva su nombre.
Fue así como las tipas terminaron adornado algunas de las principales avenidas porteñas.
Al revés
El hecho de "llorar" en la primavera no es la única característica inusual de la tipa.
Esta especie también tiene la particularidad de que pierde sus hojas en primavera, en vez de en otoño, como la mayoría de los árboles.
Según Barreiro eso tiene una desventaja: en verano las tipas ofrecen poca protección del sol ya que sus ramas sin follaje crean sombra insuficiente para hacer frente a las altas temperaturas de la capital argentina.
En invierno ocurre lo contrario: las filas de tipas que adornan muchas veredas sombrean las avenidas, haciéndolas más frías.
Otro inconveniente de las tipas, según la ingeniera agrónoma, es su gran tamaño.
"Cuando Thays decidió usarlas para decorar la ciudad no previó que habría tanto crecimiento en altura. Ahora que están rodeadas por edificios las tipas tienden a crecer hacia el medio de la calle, lo que genera problemas", afirmó.
"El reemplazo de los adoquines de las calles por cemento empeoró la situación", agregó.
Pero no todas son molestias e inconvenientes. Dentro de poco las tipas tendrán su gran momento ya que en diciembre florecerán.
Entonces, se llenarán de pequeñas flores amarillas, que iluminarán el paisaje de Buenos Aires.
Seguramente sea en ese momento cuando más de uno entenderá, al admirarlas, por qué son uno de los árboles favoritos de la ciudad.