Google+ 07/31/10 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

sábado, 31 de julio de 2010

Asesino inglés de niñas inicia demanda por intento de asesinato

LONDRES, 31 julio 2010 (AP) — Uno de los asesinos más notorios de Gran Bretaña inició una demanda contra las autoridades penitenciarias porque no lo protegieron cuando otro preso intentó degollarlo y le abrió un tajo en la garganta.

Ian Huntley cumple cadena perpetua por los asesinatos en 2002 de Holly Wells y Jessica Chapman, de 10 años, en la aldea de Soham, en el sur de Inglaterra.

Huntley, un empleado de la escuela a la que asistían las víctimas, fue atacado en marzo por otro preso.

El ministerio de Justicia confirmó el sábado la demanda de Huntley y dijo que sería "defendida con vigor".

Meses atrás, el entonces secretario de Justicia Jack Straw dijo que el gobierno no tenía "la menor intención" de indemnizar a Huntley.

Huntley ha intentado suicidarse varias veces en la cárcel. En 2005, otro preso le arrojó agua hirviendo.

Fotos: Superior - Ian Huntley; Inferior - Holly Wells y Jessica Chapman.

Sólo cuatro de los quintillizos superan las primeras 24 horas

Continuación de la nota: Una joven guatemalteca da a luz por cesárea a quintillizos, publicada el 29 de julio de 2010 en Wicked Magazine.

GUATEMALA, 30 julio 2010 (PrensaLibre).- Personal de la Unidad de Cuidados Intensivos del Seguro Social vigila permanentemente el estado de salud de los bebés nacidos el 29 de julio último.

Enrique Ruiz, jefe de esa sección, reveló a las 11.30 horas que a los quintillizos —tres niñas y dos niños—, hijos de Norma Adela Herrera, de 24 años, y Derly Escobar Anzueto, 28, se les suministró oxígeno a presión, como medida preventiva para evitar insuficiencia respiratoria, después de su nacimiento.
De acuerdo con el médico, cada uno reacciona de manera diferente, y por ello, a tres se les retiró el oxígeno y se les colocó en una cámara cefálica —un mecanismo que enriquece de oxígeno el área donde permanecen, mientras ellos respiran—.
Añadió que los otros dos habían sido entubados, para que pudieran respirar. Uno de ellos fue el que falleció ayer por la tarde. Para el bebé sobreviviente, las próximas 72 horas son vitales para su recuperación, afirmó Ruiz.
Los bebés permanecerán bajo vigilancia médica hasta que su condición física y de salud les permita abandonar el hospital.
“No son tres, son cinco”
Por la mañana, afuera del Hospital de Gineco-Obstetricia del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, familiares de la pareja, originarios de La Mesilla, Huehuetenango, esperaban noticias de los pequeños.
Carlos Humberto Escobedo, de 19 años, esposo de una de las hermanas de Escobar, contó cómo el 14 de junio salieron de La Mesilla hacia la capital, donde Norma Adela iba a ser evaluada como parte del examen médico.
“Fue la época de Ágatha, y estaba lloviendo. Como su estado era delicado, tenía que conducir con cuidado. Nos topamos con derrumbes, largas filas en las carreteras; fueron casi 11 horas de camino”, dijo.
Melvin Adalberto Villatoro, 24, familiar de la pareja, relató que cuando la madre cumplió tres meses de embarazo, el médico de Huehuetenango anunció que serían tres niños.
Un mes más tarde, la noticia era otra. Les pidió disculpas, porque se había equivocado. Ellos dijeron: “Es uno; son dos”. “No”, les respondió el médico, “son cinco”.
“No me siento”
El padre de los bebés esperaba que los médicos le autorizaran el ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos. “¿Cómo me siento? No me siento. Son mis primeros bebés, y para nosotros ha sido una gran travesía. He pedido mucho a Dios, porque Él es el de todo, y ahora estoy feliz”, expresó.
Agradeció el apoyo de su familia, de su suegra Thelma Martínez y de Ronald Villatoro.
Por ahora, Escobar Anzueto tiene pendiente la compra de cunas, ropa, pañales y otros enseres para los bebés.
En ese momento, los cinco bebés estaban vivos.

Video: www.media.nuestrodiario.com