Google+ 01/27/09 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

martes, 27 de enero de 2009

Prohíbe ciudad Toscana restaurantes no italianos

ROMA, 27 enero 2009 (EFE).- Lucca, una ciudad de la Toscana (centro de Italia), prohibirá que se abran restaurantes "étnicos" en su centro histórico con el fin de "salvaguardar la tradición culinaria" de la región, informó hoy la prensa local.

Así se desprende de un reglamento municipal aprobado el pasado jueves, 22 de enero, por el Ayuntamiento de esta localidad italiana para bares y restaurantes, en el que además se especifica que, al menos uno de los platos del menú deberá ser típico de Lucca y preparado exclusivamente con productos de la provincia.

También se reclama que los locales respeten la tradición "arquitectónica, estructural, cultural, histórica y decorativa" regional, para lo que se incluyen en el reglamento indicaciones como que se disponga de "sillas de madera y decoración elegante y señorial, también en los detalles".

Las normas del consistorio de Lucca se refieren incluso al personal de servicio, que deberá llevar uniformes "elegantes" y tener "conocimientos de lengua inglesa".

Asimismo, esta norma dispone que serán los propietarios de los locales quienes vigilen que sus clientes no consuman en la calle, "creando, con este comportamiento, aglomeraciones de personas que obstaculicen el normal discurrir del tráfico de vehículos y peatones"

Y que además "impidan el descanso de los ciudadanos en horas nocturnas" y "den origen a peleas e incidentes u obstruyan el acceso a las viviendas".

También será responsabilidad del titular del local que los clientes no se sienten en los escalones de monumentos, lugares de culto o de interés histórico-artístico, o en áreas públicas en general.

mzr

La obesidad se contagia, según expertos de EU

LONDRES, 27 enero 2009 (EFE).- La obesidad puede contraerse a través de un virus igual que el resfriado común, según científicos estadounidenses citados por la BBC, aunque expertos británicos ponen en tela de juicio esa correlación.

Un equipo de expertos del Pennington Biomedical Research Centre, de Luisiana, cree que el adenovirus, altamente infeccioso, que puede contagiarse a través de la tos o las manos sucias, hace que se multipliquen las células adiposas.

Los científicos norteamericanos descubrieron que los pollos y ratones de laboratorio infectados por ese virus engordaban mucho más rápidamente que los animales no contagiados aunque ingiriesen la misma cantidad de comida.

Los estudios llevados a cabo en humanos indican que casi un tercio de los adultos obesos tienen ese virus frente a 11% de los individuos que no sufre sobrepeso.

“El virus entra en los pulmones y se propaga rápidamente por el cuerpo. Viaja a varios órganos y tejidos como el hígado, los riñones, el cerebro y el tejido adiposo”, declaró el director del equipo, Mikhil Dhurandhar a la BBC.

“Cuando el virus llega al tejido adiposo, se replica, produce más copias de sí mismo, proceso que a su vez aumenta el número de nuevas células adiposas, lo que puede explicar la expansión de ese tejido” en el cuerpo, señaló el profesor Dhurandhar.

Según el citado científico, ese tipo de efectos del virus continúan mucho tiempo después de que los infectados por el mismo se hayan recuperado de su resfriado.

El experto reconoció que hay otras razones por las que las personas pueden sufrir sobrepeso, por lo que “no tiene sentido evitar a los gordos para prevenir la infección” de obesidad.

Dhurandhar predijo que en cinco o diez años puede haber una vacuna contra ese virus.

Sin embargo, según el doctor Ian Campbell, director médico de la organización contra la obesidad “Weight Concern”, “un virus no puede ser razón suficiente para que tengamos una epidemia de obesidad”.

“Hay muchos otros factores —agregó— como el hecho de que ingerimos muchas más calorías de las que gastamos, o el de vivir vidas sedentarias. No creo que nuestros hábitos dietéticos sean consecuencia de una infección vírica: todo es consecuencia de la expansión de las empresas que producen alimentos malsanos”.

La semana pasada se dio a conocer en Chicago que los usuarios de Alli, el primer fármaco para perder peso aprobado para venderse sin receta médica en Estados Unidos, están encontrando lo que durante todo el tiempo sospecharon: las píldoras no son un sustituto mágico de la dieta y ejercicios.

Donald Hensrud, especialista en control de peso en la Mayo Clinic, señaló que que los efectos secundarios gastrointestinales son exagerados, pero agregó que el efecto planeado “también es sobrevalorado”, pues las personas que tomaron el fármaco Alli —de GlaxoSmithKline, una versión menos concentrada de Xenical del laboratorio Roche— después de un año sólo perdieron 1.8 kilos más que el grupo placebo.

Las personas que tomaron Xenical, la versión más fuerte que se vende sólo con receta, perdieron en promedio después de un año 2.2 a 3.2 kilos más en comparación con aquellos que tomaron un placebo.

¿Eres impopular?, es culpa de tus genes

BOSTON, 27 de enero de 2009 (EFE).- Los genes determinan, en parte, la posición del ser humano en la red social, así como su popularidad y la probabilidad de establecer conexiones con otras personas, según una investigación de las universidades de Harvard y de California (EU).

Los responsables del estudio, que publican hoy sus resultados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, aseguran que existe una relación entre la herencia genética y la formación y estructura de los grupos sociales.

“Nuestra posición particular en unas redes sociales amplias tiene una base genética. De hecho, el bello y complicado patrón de la conexión humana depende en gran medida de nuestros genes”, explica el investigador Nicholas Christakis.

Más allá de la influencia del ADN en la personalidad, este equipo científico sostiene que la estructura y la formación del grupo social de un individuo dependen, en cierta forma, de su herencia genética.

La popularidad de una persona (o el número de veces que se refieren a ella como amiga), y la tendencia a estar en el centro de un grupo son características que pueden ir en los genes.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron las redes sociales de 550 parejas de hermanos gemelos (genéticamente idénticos) y mellizos.

Las estructuras sociales de las que formaban parte los gemelos eran mucho más parecidas que aquellas a las que pertenecían los mellizos.

Los científicos afirman que existe una explicación evolutiva para esa influencia genética: si un germen peligroso se propagaba por una comunidad, los individuos que no fueran el alma de la fiesta tendrían menos probabilidad de contagiarse porque establecían menos contactos con otras personas y, por tanto, su exposición al patógeno era menor.

Por contra, los individuos del centro de la red social podían obtener otro tipo de beneficios como conseguir información privilegiada sobre la fuente de alimentos que le daba sustento. “Puede ser que la selección natural esté actuando no sólo en cuestiones relativas a si resistimos o no un resfriado, sino también en aquellas que se refieren a con quién vamos a establecer contacto”, apunta el investigador James Fowler, quien considera que los genes y los grupos sociales están relacionados con la salud.

Un argelino muere tras haber vivido seis años con unas tijeras en su vientre

ARGEL, 27 enero 2009 (EFE).- Un hombre argelino de 53 años, comisario de Policía, murió este lunes después de haber vivido durante seis años con un par de tijeras en su vientre que los médicos habían olvidado tras una intervención quirúrgica.

Según informó hoy la familia del fallecido al diario Le Quotidien d'Oran, el comisario, con iniciales B.M., fue sometido en 2002 a una operación en un hospital de la localidad de Sidi Belabés, en el oeste del país.

El cirujano que le operó olvidó las tijeras empleadas en la intervención en el interior del paciente y le volvió a coser sin percatarse de ello.

Hace unas semanas, B.M. se sometió a unos análisis clínicos y los médicos descubrieron con gran sorpresa las tijeras en su abdomen, por lo que tuvieron que practicarle una nueva operación para extraérselas en el hospital de Ain Tedles, pequeña localidad igualmente del oeste argelino.

El estado de salud del comisario se deterioró al poco tiempo y tuvo que ser trasladado al hospital de Orán, donde falleció al cabo de dos semanas.