Google+ Hallan un vestido de seda de siglo XVII enterrado cerca de la isla de Texel ~ Wicked Magazine

jueves, 14 de abril de 2016

Hallan un vestido de seda de siglo XVII enterrado cerca de la isla de Texel


BRUSELAS, 14 abril 2016 (EFE).- Un vestido de seda del siglo XVII que se conserva en muy buen estado, junto con otras prendas de ropa y objetos encontrados en la arena en las proximidades de la isla holandesa de Texel, se exhiben desde hoy y hasta el próximo 16 de mayo en el museo marítimo de Kaap Skil, en esa localidad.
Los expertos, que aseguran que se trata de uno de los mayores hallazgos marítimos hasta la fecha en Holanda, creen que el vestido perteneció a una mujer noble, posiblemente de la realeza, y que cayó al agua junto con el resto de los objetos tras un naufragio, explica el museo en su página web.

El vestido, que se encontraba enterrado en la arena bajo las aguas del mar de Wadden, luce un estampado de flores realizado con seda de Damasco y, según los expertos, probablemente era de uso diario, porque no lleva bordados de plata ni de oro, según un comunicado del museo.

Otras prendas encontradas incluyen chaquetas y medias con ricos bordados, todas de un tamaño similar, lo que hace pensar que pertenecieron a la misma mujer.

También se halló un objeto de cerámica de Italia y botes de fragancias de Grecia y Turquía, así como algún cepillo, y libros.

Según el museo, el hallazgo incluye una cubierta de libro de cuero con el escudo de armas del rey Carlos I de Inglaterra, lo que podría evidenciar que al menos parte del cargamento del buque naufragado pertenecía a la familia real británica.

El museo recuerda que en el siglo XVII se produjeron cientos de naufragios en la costa de Texel y asegura que bajo la arena los restos se conservan bien.

La exposición temporal "Garde Robe", estrenada hoy, se prolongará hasta el próximo 16 de mayo, tras lo cual los objetos que forman parte de la misma serán trasladados a la Casa Hilde, un centro arqueológico en el norte de los Países Bajos, donde serán analizados.

Según el museo, el hecho de haber encontrado tantos objetos juntos convierte el hallazgo en uno de los más importantes para Holanda, y ofrecerá importantes detalles sobre la vida y el trabajo en la época, las relaciones comerciales y otros aspectos.