Google+ marzo 2016 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

jueves, 31 de marzo de 2016

Cómo Hackear una Elección



NUEVA YORK, 31 marzo 2016 (Bloomberg Businessweek).- Justo antes de la medianoche Enrique Peña Nieto anunció su victoria como el nuevo presidente electo de México. Peña Nieto era abogado y millonario, proveniente de una familia de alcaldes y gobernadores. Su esposa era actriz de telenovelas. Lucía radiante mientras era cubierto de confeti rojo, verde y blanco en la sede central del Partido Revolucionario Institucional, o PRI, el cual había gobernado por más de 70 años antes de ser destronado en el 2000. Al devolver el poder al PRI en aquella noche de julio de 2012 Peña Nieto prometió disminuir la violencia ligada al narcotráfico, luchar contra la corrupción y dar inicio a una era más transparente en la política mexicana.


A dos mil millas de distancia (3.200 kilómetros), en un departamento en el lujoso barrio de Chicó Navarra en Bogotá, Andrés Sepúlveda estaba sentado frente a seis pantallas de computadores. Sepúlveda es colombiano, de constitución robusta, con cabeza rapada, perilla y un tatuaje de un código QR con una clave de cifrado en la parte de atrás de su cabeza. En su nuca están escritas las palabras “” y “”, una encima de la otra, en una oscura alusión a la codificación. Sepúlveda observaba una transmisión en directo de la celebración de la victoria de Peña Nieto, a la espera de un comunicado oficial sobre los resultados.

Cuando Peña Nieto ganó Sepúlveda comenzó a destruir evidencia. Perforó agujeros en memorias USB, discos duros y teléfonos móviles, calcinó sus circuitos en un microondas y luego los hizo pedazos con un martillo. Trituró documentos y los tiró por el excusado, junto con borrar servidores alquilados de forma anónima en Rusia y Ucrania mediante el uso de Bitcoins. Desbarataba la historia secreta de una de las campañas más sucias de Latinoamérica en los últimos años.

Sepúlveda, de 31 años, dice haber viajado durante ocho años a través del continente manipulando las principales campañas políticas. Con un presupuesto de US$600.000, el trabajo realizado para la campaña de Peña Nieto fue por lejos el más complejo. Encabezó un equipo de seis hackers que robaron estrategias de campaña, manipularon redes sociales para crear falsos sentimientos de entusiasmo y escarnio e instaló spyware en sedes de campaña de la oposición, todo con el fin de ayudar a Peña Nieto, candidato de centro derecha, a obtener una victoria. En aquella noche de julio, destapó botella tras botella de cerveza Colón Negra a modo de celebración. Como de costumbre en una noche de elecciones, estaba solo.

La carrera de Sepúlveda comenzó en 2005, y sus primeros fueron trabajos fueron menores - consistían principalmente en modificar sitios web de campañas y violar bases de datos de opositores con información sobre sus donantes. Con el pasar de los años reunió equipos que espiaban, robaban y difamaban en representación de campañas presidenciales dentro de Latinoamérica. Sus servicios no eran baratos, pero el espectro era amplio. Por US$12.000 al mes, un cliente contrataba a un equipo que podía hackear teléfonos inteligentes, falsificar y clonar sitios web y enviar correos electrónicos y mensajes de texto masivos. El paquete prémium, a un costo de US$20.000 mensuales, también incluía una amplia gama de intercepción digital, ataque, decodificación y defensa. Los trabajos eran cuidadosamente blanqueados a través de múltiples intermediarios y asesores. Sepúlveda señala que es posible que muchos de los candidatos que ayudó no estuvieran al tanto de su función. Sólo conoció a unos pocos.

Sus equipos trabajaron en elecciones presidenciales en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela. Las campañas mencionadas en esta historia fueron contactadas a través de ex y actuales voceros; ninguna salvo el PRI de México y el Partido de Avanzada Nacional de Guatemala quiso hacer declaraciones.

De niño, fue testigo de la violencia de las guerrillas marxistas de Colombia. De adulto se unió a derecha que emergía en Latinoamérica. Creía que sus actividades como hacker no eran más diabólicas que las tácticas de aquellos a quienes se oponía, como Hugo Chávez y Daniel Ortega.

Muchos de los esfuerzos de Sepúlveda no rindieron frutos, pero tiene suficientes victorias como para decir que ha influenciado la dirección política de América Latina moderna tanto como cualquier otra persona en el siglo XXI. "Mi trabajo era hacer acciones de guerra sucia y operaciones psicológicas, propaganda negra, rumores, en fin, toda la parte oscura de la política que nadie sabe que existe pero que todos ven", dice sentado en una pequeña mesa de plástico en un patio exterior ubicado en lo profundo de las oficinas sumamente resguardadas de la Fiscalía General de Colombia. Actualmente, cumple una condena de 10 años por los delitos de uso de software malicioso, conspirar para delinquir, violación de datos y espionaje conectados al hackeo de las elecciones de Colombia de 2014. Accedió a contar su versión completa de los hechos por primera vez con la esperanza de convencer al público de que se ha rehabilitado y obtener respaldo para la reducción de su condena.

Generalmente, señala, estaba en la nómina de Juan José Rendón, un asesor político que reside en Miami y que ha sido catalogado como el Karl Rove de Latinoamérica. Rendón niega haber utilizado a Sepúlveda para cualquier acto ilegal y refuta de forma categórica la versión que Sepúlveda entregó a Bloomberg Businessweek sobre su relación, pero admite conocerlo y haberlo contratado para el diseño de sitios webs. "Si hablé con él puede haber sido una o dos veces, en una sesión grupal sobre eso, sobre el sitio web", declara. “En ningún caso hago cosas ilegales. Hay campañas negativas. No les gusta, de acuerdo. Pero si es legal lo haré. No soy un santo, pero tampoco soy un criminal" (Destaca que pese a todos los enemigos que ha acumulado con el transcurso de los años debido a su trabajo en campañas, nunca se ha visto enfrentado a ningún cargo criminal). A pesar de que la política de Sepúlveda era destruir todos los datos al culminar un trabajo, dejó algunos documentos con miembros de su equipo de hackers y otros personas de confianza a modo de “póliza de seguro” secreta.

Sepúlveda proporcionó a Bloomberg Businessweek correos electrónicos que según él muestran conversaciones entre él, Rendón, y la consultora de Rendón acerca del hackeo y el progreso de ciberataques relacionados a campañas. Rendón señala que los correos electrónicos son falsos. Un análisis llevado a cabo por una empresa de seguridad informática independiente demostró que un muestreo de los correos electrónicos que examinaron parecen ser auténticos. Algunas de las descripciones de Sepúlveda sobre sus actividades concuerdan con relatos publicados de eventos durante varias campañas electorales, pero otros detalles no pudieron ser verificados de forma independiente. Una persona que trabajó en la campaña en México y que pidió mantener su nombre en reserva por temor a su seguridad, confirmó en gran parte la versión de Sepúlveda sobre su función y la de Rendón en dicha elección.


Sepúlveda dice que en España le ofrecieron varios trabajos políticos que habría rechazado por estar demasiado ocupado. Al preguntarle si la campaña presidencial de EEUU está siendo alterada, su respuesta es inequívoca. “Estoy cien por ciento seguro de que lo está”, afirma.

Sepúlveda creció en medio de la pobreza en Bucaramanga, ocho horas al norte de Bogotá en auto. Su madre era secretaria. Su padre era activista y ayudaba a agricultores a buscar mejores productos para cultivar que la coca, por lo que la familia se mudó constantemente debido a las amenazas de muerte de narcotraficantes. Sus padres se divorciaron y a los 15 años, tras reprobar en la escuela, se mudó donde su padre en Bogotá y utilizó un computador por primera vez. Más tarde se inscribió en una escuela local de tecnología y a través de un amigo que conoció ahí aprendió a programar.

En 2005, el hermano mayor de Sepúlveda, publicista, ayudaba en las campañas parlamentarias de un partido alineado con el entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe. Uribe era uno de los héroes de los hermanos, un aliado de Estados Unidos que fortaleció al ejército para luchar contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Durante una visita a la sede del partido, Sepúlveda sacó su computador portátil y comenzó a analizar la red inalámbrica del recinto. Con facilidad interceptó el computador de Rendón, el estratega del partido, y descargó la agenda de Uribe y sus próximos discursos. Sepúlveda señala que Rendón se puso furioso y lo contrató ahí mismo. Rendón dice que esto nunca ocurrió.

Durante décadas, las elecciones en Latinoamérica fueron manipuladas y no ganadas, y los métodos eran bastante directos. Los encargados locales de adulterar elecciones repartían desde pequeños electrodomésticos a dinero en efectivo a cambio de votos. Sin embargo, en la década de 1990 reformas electorales se extendieron por la región. Los votantes recibieron tarjetas de identificación imposibles de falsificar y entidades apartidistas se hicieron cargo de las elecciones en varios países. La campaña electoral moderna, o al menos una versión con la cual Norteamérica estaba familiarizada, había llegado a Latinoamérica.

Rendón ya había lanzado una exitosa carrera que según sus críticos - y más de una demanda - estaba basada en el uso de trucos sucios y la divulgación de rumores. (En 2014, Carlos Mauricio Funes, el entonces presidente de El Salvador, acusó a Rendón de orquestar campañas de guerra sucia dentro de Latinoamérica. Rendón lo demandó en Florida por difamación, pero la corte desestimó el caso señalando que no se podía demandar a Funes por sus actos oficiales). Hijo de activistas a favor de la democracia, estudió sicología y trabajó en publicidad antes de asesorar a candidatos presidenciales en su país natal, Venezuela. Después de acusar en 2004 al entonces presidente Hugo Chávez de fraude electoral, dejó el país y nunca regresó.

Sepúlveda dice que su primer trabajo como hacker consistió en infiltrar el sitio web de un rival de Uribe, robar una base de dato de correos electrónicos y enviar correos masivos a los usuarios con información falsa. Recibió US$15.000 en efectivo por un mes de trabajo, cinco veces más de lo que ganaba en su trabajo anterior como diseñador de sitios web.

Rendón, que era dueño de una flota de automóviles de lujo, usaba relojes ostentosos y gastaba miles de dólares en trajes a medida, deslumbró a Sepúlveda. Al igual que Sepúlveda, Rendón era un perfeccionista. Esperaba que sus empleados llegaran a trabajar temprano y se fueran tarde. "Era muy joven, hacía lo que me gustaba, me pagaban bien y viajaba, era el trabajo perfecto". Pero más que cualquier otra cosa, sus políticas de derecha coincidían. Sepúlveda señala que veía a Rendón como un genio y mentor. Budista devoto y practicante de artes marciales, según su propio sitio web, Rendón cultivaba una imagen de misterio y peligro, vistiendo solo ropa negra en público e incluso utilizando de vez en cuando la vestimenta de un samurái. En su sitio web se denomina el estratega político “mejor pagado, más temido y también el más solicitado y eficiente”. Sepúlveda sería en parte responsable de aquello.

Rendón, indica Sepúlveda, se dio cuenta de que los hackers podían integrarse completamente en una operación política moderna, llevando a cabo ataques publicitarios, investigando a la oposición y hallando maneras de suprimir la participación de un adversario. En cuanto a Sepúlveda, su aporte era entender que los votantes confiaban más en lo que creían eran manifestaciones espontáneas de personas reales en redes sociales que en los expertos que aparecían en televisión o periódicos. Sabía que era posible falsificar cuentas y crear tendencias en redes sociales, todo a un precio relativamente bajo. Escribió un software, llamado ahora Depredador de Redes Sociales, para administrar y dirigir un ejército virtual de cuentas falsas de Twitter. El software le permitía cambiar rápidamente nombres, fotos de perfil y biografías para adaptarse a cualquier circunstancia. Con el transcurso del tiempo descubrió que manipular la opinión pública era tan fácil como mover las piezas en una tablero de ajedrez, o en sus palabras, “pero también cuando me di cuenta que las personas creen más a lo que dice Internet que a la realidad, descubrí que 'tenía el poder' de hacer creer a la gente casi cualquier cosa".

Según Sepúlveda, recibía su sueldo en efectivo, la mitad por adelantado. Cuando viajaba empleaba un pasaporte falso y se hospedaba solo en un hotel, lejos de los miembros de la campaña. Nadie podía ingresar a su habitación con un teléfono inteligente o cámara fotográfica.

La mayoría de los trabajos eran acordados en persona. Rendón entregaba a Sepúlveda una hoja con nombres de objetivos, correos electrónicos y teléfonos. Sepúlveda llevaba la hoja a su hotel, ingresaba los datos en un archive encriptado y luego quemaba el papel o lo tiraba por el excusado. Si Rendón necesitaba enviar un correo electrónico, empleaba lenguaje codificado. “Dar caricias” significaba atacar; “escuchar música” significaba interceptar las llamadas telefónicas de un objetivo.

Rendón y Sepúlveda procuraron no ser vistos juntos. Se comunicaban a través de teléfonos encriptados que reemplazaban cada dos meses. Sepúlveda señala que enviaba informes de avance diarios y reportes de inteligencia desde cuentas de correo electrónico desechable a un intermediario en la firma de consultoría de Rendón.

Cada trabajo culminaba con una secuencia de destrucción específica, codificada por colores. El día de las elecciones, Sepúlveda destruía todos los datos clasificados como “rojos”. Aquellos eran archivos que podían enviarlo a prisión a él y a quienes hubiesen estado en contacto con ellos: llamadas telefónicos y correos electrónicos interceptados, listas de víctimas de piratería informática e informes confidenciales que preparaba para las campañas. Todos los teléfonos, discos duros, memorias USB y servidores informáticos eran destruidos físicamente. Información "amarilla" menos sensible - agendas de viaje, planillas salariales, planes de recaudación de fondos - se guardaban en un dispositivo de memoria encriptado que se le entregaba a las campañas para una revisión final. Una semana después, también sería destruido.

Para la mayoría de los trabajos Sepúlveda reunía a un equipo y operaba desde casas y departamentos alquilados en Bogotá. Tenía un grupo de 7 a 15 hackers que iban rotando y que provenían de distintas partes de Latinoamérica, aprovechando las diferentes especialidades de la región. En su opinión, lo brasileños desarrollan el mejor malware. Los venezolanos y ecuatorianos son expertos en escanear sistemas y software para detectar vulnerabilidades. Los argentinos son artistas cuando se trata de interceptar teléfonos celulares. Los mexicanos son en su mayoría hackers expertos pero hablan demasiado. Sepúlveda sólo acudía a ellos en emergencias.

Estos trabajos demoraban desde un par de días a varios meses. En Honduras, Sepúlveda defendió el sistema computacional y comunicacional del candidato presidencial Porfirio Lobo Sosa de hackers empleados por sus opositores. En Guatemala, interceptó digitalmente datos de seis personajes del ámbito de la política y los negocios y dice que entregó la información a Rendón en memorias USB encriptadas que dejaba en puntos de entrega secretos. (Sepúlveda dice que este fue un trabajo pequeño para un cliente de Rendón ligado al derechista Partido de Avanzada Nacional (PAN). El PAN señala que nunca contrato a Rendón y dice no estar al tanto de ninguna de las actividades que relata Sepúlveda). En Nicaragua en 2011, Sepúlveda atacó a Ortega, quien se presentaba a su tercer período presidencial. En una de las pocas ocasiones en las que trabajó para otro cliente y no para Rendón, infiltró la cuenta de correo electrónico de Rosario Murillo, esposa de Ortega y principal vocera de comunicación del gobierno, y robó un caudal de secretos personales y gubernamentales.

En Venezuela en 2012, impulsado por su aversión a Chávez, el equipo dejó de lado su precaución habitual. Durante la campaña de Chávez para postular a un cuarto período presidencial, Sepúlveda publicó un video de YouTube anónimo en el que hurgaba en el correo electrónico de una de las personas más poderosas de Venezuela, Diosdado Cabello, en ese entonces presidente de la Asamblea Nacional. También salió de su estrecho círculo de hackers de confianza y movilizó a Anonymous, el grupo de hackers activistas, para atacar el sitio web de Chávez.

Trabajo Sucio

Colombia
Apoyó la reelección de Álvaro Uribe como presidente, 2006; Elecciones parlamentarias, 2006; campaña fallida de Óscar Iván Zuluaga a la presidencia, en las elecciones de 2014

Alvaro Uribe
Honduras
Apoyó a Porfirio Lobo Sosa, elegido presidente en 2009

Porfirio Lobo Sosa
Nicaragua
En contra de Daniel Ortega en 2011

Mexico
Brindó apoyo a Enrique Peña Nieto durante un período de tres años

Venezuela
En contra de Chávez y Maduro en 2012 y 2013

Costa Rica
Respaldó a Johnny Araya, candidato presidencial fallido para el Partido de Liberación Nacional de centro izquierda en las elecciones de 2014

Panamá
Apoyó a Juan Carlos Navarro, candidato presidencial para el Partido Revolucionario Democrático de centro izquierda en las elecciones de 2014.

Juan Carlos Navarro
Tras el ataque de Sepúlveda a la cuenta de Twitter de Cabello, Rendón lo habría felicitado. “Eres noticia :)” escribió en un correo electrónico el 9 de septiembre de 2012 adjunto un enlace a una historia sobre la falla de seguridad. Sepúlveda proporcionó pantallazos de decenas de correos electrónicos y varios de los correos originales escritos en jerga hacker (“Owned!”, decía un correo, haciendo referencia al hecho de haber comprometido la seguridad de un sistema), que muestran que durante noviembre de 2011 y septiembre de 2012 Sepúlveda envió largas listas de sitios gubernamentales que había infiltrado para varias campañas a un alto miembro de la empresa de asesoría de Rendón. Dos semanas antes de la elección presidencial en Venezuela, Sepúlveda envió pantallazos mostrando cómo había infiltrado el sitio web de Chávez y cómo podía activarlo y desactivarlo a voluntad.

Chávez ganó las elecciones pero murió de cáncer cinco meses después, lo que llevó a realizar una elección extraordinaria en la que Nicolás Maduro fue electo presidente. Un día antes que Maduro proclamara su victoria, Sepúlveda hackeó su cuenta de Twitter y publicó denuncias de fraude electoral. El gobierno Venezolano culpó a “hackeos conspiradores del exterior” y deshabilitó internet en todo el país durante 20 minutos.

En México, el dominio técnico de Sepúlveda y la gran visión de una máquina política despiadada de Rendón confluyeron plenamente, impulsados por los vastos recursos del PRI. Los años bajo el gobierno del presidente Felipe Calderón y el Partido Acción Nacional, PAN) se vieron plagados por una devastadora guerra contra los carteles de drogas, lo que hizo que secuestros, asesinatos en la vía pública y decapitaciones fuesen actos comunes. A medida que se aproximaba el 2012, el PRI ofreció el entusiasmo juvenil de Peña Nieto, quien recién había terminado su período como gobernador.

A Sepúlveda no le agradaba la idea de trabajar en México, un país peligroso para involucrarse en el ámbito público. Pero Rendón lo convenció para realizar viajes breves desde el 2008 y volando frecuentemente en su avión privado. Durante un trabajo en Tabasco, en la sofocante costa del Golfo de México, Sepúlveda hackeó a un jefe político que resultó tener conexiones con un cartel de drogas. Luego que el equipo de seguridad de Rendón tuvo conocimiento de un plan para asesinar a Sepúlveda, este pasó la noche en una camioneta blindada Suburban antes de regresar a Ciudad de México.

En la práctica, México cuenta con tres principales partidos políticos y Peña Nieto enfrentaba tanto a oponentes de derecha como de izquierda. Por la derecha, el PAN había nominado a Josefina Vázquez Mota, la primera candidata del partido a presidenta. Por la izquierda, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), eligió a Andrés Manuel López Obrador, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Las primeras encuestas le daban 20 puntos de ventaja a Peña Nieto, pero sus partidarios no correrían riesgos. El equipo de Sepúlveda instaló malware en enrutadores en el comando del candidato del PRD, lo que le permitió interceptor los teléfonos y computadores de cualquier persona que utilizara la red, incluyendo al candidato. Realizó acciones similares contra Vázquez Mota del PAN. Cuando los equipos de los candidatos preparaban discursos políticos, Sepúlveda tenía acceso a la información tan pronto como los dedos de quien escribía el discurso tocaban el teclado. Sepúlveda tenía conocimiento de las futuras reuniones y programas de campaña antes que los propios miembros de cada equipo.

El dinero no era problema. En una ocasión Sepúlveda gastó US$50,000 en software ruso de alta gama que rápidamente interceptaba teléfonos Apple, BlackBerry y Android. También gastó una importante suma en los mejores perfiles falsos de Twitter, perfiles que habían sido mantenidos al menos un año lo que les daba una pátina de credibilidad.

Sepúlveda administraba miles de perfiles falsos de este tipo y usaba las cuentas para hacer que la discusión girara en torno a temas como el plan de Peña Nieto para poner fin a la violencia relacionada con el tráfico de drogas, inundando las redes sociales con opiniones que usuarios reales replicarían. Para tareas menos matizadas, contaba con un ejército mayor de 30.000 cuentas automatizadas de Twitter que realizaban publicaciones para generar tendencias en la red social. Una de las tendencias en redes sociales a las que dio inicio sembró el pánico al sugerir que mientras más subía López Obrador en las encuestas, más caería el peso. Sepúlveda sabía que lo relativo a la moneda era una gran vulnerabilidad. Lo había leído en una de las notas internas del personal de campaña del propio candidato.

Sepúlveda y su equipo proveían casi cualquier cosa que las artes digitales oscuras podían ofrecer a la campaña de Peña Nieto o a importantes aliados locales. Durante la noche electoral, hizo que computadores llamaran a miles de votantes en el estratégico y competido estado de Jalisco, a las 3:00a.m., con mensajes pregrabados. Las llamadas parecían provenir de la campaña del popular candidato a gobernador de izquierda Enrique Alfaro Ramírez. Esto enfadó a los votantes —esa era la idea— y Alfaro perdió por un estrecho margen. En otra contienda por la gobernación, Sepúlveda creó cuentas falsas en Facebook de hombres homosexuales que decían apoyar a un candidato católico conservador que representaba al PAN, maniobra diseñada para alienar a sus seguidores. “Siempre sospeché que había algo raro”, señaló el candidato Gerardo Priego al enterarse de cómo el equipo de Sepúlveda manipuló las redes sociales en la campaña.

En mayo, Peña Nieto visitó la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México y fue bombardeado con consignas y abucheado por los estudiantes. El desconcertado candidato se retiró junto a sus guardaespaldas a un edificio contiguo, y según algunas publicaciones en medios sociales se escondió en un baño. Las imágenes fueron un desastre. López Obrador repuntó.

El PRI logró recuperarse luego que uno de los asesores de López Obrador fue grabado pidiéndole a un empresario US$6 millones para financiar la campaña de su candidato, que estaba corta de fondos, lo que presuntamente habría violado las leyes mexicanas. Pese a que el hacker dice desconocer el origen de esa grabación en particular, Sepúlveda y su equipo habían interceptado las comunicaciones del asesor Luis Costa Bonino durante meses. (El 2 de febrero de 2012, Rendón le envío tres direcciones de correos electrónicos y un número de celular de Costa Bonino en un correo titulado “Trabajo”). El equipo de Sepúlveda deshabilitó el sitio web personal del asesor y dirigió a periodistas a un sitio clonado. Ahí publicaron lo que parecía ser una extensa defensa escrita por Costa Bonino, que sutilmente planteaba dudas sobre si sus raíces uruguayas violaban las restricciones de México sobre la participación de extranjeros en elecciones. Costa Bonino abandonó la campaña pocos días después. Recientemente señaló que sabía que estaba siendo espiado, solo que no sabía cómo. Son gajes del oficio en Latinoamérica: “Tener un teléfono hackeado por la oposición no es una gran novedad. De hecho, cuando hago campaña, parto del supuesto de que todo lo que hable por teléfono va a ser escuchado por los adversarios”.

La oficina de prensa de Peña Nieto declinó hacer comentarios. Un vocero del PRI dijo que el partido no tiene conocimiento alguno de que Rendón hubiese prestado servicios para la campaña de Peña Nieta o cualquier otra campaña del PRI. Rendón afirma que ha trabajado a nombre de candidatos del PRI en México durante 16 años, desde agosto de 2000 hasta la fecha.

En 2012, el presidente colombiano Juan Manuel Santos, sucesor de Uribe, inesperadamente dio inicio a las conversaciones de paz con las FARC, con la esperanza de poner fin a una guerra de 50 años. Furioso, Uribe, cuyo padre fue asesinado por guerrilleros de la FARC, formó un partido y respaldó a un candidato independiente, Óscar Iván Zuluaga, quien se oponía al diálogo.

Rendón, que trabajaba para Santos, quería que Sepúlveda fuera parte de su equipo, pero este último lo rechazó. Consideró que la disposición de Rendón para trabajar con un candidato que apoyaba un acuerdo de paz con las FARC era una traición y sospechaba que el asesor estaba dejando que el dinero fuera más fuerte que sus principios. Sepúlveda señala que la ideología era su principal motivación, luego venía el dinero, y si su fin hubiera sido enriquecerse, podría haber ganado mucho más hackeando sistemas financieros en vez de elecciones. Por primera vez, decidió oponerse a su mentor.

Sepúlveda se sumó al equipo de la oposición y le reportaba directamente al jefe de campaña de Zuluaga, Luis Alfonso Hoyos. (Zuluaga niega conocimiento alguno del hackeo; Hoyos no pudo ser contactado para dar comentarios). Sepúlveda señala que juntos elaboraron un plan para desacreditar al presidente al mostrar que las guerrillas seguían dedicadas al narcotráfico y la violencia, pese a que hablaban de un acuerdo de paz. Transcurridos algunos meses, Sepúlveda había hackeado los teléfonos y cuentas de correos electrónicos de más de 100 militantes, entre ellos el líder de las FARC Rodrigo Londoño, también conocido como Timochenko. Tras elaborar un grueso archivo sobre las FARC, que incluía evidencia sobre cómo el grupo suprimía los votos de campesinos en zonas rurales, Sepúlveda accedió a acompañar a Hoyos a los estudios de un programa de noticias de TV en Bogotá y presentar la evidencia.

Quizás no fue muy astuto trabajar de forma tan obstinada y pública en contra de un partido en el poder. Un mes después, Sepúlveda fumaba un cigarillo en la terraza de su oficina en Bogotá cuando vio acercarse una caravana de vehículos policiales. Cuarenta agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía de Colombia vestidos de negro allanaron su oficina y lo arrestaron. Sepúlveda dice que su descuido en la estación de TV fue lo que condujo a su arresto. Cree que alguien lo delató. En tribunales, usó un chaleco antibalas y estuvo rodeado de guardias. En la parte trasera del tribunal hombres sostenían fotografías de sus familiares y pasaban sus dedos sobre sus gargantas, simulando cortar sus cuellos, o ponían sus manos sobres sus bocas dando a entender que debían mantener silencio o atenerse a las consecuencias. Abandonado por sus antiguos aliados, terminó por declararse culpable de espionaje, hackeo y otros crímenes a cambio de una sentencia de 10 años.

Tres días después de llegar a la cárcel La Picota en Bogotá, visitó al dentista y fue emboscado por hombres con cuchillos y navajas, pero fue socorrido por los guardias. Una semana más tarde, los guardias lo despertaron y lo sacaron rápidamente de su celda, señalando que tenían información sobre un plan para dispararle con una pistola con silenciador mientras dormía. Luego que la Policía Nacional interceptó llamadas telefónicas que daban cuenta de un nuevo complot, fue enviado a confinamiento solitario en una cárcel de máxima seguridad ubicada en una deteriorada zona del centro de Bogotá. Duerme con una manta antibalas y un chaleco antibalas al lado de su cama, detrás de puertas a prueba de bombas. Guardias van a verlo cada hora. Como parte de su acuerdo con la fiscalía, dice que se ha convertido en testigo del gobierno y ayuda a investigadores a evaluar posibles casos contra el ex candidato Zuluaga y su estratega Hoyos. Las autoridades emitieron una orden para el arresto de Hoyos, pero según informes de la prensa colombiana él escapó a Miami.

Cuando Sepúlveda sale a reuniones con fiscales en el búnker, la sede central de la Fiscalía General de Colombia, viaja en una caravana armada que incluye seis motocicletas que atraviesan la capital a 60 millas por hora y colapsan las señalas de teléfonos celulares a medida que transitan para bloquear el rastreo de sus movimientos o la detonación de bombas a lo largo del camino.

En julio de 2015, Sepúlveda se sentó en un pequeño patio central del Búnker, se sirvió un café de un termo y sacó un paquete de cigarrillos Marlboro. Dice que desea contar su historia porque la gente desconoce el alcance del poder que ejercen los hackers en las elecciones modernas o el conocimiento especializado que se requiere para detenerlos. “Yo trabajé con presidentes, personalidades públicas con mucho poder e hice muchísimas cosas que finalmente, de absolutamente ninguna me arrepiento porque lo hice con plena convicción y bajo un objetivo claro, acabar las dictaduras y los gobiernos socialistas en Latinoamérica", señala. "Yo siempre he dicho que hay dos tipos de política, la que la gente ve y la que realmente hace que las cosas pasen, yo trabajaba en la política que no se ve”.

Sepúlveda dice que se le permite usar un computador y una conexión a internet monitoreada como parte de un acuerdo para ayudar a la Fiscalía a rastrear y alterar a carteles de drogas empelando una versión de su software Depredador de Redes Sociales. El Gobierno no confirmó ni negó que tenga acceso a un computador o el uso que le da a este. Sepúlveda dice que ha modificado el software Depredador de Redes Sociales para contratacar el tipo de sabotaje que solía ser su especialidad, entre otras cosas tapar los muros de Facebook y los feeds de Twitter de los candidatos. Utilizó su software para analizar 700.000 tweets de cuentas de partidarios de ISIS para aprender qué se necesita para ser un buen reclutador de terroristas. Sepúlveda dice que el programa ha podido identificar a reclutadores de ISIS minutos después de haber creado cuentas de Twitter y comenzar a publicar y espera poder compartir la información con Estados Unidos u otros países que luchan contra el grupo islamista. Una firma independiente evaluó muestras del código de Sepúlveda y determinó que eran auténticas y sustancialmente originales.

Las afirmaciones de Sepúlveda respecto a que operaciones de este tipo ocurren en todos los continentes son plausibles, dice David Maynor, quien dirige una compañía de servicios de control de seguridad en Atlanta, llamada Errata Security. Maynor que de vez en cuando recibe solicitudes para trabajos relacionados a campañas electorales. Le han pedido que su compañía obtenga correos electrónicos y otros documentos de los computadores de candidatos, aunque el nombre del cliente final nunca es revelado. “Esas actividades ocurren en Estados Unidos, y ocurren todo el tiempo”, indica.

En una ocasión a Maynor se le pidió robar datos a modo de realizar un control de seguridad. Pero el individuo no pudo demostrar una conexión real con la campaña cuya seguridad deseaba poner a prueba. En otra oportunidad, un posible cliente le encargó un informe detallado sobre cómo rastrear los movimientos de un candidato cambiando el iPhone de un usuario por un dispositivo clonado e interceptado. “Por razones obvias, siempre rechazamos estas solicitudes”, indica que Maynor, quien no quiso nombrar a los candidatos involucrados.

Tres semanas después del arresto de Sepúlveda, Rendón fue obligado a renunciar a la campaña de Santos en medio de acusaciones en la prensa sobre cómo había aceptado US$12 millones de narcotraficantes y se los había entregado al candidato, hecho que él niega.

Según Rendón, funcionarios colombianos lo interrogaron poco tiempo después en Miami, lugar donde reside. Rendón señala que los investigadores colombianos le preguntaron sobre Sepúlveda y les dijo que la participación de Sepúlveda se limitaba al desarrollo de sitios web.

Rendón niega haber trabajado con Sepúlveda de forma significativa. “Él dice que trabajó conmigo en 20 lugares y no, no lo hizo”, afirma Rendón. “nunca le pagué un peso”.

El año pasado, medios colombianos señalaron que según fuentes anónimas Rendón trabajaba para la campaña presidencial de Donald Trump. Rendón dice que los informes son falsos. La campaña se acercó a él, pero los rechazó porque le desagrada Trump. “Según tengo entendido, no estamos familiarizados con este individuo”, señala la vocera de Trump, Hope Hicks. “No había escuchado su nombre, y tampoco lo conocen otros altos miembros de la campaña”. Sin embargo, Rendón dice estar en conversaciones con otra de las principales campañas presidenciales de Estados Unidos - no quiso decir cuál - para comenzar a trabajar con ellos una vez que concluyan las primarias y comiencen las elecciones generales.

Encuentran un escondite secreto en su casa y descubren que había alguien viviendo allí

HOUSTON, 31 marzo 2016 (La voz).- Todos hemos soñado con tener un escondite en casa, un refugio secreto en el que jugar y escaparnos de vez en cuando. Muy pocos niños llegan a poseer uno, y otros lo encuentran en extrañas circunstancias. El usuario de Imgur TwoBiteBrownie de 15 años y su hermano menor, descubrieron un pasadizo oculto tras una estantería. Sorprendidos y muy emocionados, siguieron el camino hasta su interior para explorar la zona.

Lo que comenzó como una divertida aventura se volvió en el escalofriante argumento de una película de terror al descubrir que alguien había estado viviendo tras la pared. “Hace un año que mi familia y yo nos mudamos a esta casa. Sus anteriores dueños la construyeron en el 2000, pero después la vendieron para volver a la India”.

Mientras merendaba un plátano y jugaba con su hermano pequeño, TwoBiteBrownie hizo un insólito descubrimiento.






La estantería de la habitación de sus padres, que siempre habían pensado que estaba empotrada en la pared, escondía un secreto.

“Empujé a mi hermano en broma y él se apoyó en medio de la estantería. Su peso desplazó el canto del mueble que siempre habíamos pensado que formaba parte de la pared”. “Abrimos la estantería y descubrimos una escalera hacia el sótano”. Iluminándose con la linterna del móvil, los chicos decidieron bajar a explorar.

En pijama y con la merienda en la mano, los chicos llegaron abajo donde todo estaba oscuro. Cuando iluminaron con sus móviles, se asustaron al ver una cara y TwoBiteBrownie tiró su plátano hacía la oscuridad.

Tras el susto inicial y sin hacer ruido, los hermanos se organizaron para revisar la habitación. Descubrieron que la cara que medio habían visto era en realidad de unas muñecas. Además encontraron unas mantas en el suelo, diversos objetos y chucherías.

Bajo las mantas descubrieron esta especie de elefante. Una extraña llave que no saben para qué pudiera ser. Y dos muñecas biscuit de estilo francés.

Probablemente de principios de 1900, limpias y bien cuidadas… Pero sin duda, la parte más escalofriante del descubrimiento fueron las chucherías.

“Tras revisar los tesoros, tardamos unos minutos en comprender qué significaba esa basura. Obviando el platano que yo lancé, esos eran parte de los dulces que recogimos en Halloween y que mi hermano y yo guardamos en nuestra habitación. Alguien había estado viviendo en las paredes, moviéndose por la casa cuando no estábamos o peor, cuando estábamos durmiendo. Era demasiado raro, y no sabíamos si podía volver de un momento a otro. Subimos a toda prisa, cerramos la estantería y llamamos por teléfono a nuestros padres, que vinieron corriedo a casa con la policía”.

El atestado policial


Según cuenta el usuario en un mensaje posterior, la policía aconsejó a la familia que durmiera durante unos días en casa de amigos y familiares. Revisaron la habitación y descubrieron ropas en un rincón, así como una salida al exterior.

Aunque tomaron muestras, el ADN no arrojó coincidencias y el polvo acumulado demostraba que, si bien alguien había estado ocasionalmente en el escondite, hacia tiempo que no se presentaba.

La policía cree que es casi imposible descubrir la identidad del “inquilino sorpresa” y recomendaron sellar la entrada exterior y aumentar la seguridad. Por el momento, la familia se encuentra bien y, pasado el susto, se sienten seguros de nuevo en casa. Aunque ahora sí que han revisado la estructura y los planos originales por si la casa guardara más secretos.

Intentó vender a su bebe por Internet.

BRASILIA, 31 marzo 2016 (El Universal).- La Policía Civil de Contagem, en Minas Gerais, investigará el caso del padre que puso a su hijo recién nacido a la venta en un sitio comercial.
Abimael Moreira Calderia Costa, de 24 años, fue detenido el martes después de que el anuncio fue reportado por los usuarios del sitio.

En su testimonio, el padre dijo que era una broma y que no se imaginaba las reacciones que provocaría, sin embargo, las autoridades lo procesarán por dos crímenes definidos en el Estatuto de los Niños y Adolescentes.

Primero, la promesa de entregar al niño a un tercero para un pago o recompensa y someter el menor a la una humillación pública, con penas de hasta seis años de prisión. En un primer momento, la policía cree que la madre del niño no está involucrada en el caso.

Con cinco fotos del menor, Abimael describe al bebé en el sitio de ventas como "hermoso bebé de 10 días de edad, hombre guapo con buena salud en general, comprobada" y propone “acordar el precio de la venta” del niño, al que llamó "una gran inversión."

Al principio, el padre trató de negarlo pero fue confrontado con un mensaje que se encuentra en el correo electrónico de su mujer, que denunció el hecho con capturas de pantalla y se mostró sumamente indignada, de acuerdo con declaraciones del oficial a cargo del caso.

La Policía Civil todavía está investigando las circunstancias del hecho, la participación de los actores y motivaciones Abimael para enviar la oferta, que ya es en sí misma un delito, incluso sin la finalización de la venta.

Las investigaciones sobre el incidente comenzaron la mañana del martes, después de que la Policía Civil recibió quejas de los usuarios de la página OXL, quienes también tomaron capturas de pantalla.
Abimael no estaba en casa en el momento de la búsqueda: se encuentraba en Ibirité en la región metropolitana de Belo Horizonte, por lo que fue llevado a una comisaría de policía local.

Él se atribuyó la responsabilidad por el anuncio después de que las autoridades lo enfrentaron con la evidencia, pero sostuvo que no tiene intención de vender al niño.

La Policía Civil confirmó la identidad del autor con la notificación encontrada en la bandeja de Basura del correo de Fiama Aparecida -email de su esposa- donde se confirma la publicación del anuncio.

También se utilizaron fotos para comprobar que se trataba del menor, también se analizó la ropa que usaba el bebé y que coincidía con las imágenes.

Según Abimael, publicó el anuncio desde el teléfono celular de su mujer, que utiliza a escondidas, por lo que ella de momento no está bajo investigación por las autoridades. El anuncio de la venta fue retirado de la plataforma OLX.

Los tres niños hijos del matrimonio –un recién nacido, un niño de dos años y una niña de cuatro- están bajo la custodia del Consejo de Protección de la Infancia.

Los niños fueron sometidos a un examen médico y no se encontró que sufran abuso.

Fuente: El Universal

miércoles, 30 de marzo de 2016

Causa indignación maltrato a niña por una guía de los Scouts de México

MÉXICO, 30 marzo 2016 (La Jornada).- El miércoles se difundió, en redes sociales, un video donde una mujer, al parecer integrante de la Asociación de Scouts de México, vierte líquidos sobre la cabeza de una niña no mayor de siete años.

Tras la difusión del video, la Asociación Nacional de Scouts de México aseguró que el grupo que aparece en las imágenes no forman parte de su organización. Las autoridades del Estado de México iniciarán una investigación para deslindar responsabilidades.

La presunta "guía", vestida con pantalones cortos, no atiende el llanto de la pequeña. Se ríe, le dice que “no llore” y exhorta a otros niños a que participen en la vejación.

Entrevistado este jueves al respecto, el gobernador mexiquense, Eruviel Avila indicó que ya giró instrucciones a la Procuraduría General del Justicia y al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, ambas del Estado de México, para que inicien las averiguaciones correspondientes.

Por su parte la Asociación de Scouts de México admitió que la mujer sí pertenece a la agrupación, pero aseguró en un comunicado de prensa firmado por José Luis Cárdenas Cortés, que “los niños que aparecen” en el video “no son miembros” de su organización.

Las imágenes fueron grabadas, supuestamente, en el parque Remedios del municipio de Naucalpan.



En una supuesta novatada, una niña scout es agredida por sus compañeros, quienes incitados por su guía, vacían refresco embotellado en la cabeza de la menor, quien llora de manera inmediata. / Quadratrín México

Fuente: La Jornada

Ver noticias relacionadas publicadas en Wicked Magazine

Una enfermera pierde su licencia por enviar la foto del pene de un paciente inconsciente a través de Snapchat

NUEVA YORK, 30 marzo 2016 (WTB).- Kristen Johnson no ha podido meter más la pata en su corta carrera profesional. Esta ex enfermera de 27 años de edad ha admitido que fotografió el pene de un paciente que se encontraba inconsciente y envió la imagen a sus amigas a través de Snapchat. Esta app permite compartir con amigos y seguidores fotos y vídeos que luego se autodestruyen a los pocos segundos.

Foto: Onondaga County Sheriff’s Office
La joven debió pensar que sus fechorías no iban a ser descubiertas gracias a esta función de autoborrado, pero se equivocaba. El pasado mes de mayo fue detenida después de una investigación que duró nueve meses.

Johnson, que trabajaba en el hospital Upstate University de Syracuse no solo compartió imágenes de las partes nobles de las personas a las que se supone estaba cuidando, sino que también grabó a una compañera limpiando la sangre de una mujer discapacitada.

Aunque en un principio Kristen solo compartía este tipo de contenidos con amigas y compañeras de su universidad, poco a poco se fue creciendo y añadió en Snapchat a sus colegas de trabajo, que en vez de reírle las gracias decidieron denunciarla a la gerencia del centro.

En un primer momento, las autoridades acusaron a la mujer de dos delitos de humillación a personas incapacitadas en segundo grado y otro delito por difusión de imágenes personales, según informa la cadena de televisión WRGB. Pero al declararse culpable de los hechos, solo ha sido condenada por el último delito.

Como parte del acuerdo judicial al que ha llegado su abogado, Kristen Johnson ha tenido que entregar su licencia de enfermera y deberá pasar tres años en libertad vigilada. Si durante este periodo de tiempo comete un delito, irá a prisión, según informa el Washington Post.

William Fitzpatrick, el fiscal del caso, asegura en el mismo medio que “aunque parezca mentira, la difusión sin permiso de las partes íntimas de una persona es delito, y debe ser castigado”. Toda una advertencia para la generación Snapchat, acostumbrada a enviar material íntimo sin reflexionar mucho sobre si es adecuado o legal.

Fuentes: WTB y Washington Post

martes, 29 de marzo de 2016

El abogado que pagó por el concierto de los Rolling Stones en La Habana



MIAMI, 29 marzo 2016 (Miami Herald).- Gregory Elias terminó de hacer su proposición, hizo una pausa y esperó escuchar el bip-bip-bip que señalaría que la persona en el otro extremo de la línea telefónica —Jayne Smyth, gerente de los Rolling Stones —había colgado tras darse cuenta de que él estaba loco. En el mejor de los casos, pensó, recibiría una respuesta a grito pelado que le revelaría qué parte de su propuesta era la más insensata: que los Rolling Stones dieran un concierto en Cuba (donde no hace tanto escuchar música rock era una ofensa castigada con la cárcel) o que lo hicieran gratis.

En lugar de eso, hubo una larga pausa. “Bueno, esta es ciertamente una propuesta única”, respondió finalmente Smyth. “Déjeme llamarle en otro momento”.

Esa conversación del 13 de noviembre pasado, aparentemente poco propicia y ligeramente extraña, resultó ser el comienzo de una complicada negociación transatlántica que acabaría llevando al grupo de rock más venerable (y más rico) del mundo a La Habana comunista la semana pasada para un concierto gratis que atrajo, según algunos cálculos, a más de un millón de aficionados.

Elias, adinerado abogado corporativo de Curazao que financió el concierto por medio de su fideicomiso con fines caritativos, todavía no puede creer que su llamada a los Rolling Stones funcionara. “Es decir, ¿quién soy yo, por Dios?” dijo el martes, recordando la conversación. “Yo no esperaba que ella me llamara de nuevo. Pero 24 horas más tarde ella lo hizo. Y estaban de acuerdo”. Los intentos por llegar a Smyth para que comentara al respecto fueron infructuosos.

Debido a que el concierto se llevó a cabo la misma semana que tenía lugar la histórica visita a Cuba del presidente Obama, la primera por parte de un presidente estadounidense desde 1928, muchos han supuesto que el momento y preparación de la misma estuvo relacionado de algún modo. Pero Elias afirma que todo fue una coincidencia provocada por su lectura de la noticia de que los Rolling Stones empezarían una gira de cinco semanas por Latinoamérica a principios de febrero.

Su pasión, típica de la generación de postguerra, por los grandes festivales de música rock como Woodstock, y su conocimiento de que funcionarios cubanos estaban ya en búsqueda de intercambios culturales para abrir la isla, dieron a Elias la idea de contactar a los Rolling Stones. Y Elias tenía algunas conexiones a través de un festival anual de jazz de Curazao financiado por su fundación que ha incluido invitados tales como Stevie Wonder y Alicia Keys.

Pero hasta que Smyth no lo llamó de vuelta, 24 horas después de su primer contacto, para decirle que el grupo quería hacerlo, Elias no tenía la menor idea de lo compleja que sería su tarea. “Cuando los muchachos — así los llamó la señora Smyth — cuando los muchachos salen de gira, lo que ellos organizan es algo completamente de otro mundo”, dijo. “Es lo mejor, y tiene que ser mejor que todo lo demás. El equipo de producción tuvo que empezar a pensar cómo hacerlo posible”.

La devastada economía de Cuba apenas puede conseguir los productos más básicos, mucho menos todos los equipos electrónicos y las bagatelas necesarias para producir el circo tecnológico que es un concierto de rock moderno. Prácticamente todo, desde las torres de luces hasta las botellas de agua, tuvo que ser conseguido en otra parte del mundo y traído por vía aérea.

Los mismos Rolling Stones acordaron hacer el concierto gratis, pero todos esos suministros tuvieron que ser pagados. Rolling Stone Magazine reportó que poner el concierto en escena costó $7 millones. Elias no quiso hablar de los detalles financieros —“Por favor, ahórrense las preguntas indecentes” dijo en una voz severa antes de echarse a reír— pero admitió que “no fue barato” lo que tuvo que pagar su fundación, Fundashon Bon Intenshon.

Se cree que parte de la inversión será recuperado con la venta de la grabación en DVD del concierto.

En comparación con el lado financiero del concierto, dijo Elias, las negociaciones políticas fueron fáciles, aunque tomaron mucho tiempo. Funcionarios del gobierno de Curazao lo ayudaron a ultimar los detalles con los ministros cubanos de Cultura, Finanzas y Economía. Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del consejo de ministros de Cuba, estuvo también involucrado en las negociaciones, pero no Raúl Castro, hasta donde sabía Elias.

Los problemas que se presentaron, dijo Elias, fueron menos ideológicos que generacionales. “Recuerdo un señor de edad —no voy a mencionar su nombre— que, cuando empezaron las negociaciones a nivel gubernamental, dijo: “Los Rolling qué?”, afirmó Elias. “Él no tenía idea de lo que estábamos hablando ni a quién nos estábamos refiriendo”.

No parece demasiado evidente por qué una fundación caritativa de Curazao o su abogado benefactor gastaría tanto tiempo y dinero en un concierto gratis para los cubanos, pero Elias dijo que el concierto no tenía motivaciones políticas ni económicas ocultas. “Yo nunca he hecho negocios aquí antes”, dijo. “Nunca. Yo vine de visita en la década de 1990, pero eso fue todo, sólo estuve de visita”.

La única agenda que él tuvo, dijo Elias, fue hacer algo bueno por el pueblo cubano, que no la ha pasado muy bien durante las últimas décadas.

“Si lo consideramos desde un punto de vista occidental, mirando de afuera hacia adentro, el pueblo de Cuba se pierde mucho”, observó. “Pensé que podría ser bueno acercárnosles con música. La música no crea envidia ni animosidad, sólo crea amor y comprensión”.

Aun así, Elias sintió su poquitito de animosidad durante el concierto. Los Rolling Stones no tocaron su canción favorita, Far Away Eyes (Ojos remotos). Al parecer, aun cuando pagas, you can't always get what you want.


The Rolling Stones play to 1.2million in Cuba! / The Rolling Stone chanel in Youtube


Fuente: Al Diaz adiaz@elnuevoherald.com

Un hombre decapita a una niña de 4 años delante de su madre en Taiwán

TAIPÉI, 29 marzo 2016 (CNN).- Una niña de cuatro años de edad fue decapitado en la capital taiwanesa de Taipei, en lo que parece haber sido un ataque con arma blanca al azar, según medios estatales taiwaneses.

El lunes por la mañana, un hombre de 33 años de edad atacó a la niña con un cuchillo delante de su madre, cuando se dirigían a una estación de metro, dijo Focus Taiwan.

La madre dijo que su hija estaba en su bicicleta a alrededor de un metro de distancia cuando se quedó atascada.

Vio al hombre acercarse y al principio pensó que iba a ayudar a su hija, pero sacó su cuchillo y la decapitó.

"Vi al sospechoso rozando a mi hija con un cuchillo. Inmediatamente lo agarré, pero yo no pude apartarlo", dijo.

Los transeúntes escucharon sus gritos de ayuda y corrieron a frenar al atacante hasta que llegó la policía.

Una investigación inicial reveló que el sospechoso, identificado solo por su apellido Wang, esperó cerca de la estación de metro después de presuntamente comprar el cuchillo en un supermercado más temprano.

Citando a la policía, Focus Taiwan dijo que el hombre tenía un historial de enfermedad mental y había recibido tratamiento en un hospital psiquiátrico.

El sospechoso fue detenido en una comisaría de policía, donde una gran multitud enfurecida se reunió.

Fuente: CNN

Rehén se hizo un selfie con el secuestrador de su avión

CAIRO, 29 marzo 2016 (Yahoo Noticias).-  El hombre de la derecha, con camisa azul y sonrisa un poco forzada, Ben Innes un británico de 26 años. El de la izquierda, con grandes espejuelos y extraña mirada, es Seif Eldin Mustafa, quien secuestró el vuelo donde viajaba Innes.

El MS181 de EgyptAir se dirigía a El Cairo desde Alexandria y Mustafa lo obligó a viajar a Chipre con 62 personas a bordo. El hombre forzó a los pilotos a cambiar la ruta amenazando con detonar un cinturón supuestamente cargado de explosivos. Pero el tal cinturón era falso, y Mustafa no era precisamente un militante radical islámico, como se sospechó inicialmente. Todo parece indicar que es un hombre despechado que desvió el avión para ver a su ex esposa en Chipre.



Innes, un auditor de Seguridad y Salud, era uno de los cuatro rehenes extranjeros junto a los miembros de la tripulación. Suponemos que en algún momento el británico se percató de que Mustafa era solo un hombre desesperado, y por eso se tomó la foto con él y la envió a uno de sus compañeros de piso, así como a otros amigos.

“No tengo idea de por qué se tomó el selfie, pero imagino que probablemente se ofreció para tomársela porque él no tiene miedo y no se aleja de las cosas”, dijo a The Daily Mail Chris Tundogan, quien recibió la imagen.

Fotos posteriores muestran a Innes corriendo por la pista tras ser uno de los últimos tres rehenes liberados luego de seis horas de tensión en el aeropuerto de Larnaca de Chipre.

De acuerdo con las autoridades chipriotas, Mustafa se comportó de modo incoherente con los negociadores, diciendo por momentos que quería reunirse con representantes de la Unión Europea, y ser llevado a otros aeropuertos.

También entregó a una aeromoza una carta para su ex esposa.

La mayoría de sus rehenes fueron liberados poco a poco, hasta que quedaron la tripulación y cuatro extranjeros, entre ellos Innes.

Mustafa salió del avión en torno a 14.40, hora local, con las manos arriba y tiró algunas cosas en el suelo, que fueron recogidas por la policía y están siendo examinadas.

El secuestrador abandona el avión. Captura de pantalla de video de Reuters.

Alexandros Zenon, Secretario del Ministerio de Asuntos Exteriores chipriota, dijo luego que el secuestrador parecía ser "mentalmente inestable”.

Un funcionario de la cancillería egipcia fue más tajante. “Él no es un terrorista, lo que es un idiota. Los terroristas son locos, pero no son estúpidos. Este tipo lo es”.

Y la aerolínea confirmó que la supuesta arma era falsa. “De acuerdo con fuentes de seguridad de las autoridades de Chipre en el aeropuerto internacional de Larnaca, el cinturón de explosivos que el secuestrador habría dicho que llevaba, es falso”, indicó EgyptAir en un comunicado.

Habrá que esperar a que Innes regrese a su país para que haga la historia del ya famoso selfie.

Fuente: Yahoo Noticias

La increíble transformación del 'bebé brujo' de Nigeria


NIGERIA, 29 Marzo 2015 (CNN).- Hace un mes la imagen de un bebé demacrado de dos años que apenas podía mantenerse en pie le dio la vuelta al mundo. Ahora el pequeño Hope —abandonado por su familia y acusado de ser un brujo— tiene un nueva vida. Se recupera paso a paso y es atendido para que su salud mejore. Todo gracias a una trabajadora social danesa que lo encontró en Uyo, al sudeste de Nigeria.

Anja Ringgren Loven es la fundadora de African Children's Aid Education and Development Foundation, que creó para rescatar a niños que son llamados brujos por la comunidad. Loven publicó en su página en Facebook este fin de semana nuevas imágenes del pequeño.



Hope había estado viviendo en la calles y sobrevivía de los desechos de los transeúntes. Cuando la mujer lo encontró estaba lleno de gusanos y tuvo que someterlo a transfusiones diarias de sangre para mantenerlo con vida.

Loven ha estado informando en su cuenta en Facebook sobre el progreso de Hope. El domingo, publicó:

"La hipospadia es una condición innata en el que la persona tiene una uretra incompleta. El meato urinario se abre de forma incorrecta en varios lugares a lo largo de la parte inferior del pene, el escroto o en el perineo. Los médicos encontraron esta condición innata en Hope, así que la próxima semana será sometido a cirugía. Es una operación que los médicos han realizado muchas veces, por lo que esperamos que salga muy bien. Como se puede ver en las fotos, Hope está realmente disfrutando su vida ahora que tiene 35 nuevos hermanos y hermanas que cuidan de él, juegan con él, estudian con él, y se aseguran que está a salvo y recibiendo mucho amor".

Loven lidera la campaña Hope —el nombre que ella le puso al menor— en redes sociales y ha compartido imágenes de varios colaboradores, incluyendo su propio hijo, David Jr., a quien algunos usuarios confunden con Hope:

Creencia en la brujería

En el estado de Akwa Ibom, en donde encontraron a Hope, es un delito tachar a un niño de brujo, pero la práctica persiste.

La creencia en la brujería crece alrededor del mundo. En 2009, alrededor de 1.000 personas acusadas de ser brujas en Gambia fueron encerradas en centros de detención en marzo y forzadas a tomar una peligrosa poción alucinógena, dijo Amnistía Internacional.

En 2010, CNN reportó sobre la difícil situación de los niños en Nigeria que son sometidos a exorcismos y a veces son asesinados por su propia familia.

Un niño de 5 años llamado Godswill fue acusado de brujería y rechazado, golpeado y expulsado por su propia familia y comunidad. En ese momento, un funcionario estatal de Akwa Ibom reconoció algunos de los casos, pero dijo que los reportes eran exagerados.

Sam Ikpe-Itauma, de la Red de Derechos y rehabilitación de Niños, que rescata niños como Godswill, le dijo a CNN: "Una vez que se dice que un niño es un brujo, que está poseído con un hechizo capaz de convertirlo en cosas como un gato o una víbora... se cree que podría causar todo tipo de estragos como matar personas, provocar enfermedades y desgracias a la familia".

Ikpe-Itauma no cree en brujería e intenta crear conciencia en las comunidades sumidas en la histeria. Él cree que la pobreza es el factor clave que lleva a creer en brujería. "La pobreza es la hermana gemela de la ignorancia", dice.

Fuente: CNN

Encuentran restos de un verdadero unicornio

MOSCÚ, 29 marzo 2016 (CNN).- Una nueva investigación reveló que el 'unicornio siberiano' deambuló por el planeta mucho más recientemente de lo que originalmente creíamos. La mala noticia es que no se parece en nada a las criaturas míticas representadas en tantos cuentos de hadas.

Así lucían los unicornios reales o Elasmotheriun sibiricu, según una investigación del American Journal of Applied Sciences.


Los verdaderos unicornios, no eran tan bonitos.Era más gordo y peludo, y en realidad parecía más rinoceronte que caballo. Sin embargo, sí tenía un cuerno enorme.

Originalmente se pensó que el verdadero unicornio, o 'Elasmotheriun sibiricu', se había extinguido hace 350.000 años. Sin embargo, un cráneo fosilizado bien conservado que fue encontrado en Kazajistán revela que la peluda criatura seguía viva y caminando por esta tierra hace solo 29.000 años, de acuerdo con un estudio publicado este mes en American Journal of Applied Sciences.

Ahora existe un nuevo misterio en torno a cómo sobrevivió tanto.

"Lo más probable es que el sur de Siberia Occidental era un refugio, donde este rinoceronte se conservó durante la mayor cantidad de tiempo en comparación con el resto de su categoría"
Dr. Andrei Shpansky, Universidad Estatal de Tomsk

El equipo espera que el descubrimiento les ayude a entender qué factores ambientales desempeñaron un papel en la extinción final de la especie, y qué papel representó la migración en su supervivencia hasta aquel punto.

Esto es algo que creen que podría resultar útil considerando nuestra actual situación de cambio climático.

"Entender el pasado nos permite hacer predicciones más exactas sobre los procesos naturales en el futuro cercano" Shpansky

Alfredo Quiñones-Hinojosa, de mexicano indocumentado a reconocido neurocirujano de Harvard

BOSTON, 29 marzo 2016 (El Universal / EFE).- A pesar de todos los obstáculos que se encontró en el camino, un indocumentado mexicano llegó a Estados Unidos para trabajar como jornalero en el campo, después estudió y se graduó en Harvard y posteriormente se convirtió en neurocirujano en uno de los hospitales más importantes del mundo.

Quest, Alfredo Quiñones-Hinojosa emigró de Mexicali, Baja California, a Estados Unidos con 19 años para ganarse la vida en el campo como campesino, pero gracias a su instinto de superación se graduó de medicina en Harvard y ahora es neurocirujano en uno de los hospitales más prestigiosos del país, el hospital Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland.

En 1987, el mexicano decidió emprender el viaje a Estados Unidos sin pasaporte, sin dinero y sin saber inglés. Una vez instalado, según la agencia EFE, comenzó a trabajar con parte de su familia que residía en el Valle de San Joaquín, en California, donde limpiaba las hierbas de los campos de algodón por 3.75 centavos de dólar por hora.

El indocumentado estudió en un colegio comunitario en los que aprendía inglés por las noches, lo cual le permitió optar por la universidad californiana de Berkeley, en la que ingresó gracias a las becas y el dinero que conseguía con trabajos extras y ayudas de particulares.

En el último año decidió estudiar medicina a pesar de que en Estados Unidos se consideraba un campo "elitista", es decir, para gente de altos ingresos y elevada educación. Finalmente se decidió por la universidad de Harvard, donde se graduó con honores, mientras trabajaba en un laboratorio y como profesor de clases particulares para costearse sus estudios.

Durante su segundo año de residencia en San Francisco, su vocación lo llevó a la búsqueda de un remedio contra el cáncer tras atender a un paciente hispano al que le diagnosticaron un tumor cerebral y que, como él, había emigrado de México a Estados Unidos para trabajar en el campo.

Gracias a su arduo trabajo, desde 2005, Alfredo Quiñones-Hinojosa trabaja como neurocirujano en el hospital Johns Hopkins, donde investiga en el laboratorio con células madre, opera y es profesor de la facultad de Medicina.

Debido a su historia de superación, los estudios cinematográficos Walt Disney y la productora Plan B, propiedad de Brad Pitt, llevarán al cine la historia del indocumentado mexicano que triunfa en Estados Unidos, la cual tiene como nombre tentativo 'Dr. Q'.

Fuente: El Universal

Fotografía: Delta College

lunes, 28 de marzo de 2016

Trump fue un arrendador de pesadilla en la década de 1980



NUEVA YORK, 28 marzo 2016 (CNN Money).- Existe un episodio en el pasado de Donald Trump que muestra justo cuán lejos podrá llegar este empresario multimillonario para salirse con la suya.

Empezó en 1981. Trump compró un edificio de 14 pisos en una zona exclusiva frente al Central Park de la ciudad de Nueva York. Su plan era demoler el edificio y reemplazarlo con lujosos condominios. Pero primero él necesitaba que un pequeño grupo de inquilinos de renta congelada salieran de allí.

Para obtener resultados positivos, Trump jugó duro, según las demandas presentadas por los inquilinos. Los arrendatarios dijeron que él cortó la calefacción y el agua caliente e impuso duras reglas para el edificio. Trump inclusive propuso acoger a personas indigentes en el edificio.

Esto continuó durante cinco años mientras que Trump peleó con inquilinos, abogados de bienes raíces, reguladores estatales de Nueva York y oficiales de la ciudad.

CNNMoney examinó 2.895 documentos legales –la mayoría de ellos ahora solo disponibles en microficha en los tribunales del estado de Nueva York– que detallan una lucha que ahora ya ha sido en buena parte olvidada.

Goteras, ratas y amargo frío

Central Park 100, 2016
Para 1985, Trump ya era la personificación del empresario estadounidense bravucón. A los 35 años de edad, él ya había cerrado tratos multimillonarios históricos de tierras, salvado un centro de metro asolado en la periferia del centro de Manhattan y estaba en el proceso de levantar la gigantesca Trump Tower de cristales negros.

El siguiente movimiento en su juego de Monopoly de la vida real vino en julio de 1981, cuando compró un hotel y su vecino, un edificio de renta congelada situado en el 100 Central Park South.

Dos meses más tarde él solicitó un permiso de demolición para derribarlo. Trump despidió al administrador de la constructora y lo reemplazó con Citadel Management. En su libro: The Art of the Deal, Trump personalmente dijo que escogió una compañía "especializada en la reubicación de inquilinos".

Justo unos meses más tarde, en la víspera de Año Nuevo, varios inquilinos recibieron cartas idénticas de advertencia por "incumplimiento de contrato de arrendamiento". El propietario anterior del edificio le había dado permiso a los inquilinos para tirar paredes y reformar sus apartamentos. Pero Trump estaba revocando esa excepción y los inquilinos tenían solamente 12 días para reconstruir las paredes... o hacerle frente al desalojo.

Los arrendatarios contrataron un abogado de bienes raíces conocido en Nueva York por ser particularmente agresivo. Ellos demandaron a Trump y a su compañía, Park South Associates. CNNMoney identificó al menos dos casos en los cuales los jueces del estado de Nueva York intervinieron y pusieron en espera los avisos de violación del contrato de arrendamiento de Trump.

En sus demandas de 1982, los arrendatarios dijeron que Trump había cortado el agua caliente y la calefacción de sus apartamentos durante los congelantes inviernos de Nueva York y que detuvo todas las reparaciones del edificio. Uno de ellos afirmó que él permitió "una infestación de roedores en el lugar". Otro dijo que impuso nuevas y pesadas normas en un intento por desalojarlos.

Por ejemplo, el nuevo administrador del edificio de Trump afirmó que habían robos en el edificio. A los dentistas que tenían clínicas en el edificio se les ordenó que los pacientes usaran el elevador de servicio lleno de basura, según los documentos de la gerencia del edificio y la demanda de un dentista que intentó luchar en contra de esto.

El Dr. Michael Richman se negó a cumplir con la nueva norma, y se quejó en documentos legales de que Trump "montó una campaña de acoso".

"El señor Trump está dispuesto a recurrir a cualquier estratagema o táctica para expulsar a los inquilinos del edificio"

Los abogados de Trump se defendieron, cuestionando si el consultorio del dentista siquiera clasificaba para el control de alquileres.

En aquel entonces, muchos de los inquilinos del edificio eran jubilados o profesionales de más edad y desde entonces han muerto. Todo lo que queda de su historia se detalla en declaraciones juradas y testimonios judiciales.

Una vez, Trump demandó a un inquilino por no pagar la renta... aunque la persona, Anderson Clipper, en realidad sí había pagado. El juez de la ciudad de Nueva York, Jay Stuart Dankberg, finalmente arremetió contra Trump por la demanda "falsa e innecesaria", según el diario The New York Times. El juez desestimó la demanda, dijo que Trump estaba tratando de "hostigar" a Clipper y forzó a reembolsar el 5% del alquiler de Clipper.

"Para la mayoría de los arrendadores, la felicidad es tener un inquilino que paga el alquiler cada mes sin tener que presionarlo o demandarlo", escribió Dankberg. "Sin embargo, aparentemente [Trump] busca una doble felicidad".

Clipper murió en octubre pasado. Su exesposa Nancy Clipper, de 72 años de edad, Nancy Clipper, no vivió con él en el edificio de apartamentos regulado por Trump. Pero ella recuerda todo lo que él soportó con Trump como su arrendador: las demandas y su negativa para arreglar las cosas.

"Fue realmente una experiencia horrible", le dijo ella recientemente a CNNMoney. "Él era insensible, grosero y, por lo general, simplemente un hombre desagradable. Yo jamás lo habría considerado como un posible candidato a la presidencia".

Trump cuenta una historia muy diferente en su libro: The Art of the Deal. Él describió a los inquilinos como "yuppies" privilegiados y ricos que se beneficiaban injustamente del congelamiento de alquileres. El alquiler que Trump cobraba a duras penas cubría los gastos. Por esa razón, él instaló bombillas más baratas e hizo recortes, escribió.

"Si hay algo que he aprendido sobre los ricos, es que tienen un umbral muy bajo para incluso la más leve incomodidad", escribió Trump.

Para ser justos, estas personas tenían un acuerdo increíblemente agradable: viviendas de bajo alquiler a poca distancia de los teatros de Broadway y Carnegie Hall. El Dr. Richman pagaba 700 dólares al mes por el apartamento 5C. El diseñador de moda Arnold Scaasi pagaba 985 dólares por su alucinante apartamento con seis habitaciones y las estupendas vistas hacia el parque.

En la ciudad de Nueva York, esto es parte de la leyenda. Pero la ley los protegía y, aún así, Trump mantuvo la presión.

El encargado del edificio, Anthony Ramírez, juró ante el tribunal que los administradores del edificio de Trump le dieron instrucciones explícitas.

"Ellos no querían que se hiciera ninguna reparación, ninguna limpieza, que no se aceptaran paquetes", dijo Ramírez, según las transcripciones de una audiencia del tribunal.

Como resultado, el lujoso apartamento de Scaasi estaba plagado de goteras... una de ellas puso en peligro su colección de arte, la que incluía una pintura de Picasso de 1926 y obras de arte de Claude Monet y otros.

Una fuga de la tubería de agua de 10 meses en el apartamento 14B llegó a tal punto que dos hermanos que crecieron allí vieron hongos marrones con blanco que brotaban de la alfombra de su habitación, según documentos legales y recientes entrevistas de CNNMoney.

"Se sentía como que estábamos bajo ataque", le dijo uno de los hermanos, que ahora tiene 57 años de edad y que vive al norte de la ciudad, a CNNMoney recientemente. "Trump hizo todo lo posible para no reparar nada".

Luego realmente jugó sucio.

En 1982 y 1983, Trump sacó anuncios en periódicos en los que ofrecía refugio para los indigentes en el edificio de apartamentos. La medida fue considerada por los inquilinos como un intento despiadado para expulsarlos.

Trump lo negó y le dijo al diario The New York Times: "Algunas personas piensan que solo estoy haciendo un número contra las personas en el edificio. Eso no es cierto, solo quiero ayudar con el problema de las personas indigentes. Me tomará dos o tres años que las personas desalojen y, mientras tanto, tendré más y más apartamentos para los indigentes".

Incluso se ofreció a pagar por enfermeras y suministros médicos para tratar a las personas indigentes.

Sin embargo, un alto funcionario de la ciudad, el administrador adjunto de la Administración de Recursos Humanos, Robert Trobe, le dijo al Times que la oferta de Trump no "parecía apropiada".

También se afirmaba que había espionaje. El encargado del edificio de Trump le dijo a Ramírez, el encargado, que supervisara "los hábitos personales de los inquilinos" y que "mantuviera una lista de las actividades de los inquilinos", según su repetido testimonio bajo juramento en varias transcripciones.

"Señor, yo tengo demasiadas cosas en mi conciencia en esta etapa final de la vida, y no necesito más dolores de cabeza. Estoy aquí para hacer mi trabajo y hacer reparaciones en el edificio", recordó Ramírez que le dijo a un representante de la gerencia del edificio.

"¿Qué eres, un cristiano nacido de nuevo?", le respondió el gerente.

En una declaración jurada firmada el 18 de abril de 1985, Trump negó estos reclamos. En primer lugar, Trump afirmó que él no se encargaba directamente de la propiedad del edificio, Park South Associates (a pesar de que los documentos corporativos muestran que él era propietario del 60% de la compañía y que era el único oficial en la lista). Luego juró que mantendría el edificio en su mejor forma. Además, la inspección de un año antes de parte de la agencia de vivienda del estado de Nueva York lo respaldó pues encontró que "todas las zonas comunes estaban limpias".

Pero en 1985, la misma agencia estatal fue tras Trump también. La Sección de Viviendas y Renovaciones Comunitarias del Estado de Nueva York lo demandó y lo acusó de acosar a los inquilinos. Meses después, la ciudad de Nueva York presentó una demanda similar.

Ese año hubo un breve destello de paz. Según los documentos legales, Trump y el líder de la asociación de inquilinos discutieron un acuerdo potencial: Los inquilinos se unirían y comprarían el edificio por 15 millones de dólares... y se librarían de su arrendador.

Pero Trump utilizó esa oportunidad para acusar a los inquilinos de conducta turbia: usar las demandas de acoso para encubrir su verdadera misión.

Los inquilinos estaban "llevando a cabo una incesante guerra del tipo de guerrilleros... para coaccionar una venta de ganga del edificio", afirmaron los abogados de Trump en documentos legales. Él los demandó por 150 millones de dólares.

Esto tan solo intensificó la batalla legal. Para 1986, Trump había gastado más de 1 millón de dólares luchando contra los inquilinos, según sus abogados en ese momento. En comparación, él hubiera gastado 160.000 dólares en reparaciones a lo largo de cuatro años, según declaraciones presentadas por su equipo legal.

Trump finalmente negoció con la asociación de inquilinos en 1986. Él acordó con los abogados de la asociación por un pago de 550.000 dólares y estuvo de acuerdo en que la agencia de vivienda supervisara las reparaciones durante cinco años.

Un apartamento de un paciente con cáncer lleno de polvo

Pero el presunto acoso se prolongó con una pareja de ancianos, Alvin y Catalina Meyer. La anciana estaba muriendo de cáncer y estaba plagada de enfisema... por lo que fue una sorpresa sumamente grosera cuando los trabajadores de construcción de Trump la despertaron a las 7 de la mañana mientras perforaban agujeros en el techo sobre su cama.

El equipo de construcción también había establecido una estación de trabajo en el apartamento de al lado, y la señora Meyer se quejaba del polvo en el aire.

"Soy una mujer muy enferma luchando por mi vida", dijo en documentos legales. "He suplicado algo razonable, el arrendador no resulta ser razonable".

Después de casi una década de lucha incesante, los inquilinos comenzaron a molestarse uno con el otro. Trump dijo que no podía arreglar el sistema de calefacción del edificio puesto que Meyer no les dio permiso a los trabajadores de la construcción para entrar en su apartamento. Los otros inquilinos le dijeron a Meyer que diera marcha atrás. La demanda de Meyer se esfumó cuando su propio abogado la abandonó.

Los combates se fueron extinguiendo en la década de 1990... luego reaparecieron en 2000 cuando Carmen Reingold, de 72 años de edad, en el apartamento 2A demandó a Trump en la corte del Estado de Nueva York cuando le sobrecargó 40.000 dólares en alquiler a lo largo de cuatro años. Él le pagó ese dinero.

Durante la semana pasada, CNNMoney contactó varias veces a la campaña presidencial de 2016 de Trump con preguntas, pero no ha recibido ninguna respuesta.

Al final, ningún juez dictaminó que los inquilinos estaban siendo acosados. Después de todo, él efectivamente lo solucionó. Pero Trump tampoco se salió con la suya. El edificio sigue en pie hoy en día. Según los registros de la ciudad, la empresa de Trump posee 18 unidades del edificio. Eric, el hijo de Trump, es propietario de un apartamento en el último nivel. Al menos dos inquilinos en realidad compraron sus apartamentos, pero la mayoría se mudó.

Pero este sigue siendo un momento decisivo que muestra su carácter, dijo Wayne Barrett, un periodista de investigación en Nueva York que documentó el imperio del hombre de negocios en el libro "Trump: The Deals and the Downfall".

"Esta fue una elección concreta que él hizo, a sabiendas de que iba a perturbar la vida de muchas personas de ingresos medios, personas de edad avanzada. Él no tiene ninguna excusa en absoluto"
Wayne Barrett

Fuente: CNN

Exnovia de Charlie Sheen dice que el cine porno arruinó su vida



LOS ÁNGELES, 28 de marzo 2016 (CNN) - La exestrella de películas para adultos Bree Olson habló sobre la difícil situación que vive después de terminar su relación con el actor Charlie Sheen y dejar su trabajo como actriz porno.

En un video que compartió el programa de entrevistas Real Women, Real Stories, Olson dijo que ha tratado de empezar una vida normal pero no les está resultando fácil porque tiene problemas para encontrar trabajo y amigos.

Según Olson, nadie quiere tener nada que ver con ella después de que se enteraran de su pasado. Sin dar detalles, dijo que la gente que se la encuentra en la calle la insulta.

“Cuando salgo, siento como si llevara en la frente un letrero que dice ‘zorra”
Olson fue una de las “diosas” que vivió con Charlie Sheen y compartió su casa con otras mujeres durante la crisis que tuvo el actor en 2011. Calcula que ganaba entre 30.000 y 60.000 dólares al mes en la industria del porno antes de dejarla y separarse de Sheen.



“He llegado a un punto en el que hay días y semanas que prefiero quedarme en casa porque no puedo enfrentar al mundo”
“La gente me trata como a una pedófila, no como a una extrabajadora sexual. Me tratan como si estuviera lastimando niños”.

Olson, de 29 años, se mudó recientemente de Los Angeles a Fort Wayne, en Indiana. En una entrevista con CNN vía correo electrónico, la actriz dijo que dejó la industria del porno en 2011 y que ha tratado de lanzar varios negocios, pero todos han fracasado.



Ahora trabaja como modelo de cámaras, un oficio en el que hombres y mujeres prestan sus servicios haciendo actos sexuales ante cámaras para clientes en internet. Tiene una novia y Bree Olson no es su nombre verdadero.

Olson dijo que aceptó hacer la entrevista en video —grabada el año pasado en su casa en Los Ángeles— para dar una visión honesta de la industria porno y sus efectos en las estrellas femeninas de este tipo de películas.

El responsable de “Real Women, Real Stories”, Matan Uziel, le dijo a CNN que hizo esta serie de entrevistas para empoderar a las mujeres destacando sus luchas, desafiando los estereotipos y recaudando dinero para causas que apoyen la educación de mujeres y niñas.

“Hoy en día, desafortunadamente las mujeres están infrarrepresentadas en casi todos los sectores de la sociedad en el mundo. Creo que con una exposición adecuada, podemos minimizar la destrucción e incluso revertir algunas de las tendencias negativas contra las mujeres”, dijo Uziel a CNN en un correo electrónico.

“En nuestros próximos episodios queremos seguir presentando historias provocativas sobre mujeres a las que no vemos normalmente en revistas y programas de televisión”.

Fuente: CNN

Encuentran vivo once años después al ex-novio de Olivia Newton-John, al que se daba por muerto

MADRID, 28 marzo 2016 (Vanity Fair).- Patrick McDermott fue dado por muerto en 2009, pero acaba de aparecer en México. La historia del novio desaparecido de Olivia Newton-John es mejor que cualquier película.

Olivia Newton John posando con su hija Chloe y su novio Patrick McDermott en el estreno de Mamma Mia en Los Ángeles semanas antes de que él desapareciese / Cordon Press
Lo habitual en estos casos es irse a por tabaco, pero si vives en California puedes permitirte salir a pescar y no volver. Ahora sabemos que algo así debió pensar Patrick McDermott, el cámara de origen coreano con el que Olivia Newton-John tenía una relación de nueve años cuando desapareció en 2005 tras comentar que se iba un rato a navegar en un velero que, no podía ser de otra manera, se llamaba Libertad (¡no es una broma!).

Las deudas por impago de la pensión alimenticia del hijo que tenía con su exmujer, la actriz Yvette Nipar, no permitían que el bueno de Patrick disfrutase de su amor con la protagonista de Grease. Decidido a solucionar sus cuitas, no se le ocurrió otra cosa que pedir un refrigerio, dos perritos calientes y embarcar en San Pedro, California, con la idea de no dejar rastro después. Lo de la bebida y los hot-dogs lo sabemos porque años de informes policiales concluyeron que el camarero que le proporcionó el avituallamiento fue el último testigo en verlo con vida. Ni la tripulación ni uno solo de los 22 pasajeros del barco que eligió para virar el rumbo de su biografía fueron testigos de que McDermott cayera por la borda durante la travesía de la que no volvió.

Newton-John pasó tres años buscándolo desesperada. Creó una página web para lograr información y donativos con los que financiar la investigación. Pidió colaboración a los servicios policiales de EE.UU. México y Panamá y tres años más tarde, cuando McDermott fue declarado oficialmente muerto, vendió la casa en la que había vivido casi una década con él y se casó en secreto por el rito inca con John Easterling, un gurú de la salud con el que continúa casada.

NEWTON-JOHN PASÓ TRES AÑOS BUSCÁNDOLO DESESPERADA. CREÓ UNA PÁGINA WEB PARA LOGRAR INFORMACIÓN Y DONATIVOS, PIDIÓ COLABORACIÓN A LOS SERVICIOS POLICIALES DE EE.UU. MÉXICO Y PANAMÁ Y TRES AÑOS MÁS TARDE, CUANDO MCDERMOTT FUE DECLARADO OFICIALMENTE MUERTO, VENDIÓ LA CASA EN LA QUE HABÍA VIVIDO CASI UNA DÉCADA CON ÉL.

Pero poco después de que la versión oficial dijese que Patrick había fallecido, un investigador tejano, Philip Klein, recibió un fax firmado, presuntamente, por el propio McDermott asegurando que estaba vivo, que no había cometido delito alguno y solicitando que lo dejaran en paz. No se sabe si a Olivia le importará mucho el asunto porque hace años que no da declaraciones sobre el caso, olvidar requiere cierta disciplina.

Pero tanto el detective como los redactores de Dateline, un programa de televisión de la NBC que desde el principio apostó porque el cámara seguía vivo, se preguntaban por qué justo cuando el caso se daba por cerrado un hipotético McDermott reclamaba la atención que su muerte oficial le había quitado.

Comenzaron a repasar los hechos y a atar los cabos que el Libertad había dejado sueltos. La desaparición física de McDermott acababa con una deuda de 30.000 dólares. Y que le dieran por muerto permitía que su hijo cobrase un seguro de vida de más de 100.000.

Además McDermott, de origen coreano, había sido adoptado por un matrimonio estadounidense pero conservaba un pasaporte con su nombre de nacimiento, Patrick Kim, que se usó poco después de su desaparición. Y, por lo visto, tras ser declarado muerto, una IP situada en Sayulita, una pequeña población de México entraba de forma obsesiva en la web que recordaba el caso desde los confines de Internet.

Localización de Sayulita, México.
Esa fue la pista definitiva para encontrarlo. Pero a esta historia de película de sobremesa le falta que conozcamos las consecuencias legales por haber fingido estar muerto y conocer la reacción de la novia que tras buscarlo y no encontrarlo encontró consuelo en otro. Ha pasado más de una década y según el medio australiano que ha devuelto el caso a la actualidad, Patrick también vive más o menos feliz en México con su nueva novia. El amor, por lo que se ve, es el mejor reconstituyente para casos mal cerrados.

Fuente: Vanity Fair