Google+ Recién nacida es la donante más joven en Inglaterra ~ Wicked Magazine

miércoles, 21 de enero de 2015

Recién nacida es la donante más joven en Inglaterra


LONDRES, 21 enero 2015 (Notimex).- Una bebé recién nacida se convirtió en la donante más joven de Reino Unido cuando sus riñones y las células de su pequeño hígado fueron trasplantadas para salvar las vidas de más de dos pacientes.

Se espera que el delicado procedimiento de remover los órganos de apenas tres o cuatro centímetros de largo sea un parteaguas en la donación de órganos.

La prensa local reportó que la paciente, cuyo nombre permanece en el anonimato, murió a los pocos días de nacida debido a falta de oxígeno en el cerebro durante el período de gestación.

"Las examinaciones médicas determinaron que la recién nacida no podía moverse, no respondía a estímulos y tenía las pupilas fijas y dilatadas", detalló el diario británico Daily Mail.

Los médicos analizaron junto con los padres la posibilidad de donar los órganos una vez que concluyeron que la pequeña no iba a sobrevivir.

Con la ayuda de un equipo de expertos en donación del hospital londinense Hammersmith, los padres dieron la autorización para que fueran extraídos los riñones y las células hepáticas.

El doctor Gaurav Atreja, de la unidad neonatal del Hospital Hammersmith, en el oeste de la ciudad, confirmó que los riñones medían de tres a cuatro centímetros de largo por dos centímetros de ancho.

"Puedes trasplantar los riñones de un bebé en niños y adultos. No sé exactamente de qué tamaño crecerán, pero es suficiente para que puedan funcionar".

Agregó que las células del hígado se pueden inyectar en la sangre de pacientes con insuficiencia hepática para "comprar tiempo mientras encuentran a un donante compatible", subrayó el médico.

El caso fue publicado en la última edición de la sección Neonatal de "Archives of Disease in Childhood" (Archivos de Enfermedades de la Niñez) donde Atreja escribió: "Un plan muy cuidadoso y realista fue preparado en conjunto con el equipo de donación de órganos y presentado a los padres.

Una enfermera especializada del equipo de Trasplantes del Servicio Nacional de Salud (NHS) evaluó que los órganos funcionarán adecuadamente y se acordó que los riñones y las células hepáticas eran recuperables. Al mismo tiempo fueron localizados pacientes que se encuentran en las listas de espera de órganos de todo el país.

Después de seis días de nacida, la bebé falleció y los órganos fueron trasplantados a pacientes con insuficiencia renal y hepática.

El equipo que realizó el trasplante subrayó que el procedimiento fue un éxito gracias a "la extrema generosidad de los padres y a la colaboración maravillosa entre los equipos neonatal y de donación de órganos".

El equipo médico espera que este sea el primer paso hacia el trasplante de órganos en las unidades neonatales del NHS. Este caso fue documentado ampliamente por ser el primero en su tipo.

FOTO: Referencial (Agencias/Internet)