Google+ 01/17/13 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

jueves, 17 de enero de 2013

Duermen recargados en los glúteos de una joven



TOKIO, 17 enero 2012 (EFE).- Un club de Tokio donde que se permite dormir siestas abrazados a señoritas está ofreciendo un nuevo servicio a sus clientes: ahora pueden usar las nalgas de las muchachas como almohadas.
Por el equivalente de 10 dólares el minuto, los clientes pueden descansar su cabeza en el trasero del personal femenino del lugar. O por un poco menos de dinero, 3 dólares el minuto, pueden dormir la siesta apoyando la cabeza en la falda de la señorita.
El club, llamado Soineya e inaugurado en septiembre en el distrito de Akihabara, recién abrió una sucursal en la zona de negocios de Tokio, conocida como Shinjuku. Allí, los clientes pagan 30 dólares la entrada y luego tienen la opción de adquirir los servicios premium, como masajes en los pies y la espalda.
Pero por supuesto la atracción principal consiste en no solo dormir por intervalos de 20 minutos abrazado a una chica, sino que ahora les permiten apoyar sus cabezas en la cola o la falda de la señorita.
Y para los que quieran más “intimidad”, o cercanía, por más dinero podrán mirar fijamente a los ojos a la dama durante un minuto.
El club advierte que no se permiten las relaciones sexuales con las empleadas.

Subway, en aprietos por longitud de su emparedado

NUEVA YORK, 17 enero 2013 (AP) — Una pulgada, el equivalente a dos centímetros y medio, ha sido suficiente para causar furor en internet. Y de paso, ha metido en problemas a la reina de los restaurantes de comida rápida.


Subway —la empresa más grande de este sector en el mundo, con 37.000 establecimientos— enfrentó una oleada de críticas después de que un consumidor australiano publicó en la página de la empresa en Facebook una foto de uno de los famosos emparedados que ofrece la compañía, de un pie de longitud, junto a una cinta métrica que dejó en claro que ese producto en realidad medía 11 pulgadas (28 centímetros). Un pie equivale a 12 pulgadas (30,48 centímetros).

Más de 100.000 personas han manifestado que les "gusta" la imagen o han escrito opiniones relacionadas con ésta, que se publicó con el comentario "Subway, responde por favor". Imágenes semejantes han proliferado en Facebook y el diario New York Post realizó una investigación que encontró otros siete sándwiches que no alcanzaban la medida prometida.

Para el jueves por la tarde, la foto que desató la polémica había desaparecido de la página de Subway en Facebook, que tiene 19,8 millones de "amigos". Un portavoz de Subway, con sede en Milford, Connecticut, se negó a emitir comentarios sobre la imagen, pero precisó que la longitud de los emparedados puede variar ligeramente cuando el pan, que se hornea en cada establecimiento de la cadena, no se prepara con las especificaciones exactas de la compañía.

"Estamos reforzando nuestras políticas y procedimientos, en busca de garantizar que nuestras ofertas sean siempre coherentes, sin importar el restaurante de Subway que uno visite", informó la empresa en un comunicado difundido por correo electrónico.

La foto y sus consecuencias ilustran el desafío que enfrentan las empresas ante el crecimiento de las redes de socialización como Facebook, YouTube y Twitter. Antes, difícilmente alguien en un establecimiento en Australia hubiera podido causar semejante revuelo, pero el poder de internet significa que la publicación de contenido negativo sobre una empresa puede propagarse en segundos desde un poblado pequeño hasta el resto del mundo.

"La gente busca la diferencia entre lo que prometen las empresas y lo que entregan realmente y cuando la encuentran, no importa que sea una milla o una pulgada, pueden emitir una alerta y decir, '¡miren esto, los descubrí!''', dijo Allen Adamson, director administrativo de la firma Landor Associates, que tiene su sede en Nueva York y asesora a las compañías sobre los pasos para preservar el prestigio de su marca.

Subway siempre ha ofrecido emparedados de un pie desde que abrió en 1965.

Este escándalo es la más reciente de una serie de dolores de cabeza para las empresas causado por una foto negativa o un acontecimiento que se vuelve viral.

El año pasado, un empleado de Burger King colocó una foto en Twitter de alguien parado con zapatos dentro de dos recipientes de lechuga.

En 2009, trabajadores de Domino's Pizza subieron un video a YouTube de personal preparando una pizza de forma no muy higiénica. El año pasado un empleado de KitchenAid hizo un comentario inapropiado sobre el presidente Barack Obama utilizando la cuenta oficial de KitchenAid en Twitter.

Fotos: Internet 

Mujer atrapada entre dos edificios en Portland




PORTLAND, 17 enero 2013 (AP) — Los bomberos de Portland abrieron un hueco en una pared de concreto y usaron una bolsa de aire y lubricante para rescatar a una mujer que cayó y quedó atrapada el miércoles en un estrecho espacio entre dos edificios.

La mujer pasó cuatro horas en un espacio de entre 20 y 25 centímetros (8 y 10 pulgadas) de ancho. Las imágenes televisivas del rescate mostraron a la mujer saliendo del espacio aproximadamente a las 7:30 a.m.

Los bomberos dijeron que no habían recibido una explicación clara de cómo quedó atrapada la mujer. El teniente Rich Chatman, del Departamento de Bomberos de Portland, dijo que la mujer había estado fumando en la azotea de un edificio de dos pisos antes de caer unos tres metros.

La mujer quedó trabada a poco más de un metro sobre el nivel del piso, antes que los bomberos instalasen abrazaderas para sostenerla. Además, colocaron un calentador portátil para mantenerla cálida en medio de temperaturas cercanas a los cero grados centígrados y colocaron una bolsa inflable entre las paredes para separarlas un poco.

"Ella estaba de buen ánimo", dijo Chatman. "Simplemente tratamos de tranquilizarla... y le dijimos que no nos íbamos a ir sin ella".

Luego que los socorristas abrieron un agujero del tamaño de una ventana, Chatman aplicó lubricante en las paredes. La mujer entonces se desplazó hasta el hueco, halada por los socorristas.

"Una vez rescatada, la mujer fue llevada al hospital de Oregon Health & Science University, donde parecía encontrarse bien, dijo el teniente de bomberos Damon Simmon.

El equipo que rescató a la mujer entrena para situaciones especiales, como derrumbes de edificios, por lo que ninguna de las tácticas empleadas el miércoles fue improvisada, dijo Simmons.


















Fotos: Rescate (Agencias)