Google+ 01/16/13 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

miércoles, 16 de enero de 2013

Tenía intención de festejar su cumpleaños en un bar.

BERLIN, 16 enero 2013 (Reuters).- Un hombre de 94 años de edad se escapó de un hospital de Munich en donde estaba internado para tomarse una cerveza y festejar de esa manera su cumpleaños.

Según informó la Policía alemana, un testigo vio al anciano en una estación de metro esperando con su bata y una aguja intravenosa todavía conectada en su brazo izquierdo. Después de un llamado a la línea de emergencias, un móvil policial se hizo presente y pudieron constatar que el hombre se había fugado de una clínica. El mismo anciano declaró que se había escapado y estaba en camino a una cervecería a festejar su cumpleaños.

Finalmente el hombre fue acompañado al hospital donde los médicos acordaron permitirle tomar una bebida, siempre y cuando sea en su habitación.

Ilustración: "Oktoberfest Girls", fotografía de Terry, publicada en biruwananbai.com

Una residencia de ancianos de Pekín tiene una lista de espera de cien años

PEKÍN, 16 enero 2012 (ABC).- La política gubernamental del «hijo único» en China dificulta que una sola persona pueda hacerse cargo de sus padres.

La principal residencia pública de ancianos de Pekín cuenta actualmente con una lista de espera de nada menos que un siglo, una demora de toda una vida sólo accesible para generaciones venideras, informa hoy el diario «Beijing Evening News».

Ancianos de la Residencia para la Tercera Edad de Dongzhimen [Foto/Xinhua]
La residencia, que cuenta con 1.100 camas y más de 10.000 interesados, ofrece calidad, una ubicación «conveniente» y es «relativamente asequible», aseguró al citado rotativo Su Ying, un ciudadano pequinés que intentó sin éxito ingresar a su madre, quien sufre parálisis y necesita cuidados profesionales.

El periódico relata que cada vez resulta más complicado encontrar un sitio adecuado para la población de mayor edad en Pekín, ya que las residencias públicas de calidad están saturadas y las privadas son muy caras, con precios que rondan los 250.000 yuanes al año (alrededor de los 40.000 dólares).

Aunque los ancianos son tradicionalmente atendidos por sus descendientes en China, la política gubernamental del «hijo único» (que ha envejecido considerablemente la población del país) dificulta que una sola persona pueda hacerse cargo de sus padres, sobre todo si padecen alguna enfermedad.

Pese a que en la potencia asiática, muy respetuosa con los ancestros, todavía se ve con recelo recurrir a las residencias, cada vez hay más demanda por las citadas razones, dice el periódico, y cifra en 450.000 los mayores que en 2011 vivían en estos hogares.