Google+ 10/13/12 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

sábado, 13 de octubre de 2012

'Asesinos en serie', una instalación en Nueva York que pone los pelos de punta



NUEVA YORK, 14 octubre 2012 (AFP).- Nueva York tiene decenas y decenas de espectáculos, museos y galerías de arte, aunque siempre hay lugar para algo nuevo y original en la Gran Manzana, como prueba la espeluznante instalación sobre asesinos en serie que acaba de inaugurarse.
Como en otros casos, los visitantes de 'Killers: a Nightmare haunted house' ('Asesinos: una casa embrujada de pesadilla') recorren las diferentes salas examinando detenidamente el espectáculo aunque, a diferencia de lo que sucedería en el Museo Metropolitano, en esta ocasión salen empapados en sangre.
La exposición se realiza hasta principios de noviembre en el barrio de Lower East Side, en el sur de Manhattan y lleva la experiencia de la tradicional casa embrujada por los caminos más lúgubres de la historia criminal estadounidense.
Los actores que merodean en rincones de la instalación representan a asesinos en serie como Jeffrey Dahmer, 'el caníbal de Milwaukee', o Ed Gein, que robaba tumbas y se vestía de mujer, inspirando películas de terror como 'Psicosis', de Alfred Hitchcock, y 'La masacre de Texas'.
Para los visitantes ávidos de espanto, que pagan entre 20 y 60 dólares (entre 15,44 y 46,32 euros), la diversión comienza en la recepción del teatro, donde se exhiben objetos de los asesinos en serie. Entre éstos pueden verse pinturas y poemas como los de Charles Manson, documentos de la policía, y fotografías de la autopsia de Jeffrey Dahmer tras haber sido asesinado en prisión por otro detenido. "Un préstamo de alguien que, por razones evidentes, quiere permanecer anónimo", dijo el portavoz de la muestra, Daniel DeMello.
Unos acomodadores vestidos como agentes del FBI, la Oficina Federal de Investigaciones estadounidense, hacen formar fila a la multitud antes de dejar entrar a pequeños grupos a través de cortinas negras en la casa del horror. Quienes quieren ser tocados por los actores llevan pintada la cabeza con sangre falsa.
Una vez dentro, lo que más se escucha son gritos, de los actores -como la mujer que observa cómo un doctor psicótico le amputa una pierna- o de los visitantes.
Motosierras, un pasillo ensangrentado, un asesino electrocutado en la silla eléctrica, una condesa húngara del siglo XVI preparando un baño con sangre de jóvenes mujeres: incluso para quienes no se asustan, la puesta en escena tiene un efecto espeluznante.
El director del espectáculo, John Harlacher, afirma que los asesinos en serie generan una particular atracción en Estados Unidos. "Están por todo el mundo, pero en Estados Unidos, la cultura los eleva al rango de celebridades", explica Harlacher, agregando que los asesinos psicóticos estadounidenses incluso hasta respetan valores nacionales tradicionales, como "planea con tiempo, trabaja duro".
Harlacher espera unos 35.000 visitantes hasta principios de noviembre.
Entre el público presente esta semana se encontraba un hombre que sabe algo acerca de asustar a la gente: el director de la célebre película 'El exorcista', William Friedkin, quien salió con el pulgar en alto, aprobando lo que acababa de ver.
Para otra visitante menos conocida, Alexandra Balabuer, de 21 años, la experiencia también fue satisfactoria: "Fue divertido. Me asusté, pero me divertí mucho", señaló.

Acusada de matar a su sobrino con su sobrepeso


MÉXICO, 13 octubre 2012 (EFE).- Mayra Rosales, de 32 años que padece sobrepeso extremo habló con el canal TLC sobre el juicio que enfrentó por el supuesto asesinato de su sobrino de dos años.

Los hechos ocurrieron en el 2008, cuando supuestamente Rosales había volcado por accidente y aplastado al niño Eliseo Jr.; sin embargo, después de ciertas investigaciones, los médicos determinaron que la muerte del menor realmente había sido por golpes y no por asfixia.

Convencida por su hermana, Mayra se hizo responsable de los hechos e inventó que al dar la vuelta en su cama había caído sobre Eliseo; sin embargo, tras la autopsia se determinó que el niño murió por un fuerte golpe en la cabeza, ya que su madre en reiteradas ocasiones lo golpeaba con un cepillo en los brazos, piernas y más. Así, el día que murió había recibido un fuerte golpe en la cabeza.

Ahora la hermana está en prisión y Mayra busca perder peso con ayuda de un tratamiento.


Una niña china muere después de que su padre le obligara a correr 6 horas


PEKÍN, 13 octubre 2012 (EFE).- Una niña china de 6 años murió en el este del país después de que su padre le obligara a correr durante seis horas como castigo, informó hoy el diario oficialista "Global Times".
El padre, de 30 años, apellidado Zhang y actualmente bajo custodia policial, castigó así a su hija después de que ésta desordenara la casa en la localidad de Yueqing, en la provincia oriental de Zhejiang.
Tras las horas de ejercicio físico, la niña se despertó por la noche, quejándose de dolores de estómago y poco después cayó inconsciente antes de fallecer.
El suceso ocurrió el pasado fin de semana, pero las autoridades no han informado del mismo hasta ahora.
Zhang también había pegado a su hija con un zapato, por lo que el cuerpo de presentaba varios moratones, aunque el médico forense descartó que esos golpes hubieran causado la muerte de la niña.
Para colmo, cuando el padre se enteró en el hospital de la muerte de su hija, mostró incredulidad e insistió en llevar a la niña a otro centro médico para una "segunda opinión", pero acabó abandonando el cadáver junto a un árbol, antes de entregarse a la policía.
En los últimos días, éste y otro caso (en el que una profesora golpeó con violencia a una niña autista en una escuela) han sensibilizado a la sociedad china acerca del maltrato a menores, en un país donde muchos de estos sucesos no son denunciados.

Llamada desde Suecia (o cómo los ganadores del Nobel reciben la noticia)


ESTOCOLMO, 13 octubre 2012 (AFP).- Algunos reciben la noticia en un avión, otros creen que se trata de una broma, y otros simplemente no alcanzan a contestar la llamada: los ganadores del premio Nobel reciben la noticia por teléfono, una llamada esperada por muchos pero que pocos reciben.
El martes, el físico francés Serge Haroche caminaba junto a su esposa cuando su teléfono empezó a sonar. Cuando vio que el número comenzaba por +46, supo que la llamada venía de Suecia y que iba a vivir un día inolvidable. "Estaba en la calle, pasaba junto a un banco, y me senté inmediatamente", relató el francés al jurado.
El físico Robert Lefkowitz dormía cuando le anunciaron el premio, como la mayoría de ganadores estadounidenses, tomando en cuenta la diferencia horaria. "Dormía profundamente cuando el teléfono empezó a sonar. No lo escuché. Tengo que admitir que me pongo tapones en los oídos, así que mi esposa contestó al teléfono y me pasó la llamada: es para ti. Y así fue como me enteré de la noticia. Una gran sorpresa", relató.
Por lo general, las diferentes academias llaman a los ganadores media hora antes del anuncio oficial.
Los australianos Barry Marshall y Robin Warren establecieron una tradición a partir de 1983, el año en que hicieron un descubrimiento revolucionario en el que atribuyeron las úlceras a una bacteria y no al estrés, como se creía hasta entonces: cada año, el día del anuncio del Nobel de Medicina, se reunían en un pub y aguardaban comiendo y bebiendo. Finalmente, en 2005, recibieron la llamada de Estocolmo.
El suizo Richard R. Ernst estaba en un avión el día que recibió el Nobel de Química, en 1991. "El piloto se acercó y me dijo que había ganado el premio. Fui a la cabina y hablé con la radio suiza y con mi familia", explicó.
El farmacéutico estadounidense Louis Ignarro vivió en 1998 una aventura aún más graciosa: Ignarro estaba subiendo a un avión cuando un empleado del aeropuerto le pasó una llamada. Al otro lado de la línea, un colega, con reputación de bromista, le anunció que había ganado el premio. "Luego, la línea se cortó. Tenía que embarcar hacia Nápoles. Así que no sabía realmente si había ganado o no. Pensé que tal vez, si realmente había ganado, mi rostro estaría en todos los periódicos, así que miré a mi alrededor. Pensé que tal vez la gente me reconocería. Pero no fue así", recordó Ignarro.
A su llegada, un profesor de la universidad a la que iba lo recibió con el comunicado del Comité Nobel. "Estaba escrito en sueco, pero reconocí la palabra Nobel. Me tiré al piso, literalmente, de dicha".
La ganadora del Nobel de Literatura de 2007, la británica Doris Lessing, y el ganador del Nobel de Economía de 1994, el alemán Reinhard Selten, se enteraron de la noticia al ver a un grupo de periodistas frente a su casa al volver de hacer unas compras.
Sin embargo, muchos nunca recibirán esta llamada.

La depresión, una enfermedad cada vez más común y poco tratada


LONDRES, 13 octubre 2012 (BBC).- La depresión, la enfermedad mental más común, afecta a unas 350 millones de personas en el mundo y a pesar de los tratamientos efectivos muchos pacientes nunca son tratados ni diagnosticados. Ese es el mensaje que muchos expertos en todo el mundo están lanzando por el Día Mundial de la Salud Mental.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 75% de las personas que sufren la enfermedad vive en los países en desarrollo. Pero debido al estigma y desconocimiento que todavía existen sobre la depresión, muchos no reconocen que están enfermos.
"Es una enfermedad cada vez más común en todo el mundo, con una tendencia cada vez mayor de ser un alta prioridad de salud pública, más que las enfermedades cardiovasculares o neurológicas", cuenta el doctor Roger Montenegro, miembro del consejo de dirección de la Fundación Mundial para la Salud Mental (WFMH, por sus siglas en inglés).
"La depresión es una problemática que ya vemos todos los días, en hospitales, en nuestras propias familias", dice el también presidente de la Fundación Contener en la Argentina, una organización de defensa de derechos de las personas que sufren trastornos mentales.
Pero a pesar de ser tan común, dice el experto, mucha gente todavía no puede reconocer la enfermedad cuando la sufre y por lo tanto no busca ayuda para aliviarla.
Tristeza "sostenida"
La depresión, explica el experto, no son las fluctuaciones del estado de ánimo que todos podemos sentir en determinado momento. Genera un estado sostenido de tristeza o falta de esperanza que puede durar dos semanas o más e interfiere con la capacidad de funcionar en nuestra vida diaria.
"Hay que diferenciar la tristeza de la depresión", dice Montenegro. "La tristeza es parte de la vida, pero hay un nivel de tristeza que a pasa a preocupaciones somáticas o inhibición en el comportamiento psicosocial. La depresión produce una desconcentración y desinterés por la vida, trastornos de sueño, disminución de la libido".
El 75% de las personas que se suicidan comunicaron un mes antes de suicidarse, a un familiar o conocido, que tienen deseos de morir o matarse
Estos son los síntomas de las formas leves y moderadas de la depresión, pero en sus formas más severas puede poner en riesgo la vida del que la sufre. "En sus formas más profundas la enfermedad va acompañada de otros síntomas y allí comienza a instalarse la idea de que la vida no tiene sentido y que la muerte puede ser un alivio", explica el psiquiatra.
En los casos más graves la depresión puede llevar al suicidio: un millón de personas se suicidan cada año en el mundo, según la OMS. En América Latina y el Caribe la cifra es de 63.000.
"Sabemos -dice Montenegro- que 75% de las personas que se suicidan han comunicado, un mes antes de suicidarse, a un familiar o conocido que tienen deseos de morir o matarse, 60% ha comunicado ese deseo en los dos meses previos al acto y 50% en los tres meses antes de cometerlo". "Y esto ocurre porque estas personas no fueron tratadas adecuadamente", agrega.
"Es necesario hacer mucho más"
La enfermedad es un trastorno complejo en el que intervienen factores sociales, psicológicos y biológicos.
Puede ser causa o consecuencia de otra enfermedad, como cardiovascular o una experiencia postparto, o puede ser resultado de presiones económicas y sociales, desempleo, desastres naturales y guerras.
En América Latina, se calcula que la depresión afecta a 5% de la población adulta, y seis de cada diez personas con la enfermedad en la región no reciben tratamiento. Pero las brechas entre un país y otro en diagnóstico y tratamiento de la enfermedad son enormes. Por ejemplo, un estudio llevado a cabo por la WFMH sobre depresión entre los adultos mayores en varios países de América Latina encontró que en Perú, México y Venezuela, la mayoría de los participantes con síntomas de la enfermedad nunca habían recibido tratamiento para ella.
A pesar de la enorme carga de salud pública, el presupuesto que dedican muchos países a la salud mental es mínimo. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en América Latina y el Caribe, el porcentaje del presupuesto sanitario destinado a salud mental es inferior al 2%.
La enfermedad, dice el doctor Montenegro, está relegada en la región. "Los gobiernos han producido declaraciones para crear leyes de salud mental con presupuestos muy bajos, o con promesas imposibles de cumplir o presupuestos que luego son recortados", explica el miembro del consejo de dirección de la Fundación Mundial para la Salud Mental.
"En el grueso de América Latina es necesario hacer mucho más porque no basta con tener solo buenas intenciones. Es necesario educar y luchar para los temas de salud mental entren en la agenda y en la cabeza de los políticos, y educar a los médicos de atención primaria, que son el primer contacto del paciente, para que puedan reconocer los síntomas y detectar la enfermedad".
Y agrega: "Es necesario trabajar mucho más en un esfuerzo de tres partes, que incluya a profesionales, pacientes y sus familias".