Google+ Kim Jong-un, el hombre más sexy del mundo y la ironía oriental ~ Wicked Magazine

viernes, 30 de noviembre de 2012

Kim Jong-un, el hombre más sexy del mundo y la ironía oriental

LONDRES, 30 noviembre 2012 (AP).- Una revista satírica norteamericana otorga este peculiar título al dictador norcoreano y muchos periódicos chinos recogen la información como si fuera veraz, incapaces de entender el sentido del humor occidental


¿Cómo puede alguien creerse que el joven y obeso dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, sea el hombre más «sexy» del mundo? Por surrealista que parezca, la noticia, difundida en principio como una broma de un periódico satírico americano, ha aparecido durante los últimos días en los medios chinos como si fuera cierta

El colmo de tal despropósito lo ha rizado el «Diario del Pueblo», periódico portavoz del Partido Comunista chino, que incluso llegó a dedicar en su página «web» una galería con 55 fotos de Kim Jong-un. Ni una «top model» suele gozar de tal despliegue. Influidos quizás por el propagandista nazi Joseph Goebbels, quien pontificó que «una mentira repetida mil veces se convierte en verdad», los editores del «Diario del Pueblo» debieron pensar que el dudos atractivo del sátrapa norcoreano aumentaría a medida que hubiera más retratos de su mofletudo rostro.

El origen de tan rocambolesca historia se sitúa en «The Onion» («La Cebolla»), un periódico satírico estadounidense que fue fundado en 1988 y asegura tener una difusión de 400.000 lectores. El pasado 14 de noviembre, su página web tenía «el orgullo de anunciar que el Líder Supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, de unos 29 años, había sido nombrado por el periódico el Hombre Vivo Más Sexy de 2012». Entre sus atributos, el artículo destacaba que «con su atractivo devastador, su cara redonda, su encanto de niño y su complexión fuerte y maciza, este rompecorazones de Pyongyang es el sueño hecho realidad de cualquier mujer». El hijo del difunto Kim Jong-il se unía así a la más que selecta lista de «guapos» que le precedían en dicho título: el bobalicón pero sanguinario dictador de Siria, Bashar al-Assad, y Bernie Madoff, el banquero judío condenado a 150 años de prisión por robar más de 65.000 millones de dólares en la mayor estafa piramidal de Estados Unidos.

Varios días después, un programa nocturno de entretenimiento de la cadena de Hong Kong Phoenix TV se hacía eco de esta noticia y empezaba una bola de nieve que se ha agrandado gracias a internet. Aunque el portal de Phoenix TV aclaraba que «The Onion es un medio satírico», otros medios chinos difundieron la información sin tener en cuenta este pequeño detalle. Una buena muestra de que, en la actual era de internet, el periodismo ha sido sustituido por el habitual «corta y pega» con que unos medios se copian –perdón, nos copiamos– a otros. Para ser sinceros, hay que aclarar que buena parte de esta noticia no es más que un refrito de varias informaciones que pululan por la Red con aspecto de ser ciertas, pero vaya usted a saber.

«En China es muy normal que los medios se copien sin ni siquiera citar la fuente, que sólo aparece cuando se trata de un tema sensible que puede afectar al Gobierno», explica a ABC desde Hong Kong un periodista de Phoenix TV, quien asegura que su cadena dio la noticia «sin especificar que era una broma, una aclaración que se hizo luego aprovechando las actualizaciones que permite internet».

Rebotada por varios medios chinos, dicha noticia llegó finalmente al «Diario del Pueblo», cuya amplia cobertura, sobre todo gráfica, ha sido agradecida por «The Onion». «Para más información sobre El Hombre Vivo Más Sexy de 2012, Kim Jong-un, por favor visite a nuestros amigos del Diario del Pueblo en China, una orgullosa filial comunista de The Onion. Reportaje ejemplar, camaradas», se mofa la publicación americana con un enlace al órgano portavoz del régimen de Pekín, que ya ha retirado la crónica de su web y donde posiblemente haya rodado alguna que otra cabeza.

Y es que, aunque en Oriente se gaste mucho humor amarillo, los asiáticos tienen un sentido de la ironía muy distinto al occidental. De hecho, ni siquiera hay una palabra en mandarín que signifique exactamente «ironía», ya que la acepción de la más parecida (feng ci) está más próxima a «cinismo». «En español, la ironía se interpreta como algo lúdico, pero en chino implica siempre ciertas dosis negativas y algo de crítica», detalla el profesor Dong Yansheng, traductor del Quijote al mandarín, quien sin embargo cree que «la percepción de la ironía depende de la sensibilidad del individuo, más que de su cultura o nacionalidad».

No es la primera vez que las chanzas de «The Onion» son tomadas al pie de la letra. En 2002, el tabloide «Noticias Vespertinas de Pekín» reprodujo que el Congreso de EE.UU. había amenazado con marcharse de Washington si no se construía un nuevo edificio, tal y como suelen hacer los equipos de rugby y béisbol americanos para reclamar a las autoridades municipales reformas en sus estadios.

Pero los medios chinos no son los únicos que pican con tales parodias. Cuando The Onion» se inventó en septiembre que la América rural votaría antes a Mahmoud Ahmadinejad que a Obama, la agencia semioficial iraní en inglés no dudó en copiar la información palabra por palabra. Especialmente cómicas eran las citas ficticias atribuidas a un granjero de Virginia Occidental, que prefería ir a un partido de béisbol con Ahmadinejad porque «se toma la defensa nacional en serio y nunca dejaría que unos manifestantes homosexuales le dijeran cómo dirigir el país, como hace Obama».

La ironía, como se ve, no es un lujo al alcance de todo el mundo.