Google+ Un tiburón salva a un hombre perdido en el mar ~ Wicked Magazine

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Un tiburón salva a un hombre perdido en el mar

TARAWA, 19 septiembre 2012 (RT).- Un hombre que llevaba 106 días en una barca en el mar, sin gasolina y ya sin provisiones, fue despertado por un tiburón, justo a tiempo para pedir ayuda a otra nave que pasaba por la zona.

Toakai Teitoi, un policía de Kiribati estaba dormido, cubierto con una tela que usaba para protegerse del sol, cuando el animal golpeó el borde de su embarcación, informó el periódico británico Daily Mail. 

Al abrir los ojos, el hombre vio un tiburón que flotaba alrededor y a un remolcador que pasaba cerca. Empezó a gritar y agitar las manos para llamar atención de la tripulación que posteriormente lo rescató. 

A pesar de haber tenido un viaje tan duro, el hombre se encuentra sano. Su compañero de travesía había fallecido de deshidratación seis semanas después del comienzo de su aventura. 

Los hombres salieron a navegar el 28 de mayo desde Tarawa, la capital de Kiribati. Planeaban un viaje de solo dos horas, pero después de parar para pescar y haberse dormido, los hombres se despertaron a la mañana siguiente en el mar abierto sin gasolina suficiente para regresar. 

"Teníamos comida y podíamos pescar, pero no había agua”, contó Teitoi. Un día después de la muerte de su compañero hubo una lluvia fuerte, que le permitió abastecerse de agua y evitar correr la misma suerte que su compañero. 

 Es curioso que Teitoi, padre de seis hijos, decidiera emprender su viaje en barco después de haber visto una película sobre cuatro marineros de Kiribati que se perdieron en el mar y solo dos sobrevivieron y fueron arrojados a la costa de Samoa Americana. 

 Teitoi contó que a pesar de tener pocas esperanzas de salvarse, rezaba cada día hasta que el 11 septiembre el buque, procedente de las Islas Marshall lo rescató. 

“Si no me hubiera despertado el tiburón, no habría podido ver el barco y llamar la atención del equipo, que habría podido pensar que yo no estaba en peligro", dijoTeitoi, antes de jurar que nunca volverá a navegar.