Google+ Día Mundial para la prevención del suicidio ~ Wicked Magazine

lunes, 10 de septiembre de 2012

Día Mundial para la prevención del suicidio



CIUDAD DE MEXICO, 10 septiembre 2012 (Televisa).- Hoy es el Día Mundial para la prevención del suicidio. Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS), cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo. En México 5,012 personas se quitaron la vida durante 2010, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En ese lapso, hubo nueve suicidios de hombres por cada dos de mujeres. De la población de 12 años y más que cometió suicidio, 28.6% estaba desempleada. El ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación, constituyó el medio más empleado para quitarse la vida. En los adolescentes de 15 a 19 años, los suicidios figuran como la tercera causa de muerte.

El suicidio, definido como ?la acción de matarse a sí mismo?, es un fenómeno que se produce en un contexto complejo, debido a que influyen factores de riesgo de distinta naturaleza, como los biológicos, psicológicos y sociales, entre otros; este hecho puede ser previsible, ya que existen signos y síntomas que se manifiestan mediante un proceso que comienza desde que aparecen en el individuo los pensamientos acerca de quitarse la vida, la planeación de cómo hacerlo y los intentos, todo esto conocido como conducta suicida, de ahí la importancia de que los esfuerzos de la sociedad se encaminen a la pronta identificación de este comportamiento para proporcionar el tratamiento adecuado y así evitar los decesos por esta causa.

La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP, por sus siglas en inglés) en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), instituyeron el 10 de septiembre como el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con la intención de llamar la atención sobre esta problemática y alentar a la adopción de medidas a nivel mundial.

Los suicidios se han convertido en un problema de salud pública en el mundo, datos de la OMS revelan que alrededor de un millón de personas se suicidan cada año, cifra que supera el conjunto de defunciones por homicidios y guerras.

Los intentos e ideas suicidas son mucho más comunes que el hecho consumado, es decir, el número de intentos puede ser 20 veces más que el número de muertes por esta causa.

Las tasas de suicidios más altas se registran en países de Europa Oriental, como Lituania y la Federación Rusa, y las más bajas en los países de América Central y América del Sur, como Perú, México, Brasil y Colombia.

El suicidio en adolescentes de 15 a 19 años de edad figura como la segunda causa de muerte en el mundo. Estudios sobre la conducta suicida señalan que la cohesión familiar y la autoestima son factores de protección que ayudan a los adolescentes a mitigar los agentes causantes de este comportamiento, no obstante, es necesaria la colaboración y atención en todos los ámbitos vinculados con este grupo de población (individual, familiar, escolar, sistema de salud, entre otros) para la creación de estrategias efectivas para su prevención

México figura con tasas bajas de mortalidad por esta causa, es posible advertir que el indicador presenta una tendencia creciente, ya que en el periodo de 1990 a 2010 su valor prácticamente se duplicó, al pasar de 2.3 a 4.5 suicidios por cada 100 mil habitantes.

En las zonas urbanas esta causa de muerte presenta un mayor proporción que en las rurales (77.8 y 20.5%, respectivamente). Existen cuatro entidades que presentan las tasas más altas: Yucatán (10.5), Quintana Roo (10), Campeche (7.5) y Baja California Sur con una tasa de 7.1 por cada 100 mil personas.

Diversas investigaciones indican que son las mujeres quienes con mayor frecuencia presentan tanto la idea como el intento suicida, sin embargo, en la mayoría de los casos los hombres son quienes consuman el hecho.

En 2010 se registraron nueve suicidios de hombres por cada dos de mujeres, esto podría deberse a letalidad de los métodos que utilizan unos y otros, ya que si bien, en ambos casos el medio más empleado fue el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación (78.3% en hombres y 69.7% en mujeres), el disparo con arma larga fue el segundo método más utilizado por los hombres (12.1%), el cual tiene mayor probabilidad de causar la muerte, mientras que en las mujeres fue el envenenamiento por gases, vapores, alcohol y plaguicidas (17 por ciento).

De la población total que cometió suicidio, el conjunto de quienes tenían de 15 a 29 años representaron la mayor proporción de fallecimientos por este hecho (41 por ciento), mientras que uno de cada nueve (11%) eran adultos mayores de 60 años y más. Por último, destaca que de las mujeres que se suicidaron, el porcentaje más alto correspondió a las adolescentes de 15 a 19 años (22.8 por ciento).

En lo que se refiere a la situación conyugal de la población que cometió suicidio, al momento de morir la mayoría se encontraba casada o unida (49%), en segundo lugar se ubica el conjunto de quienes estaban solteros (42%). Por sexo se distinguen algunas diferencias, ya que mientras en los hombres que se quitaron la vida la situación conyugal que prevaleció fue la de casados o unidos (50%), en las mujeres el mayor porcentaje correspondió a las solteras (46.3 por ciento).

De acuerdo con el nivel educativo que tenían las personas que se suicidaron, se observa que tanto en hombres como en mujeres el porcentaje mayor corresponde a los que contaban con estudios de secundaria completa (23.1% y 23.6%, respectivamente).

En lo que se refiere a características socioeconómicas, la información disponible permite identificar que 29.6% de la población de 12 años y más que cometió suicidio se encontraba desempleada, situación que se ve más acentuada para el caso de las mujeres que para los hombres (71.7% y 20.1%, respectivamente).

De acuerdo con el mes en que ocurren los suicidios se puede observar que el número de decesos es prácticamente uniforme en el transcurso del año con un ligero aumento en el mes de mayo.

Entre otros aspectos que se pueden mencionar como factores de riesgo para desarrollar una conducta suicida se encuentran la rigidez o descuido por parte de la familia; alguna separación o pérdida familiar; alcoholismo o drogadicción, tensión e inmadurez emocional en los adolescentes, deudas, etc.

Al revisar la tasa de suicidios en la población de 15 a 19 años por entidad federativa, es posible identificar cuatro entidades donde esta causa de muerte tiene un mayor impacto: Colima (11.2), Quintana Roo (10.9), Yucatán (10.4) y Durango, con una tasa de 10.2 defunciones por cada 100 mil adolescentes.