Google+ Falciano del Massico: el pueblo en Italia que prohibe morir ~ Wicked Magazine

martes, 13 de marzo de 2012

Falciano del Massico: el pueblo en Italia que prohibe morir

ROMA, 13 marzo 2012 (ABC) — Bienvenidos a Falciano del Massico, la ciudad donde está prohibido morirse. Esta localidad italiana de la provincia de Caserta ha aprobado una ordenanza municipal con la que prohíbe a sus cerca de 4.000 habitantes fallecer en la ciudad.


Su alcalde, Giulio Cesare Fava, ha liderado esta iniciativa ya que el pueblo no tiene cementerio, o mejor dicho, el cementerio pertenece al ayuntamiento vecino, Carinola. Una historia que comenzó en 1964 cuando Falciano se convirtió en ayuntamiento independiente.

«El error se produjo cuando quien llevó a cabo la división del territorio no se dio cuenta de que debía incluir también una parte del cementerio», comenta Fava en unas declaraciones recogidas por «LaStampa.it».

Según comentan sus vecinos, que se muestran contentos con la iniciativa, construir un cementerio nuevo o agrandar el que ya existe es una hipótesis inviable visto que en Falciano del Massico no disponen derecursos económicos para ello.

Sin embargo, el alcalde no se rinde y mientras saca a delante el proyecto de construir un nuevo camposanto, ha prohibido a sus vecinos morirse. «Se trata de una provocación, pero la situación es terrible. En Falciano ha habido una verdadera revolución popular y los habitantes ya han recogido miles de firmas y algunos propietarios me han ofrecido parte de sus tierras para ello», concluye Fava.


Pueblo en Italia prohibe... morir


ROMA, 13 marzo 2012 (AP) — Desde febrero se volvió ilegal morir en Falciano del Massico, un poblado de 3.700 personas a unos 50 kilómetros (30 millas) de Nápoles, en el sur de Italia, informó la prensa local el martes.


El alcalde Giulio Cesare Fava emitió el decreto porque el poblado no tiene cementerio y está enemistado con un pueblo cercano que tiene uno, lo cual ocasiona un problema de logística sobre qué hacer con los muertos.

El alcalde dijo a los periódicos que los habitantes están satisfechos.

"La orden ha traído felicidad", dijo Fava, citado el martes por la prensa. "Desafortunadamente dos ancianos desobedecieron".