Google+ Viaje al centro de la Luna ~ Wicked Magazine

sábado, 31 de diciembre de 2011

Viaje al centro de la Luna


BARCELONA, 31 diciembre 2011 (La Vanguardia).- Será una Nochevieja especial en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en Pasadena (California), desde donde se controlan las dos naves de la misión Grail. Una Nochevieja de trabajo.

La nave Grail-A debe situarse hoy en órbita alrededor de la Luna y su gemela, Grail-B, debe seguirla mañana. Entre las dos, deberán cartografiar en los próximos meses el campo gravitatorio de la Luna con una precisión sin precedentes. Sus mediciones permitirán deducir cómo es el interior lunar y, a partir de ahí, explicar cómo ha evolucionado el satélite a lo largo de su historia.

"Grail es un viaje al centro de la Luna" , declaró el miércoles en una rueda de prensa en línea Maria Zuber, investigadora principal de la misión, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). "Nos permitirá reconstruir la evolución de la Luna en sus primeros tiempos".

Grail-A y Grail-B, naves no tripuladas del tamaño aproximado de una lavadora, sobrevolarán la Luna siguiendo la misma órbita, como si una persiguiera a la otra. Las pequeñas diferencias regionales en el campo gravitatorio de la Luna harán que, sobre algunas zonas, las naves se aceleran ligeramente y que en otras zonas se frenen. Enviándose señales de microondas entre ellas, las naves podrán medir en todo momento la distancia que las separa con una precisión de unas pocas micras.

A partir de estas mediciones, los científicos podrán deducir en qué regiones de la Luna es más intenso el campo gravitatorio y en qué regiones es más débil. Según Maria Zuber, "es como hacer un TAC de la Luna, pero utilizando la gravedad; nos proporciona una imagen del interior lunar igual que [un TAC] proporciona una imagen del interior del cuerpo". Esta misma técnica ya se está utilizando con éxito para cartografiar el campo gravitatorio de la Tierra y escrutar su interior en la misión Grace, lanzada en el 2002 y todavía operativa.

Una vez se descubra cómo es el interior de la Luna, los astrónomos podrán preguntarse cómo ha llegado a ser, cómo es desde que se formó a partir de un fragmento de la Tierra hace unos 4.500 millones de años. "Esta misión reescribirá los libros de texto sobre la evolución de la Luna", afirma Zuber.

Pero antes, Grail-A y Grail-B deben situarse en la órbita correcta alrededor de la Luna. "El gran reto de Grail es conseguir llegar a la órbita de trabajo", ha advertido David Lehman, director de la parte de ingeniería de la misión, en declaraciones recogidas por Spaceflight Now.

Después de 16 semanas de viaje, Grail-A debe ejecutar hoy una maniobra de frenado durante 40 minutos para ser capturada por la gravedad de la Luna a las 22.21 h (hora española). Grail-B le debe seguir mañana y entrar en órbita a las 23.05 h.

En los próximos dos meses, las naves realizarán maniobras adicionales para adoptar una órbita circular y acercarse a 55 kilómetros de la superficie. Las mediciones del campo gravitatorio lunar deben iniciarse en la primera quincena de marzo y estar terminadas en 82 días, antes del eclipse lunar del 4 de junio, ya que las naves se alimentan de energía solar y sus baterías no están diseñadas para resistir un eclipse.

Pero el buen funcionamiento que han mostrado los instrumentos durante el viaje a la Luna han llevado a los responsables de Grail a solicitar a la NASA que la misión se prorrogue hasta diciembre. Si la NASA lo autoriza, Grail-A y Grail-B bajarían a una altitud de 25 kilómetros para cartografiar con más detalle el campo gravitatorio de la Luna.

Foto: Imagen virtual de la estructura de la Luna que la NASA ha distribuido con motivo de la misión Grail(NASA)


Naves gemelas de la NASA estudiarán a la Luna este fin de semana

NUEVA YORK, 31 diciembre 2011 (CNN).- Dos naves gemelas de investigación orbitarán y estudiarán a la Luna este fin de semana, informó la NASA.

Las naves GRAIL-A y GRAIL-B miden un metro de altura y 76 centímetros de ancho y han estado orbitando desde su lanzamiento el pasado 10 de septiembre.

Se espera que GRAIL-A termine de rodear la Luna este sábado, y que GRAIL-B lo haga el domingo. Las naves reunirán información que “ayudará a los científicos a entender lo que pasa debajo de la superficie de la Luna”.

El calendario que siguen las naves fue diseñado para evitar los eclipses de diciembre y junio.

"La información nos ayudará a aprender más acerca de la Luna, la Tierra y otros planetas terrestres", informó la NASA a través de un comunicado.

Maria Zuber, investigadora de GRAIL, dijo que la Luna sigue siendo misteriosa de muchas maneras y que se sabe poco acerca del proceso a través del cual se formó. Los científicos teorizan acerca de que la Luna se formó cuando un objeto proveniente de Marte chocó contra la Tierra.

También se desconoce por qué el lado más cercano de la Luna es tan diferente de su cara más lejana. Los hoyos están inundados con material volcánico en un lado y en el otro hay paisajes montañosos. ¿Por qué evolucionaron de forma diferente?

“Creemos que la respuesta está en el interior”, dijo Zuber a la NASA este miércoles.

Un estudio publicado en Nature durante el verano sugería que pudo haber una segunda luna moviéndose a la misma velocidad que la nuestra y en la misma órbita.

La segunda luna chocó contra la primera –según la teoría– y causó las montañas en lugar de un cráter. Este modelo asegura que todo el exterior de la Luna estaba fundido y era frío, de tal forma que cuando la segunda luna chocó, empujó todo el material a uno de los lados.

GRAIL puede ayudar a probar esta hipótesis. La nave está diseñada para ayudar a los científicos a explorar el interior indirectamente al medir la fuerza de la gravedad mientras sobrevuelas la superficie. Con los datos sobre los cambios de la gravedad y otra información topográfica, los científicos podrán construir un mapa de lo que hay en el interior del satélite.

Los investigadores querían que la nave fuera lo más pequeña posible para que pudiera despegar desde una roca.

Sin embargo, no estaban seguros de si las naves lo harían bien durante los eclipses que ocurren en la Luna cada seis meses, ya que su tecnología depende de baterías de iones de litio y de paneles solares. Un eclipse solar ocurrió a principios de diciembre y el segundo será en junio próximo. Con base en su desempeño actual, los científicos creen que GRAIL puede seguir con normalidad hasta el eclipse de junio.

En caso de que una de las naves falle por completo, los científicos no podrán tener la información con la misma precisión que si tienen los datos de ambas. La misión depende de que las dos funcionen correctamente, de acuerdo con Zuber. Si la inserción en la órbita lunar no funciona correctamente habrá otra oportunidad para hacerlo el próximo mes de abril.

Foto: Imagen virtual de las naves GRAIL-A y GRAIL-B (NASA)