Google+ Ultrasecreta lista de los que rechazaron honores reales ~ Wicked Magazine

jueves, 26 de enero de 2012

Ultrasecreta lista de los que rechazaron honores reales


LONDRES, 26 enero 2012 (BBC).- Siempre ha sido noticia cuando algún personaje rechaza una condecoración.
De hecho, muchos hacen pública esa decisión como una forma de mostrar cierto desdén hacia la Corona de Inglaterra. Pero otros, como el artista Lucien Freud o el escritor Aldous Huxley, han dicho que no en el más completo anonimato. Hasta ahora.
Una lista de aquellos que, entre 1951 y 1999, decidieron no ser llamados "Sir" y que ya fallecieron fue publicada por primera vez. Hasta ahora, esa información era tan secreta que ni siquiera se incluía en los documentos oficiales que se dan a conocer después de 30 años, de acuerdo a la Ley de la Libertad de la Información que rige en el Reino Unido.
Los detalles de aquellos que rehúsan pasar a ser Caballeros o Damas de la Orden del Imperio Británico sólo salen a la luz normalmente cuando ellos mismos facilitan la información o cuando ésta se filtra.
En total, 277 personas aparecen en la lista que incluye a pintores como Francis Bacon y Laurence Stephen Lowry, al escultor Henry Moore y al novelista Aldous Huxley.
Rechazos y devoluciones
Lowry es quien más rechazos ostenta, cinco en total. Entre ellos se incluye un no rotundo a ser Oficial de la Orden del Imperio Británico en 1955, otro a ser Comandante en 1961 y al de Caballero en 1968.
Bacon, por su parte, prefirió no ser Comandante, cuando se le ofreció en 1960. Mientras que Freud desechó el mismo honor en 1977.
El autor Roald Dahl, quien rechazó su nombramiento como Oficial en 1986, era uno de varios escritores que hicieron un desaire a dicho reconocimiento como Clive Staples Lewis, quien se negó a recibir el título de Comandante en 1952.
El director de cine Alfred Hitchcock rechazó el mismo honor diez años después. Sin embargo, cuatro meses antes de morir, en 1980, aceptó el de Caballero, un peldaño arriba del de Comandante.
Han sido muchas las personalidades que rechazaron o devolvieron honores que la monarquía les había otorgado.
El legendario beatle John Lennon devolvió su nombramiento como Miembro de la Orden del Imperio Británico, el menos importante de los títulos. El caso es que la devolución estuvo acompañada por una nota dirigida a la propia reina.
En la misiva se leía:
"Su Majestad, le devuelvo esto en protesta contra la participación de Gran Bretaña en el asunto de Nigeria-Biafra, en contra de nuestro apoyo a Estados Unidos en Vietnam y contra la caída de Cold Turkey en el ranking". 
Cold Turkey es el titulo de una canción del primer álbum en solitario de Lennon.

"Farsa ridícula"

En 2007, Joseph Corre, cofundador de la marca de lencería Agent Provocateur, también mostró su negativa a recibir un título. Acusó a Tony Blair de ser "moralmente corrupto".
El escritor James Ballard, otro de los que rechazó el título de Comandante, se oponía a lo que consideraba la "farsa ridícula" del sistema de honores.
Los títulos no sólo han sido rechazados o devueltos. También existen casos en los que se han retirado por la comisión de delitos.
Ese es el caso de Roger Casement, un oficial colonial en el Congo que fue condenado por traición en la Primera Guerra Mundial (fuerte partidario de la independencia de Irlanda, intentó conseguir la ayuda alemana para esta causa durante la I Guerra Mundial), perdiendo su título de Caballero para luego ser ejecutado. Casement es el protagonista de la última novela de Mario Vargas Llosa, El sueño del celta.
La publicación de la lista se da justo en medio del debate sobre si el exjefe del Royal Bank of Scotland Sir Fred Goodwin debería ser despojado del mismo título que Casement por su papel en el colapso de la entidad bancaria.
Así son los títulos. Algunos los aceptan con gusto de buenas a primeras. Hay quienes cambian de opinión y finalmente no resisten la tentación del reconocimiento. Otros los rechazan definitivamente; y, por más que le moleste a la Corona, se acaba sabiendo quién le dio un rotundo "no" como respuesta a Su Majestad.