Google+ 07/24/11 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

domingo, 24 de julio de 2011

Mujeres semidesnudas sí, hombres no

 MANILA, 24 julio 2011 (BBC).- Es difícil no fijarse en las gigantescas vallas publicitarias a uno y otro lado de la principal autopista de Manila. Muchas de ellos muestran a mujeres en ropa interior, con miradas insinuantes dirigidas a los conductores de la capital de Filipinas. Pero cuatro de esas vallas están ahora mismo vacías.


Los anuncios, en los que aparecían modelos masculinos semidesnudos, fueron retiradas por orden del ayuntamiento que respondió a las numerosas quejas que recibió. Sin embargo, muchos vecinos de Manila se preguntan por qué existe una regla para la publicidad que muestra a hombres y otra para la de las mujeres.

Las vallas de la discordia mostraban a jugadores de rugby con el torso desnudo y solo cubiertos por la ropa interior de la empresa anunciadora.

Muchos residentes decían que eran "vulgares e insolentes". Un bloguero se quejó de que ponían el peligro el tráfico. Y visto en retrospectiva, quizás empeoró las cosas el hecho de que hubieran sido colocados en frente de un gran seminario católico.

Benjamín Abalos, el alcalde de esta zona de Manila, dice que decidió que los carteles fueran retirados después de que se lo pidiera otro cargo del ayuntamiento. "Me contó que tenía que taparle los ojos a sus sobrinas cuando pasaba por el lugar", dice para justificarse. "Así que me vi en la obligación de ir yo mismo y hacer algo para responder a estas quejas".

"Como alcalde es mi función", continúa. "Para un adulto como yo son aceptables (los anuncios), pero recuerde... hay que pensar en los niños". Pero la retirada de las vallas no le ha devuelto la calma al alcalde Abalos: ahora se enfrenta a otro grupo de indignados.

Una presentadora de televisión inquirió por qué a las autoridades locales les perturba ver a hombres semidesnudos en los anuncios callejeros pero no vallas con mujeres ligeras de ropa, que desde hace tiempo han sido una constante en el paisaje de Manila.

Las críticas han sido tan intensas que las autoridades locales han decidido crear un comité especial que en adelante regulará el contenido de los anuncios.

Salió de casa por un mandado y aparece 32 años después

LAS VEGAS, 24 de julio 2011 (AP).- Arthur Gerald Jones era un poderoso financiero de Chicago atormentado por crecientes deudas de juego y un matrimonio problemático que en 1979 salió de su casa a un mandado y nunca regresó, según registros de la corte.

Agentes del FBI investigaron la desaparición del también padre de tres hijos, enfocándose en una posible conexión con la mafia, pero nunca resolvieron el caso. Una corte en Illinois lo declaró muerto en 1986.

Ahora, más de tres décadas después, las autoridades dicen que Jones ha estado viviendo bajo un alias, trabajando los últimos 10 años como corredor de apuestas en un casino en Las Vegas bajo el nombre de Joseph Richard Sandelli.

Jones, de 72 años, fue arrestado el martes por cuatro cargos graves relacionados con robo de identidad y fraude después de una investigación derivada de un informe que reveló que usó un numero fraudulento de la Seguridad Social.

Su abogado, Stephen Stein, dijo que el secretario de Justicia de Nevada le ofreció a su cliente un acuerdo extrajudicial que le permitiría declararse culpable de sólo uno de los cargos y ser puesto en libertad condicional. Jones pagó una fianza de 20 mil dólares el jueves y no ha hablado con Stein sobre la oferta.

Tiene una audiencia programada para el 13 de agosto.

Según una queja penal interpuesta en un tribunal de La Vegas, Jones le dijo a investigadores esta semana que se fue de Highland Park en Illinois hace años para "empezar de nuevo" y que desde entonces no ha hablado con su familia ni amigos.

Antes de desaparecer, Jones le pagó 800 dólares a un amigo en Chicago por documentos falsos y un número de identidad que pertenecía a otro hombre, informaron las autoridades.

La declaración jurada dice que Jones era un ex corredor de materias primas en Chicago que vivía con su esposa, Joanne Esplin, y tres hijos pequeños. No fue posible contactar a Esplin el viernes.

Fotografía AP

Arquidiócesis de León prohíbe minifaldas en misa

LEÓN, 24 de julio de 2011 (El Universal).- La Arquidiócesis de León instruyó a los clérigos de todos los templos a aplicar un "criterio de respeto" que impide la entrada a las mujeres que vistan minifaldas, escotes, strapless, mallones, shorts o falda con abertura.

Este domingo celadoras de la pastoral familiar evitaron que jóvenes con esos atuendos ingresaran a misa en los templos de La Merced, Las Américas y San Andrés (éste en la colonia Bella Vista, ubicados al poniente de la ciudad, que en sus accesos exhiben anuncios de advertencia con fotografías de mujeres esbeltas que visten ese tipo de ropa.

"Hay que tener respeto a la casa de Dios", dijo Ana Barroso, quien vigilaba la puerta del templo de Las Américas en la misa dominical de las 11:00 de la mañana. "Entonces ya no voy a venir a misa", reviró Sandra Domínguez, ataviada con una minifalda de mezclilla y una blusa negra de tirantes.

"Yo estoy con el cura (José de Jesús Reyes Romero), que no entren mujeres encueradas", gritaba desde su puesto de aves afuera del templo de Las Américas una mujer de unos 70 años de edad, con el rostro cubierto con un rebozo.

En la Catedral Metropolitana, después de oficiar la misa, el Arzobispo José Guadalupe Martín Rábago señaló que aunque en algunas parroquias han colocado mantas, es evidente que en todas las partes donde se venera al Dios verdadero se exige el mismo respeto.

"No es una actitud misógina, es pedir la dignidad y el decoro que requiere el lugar", enfatizó el clérigo.

Martín Rábago, arzobispo de León, señaló que es un criterio de respeto de la Iglesia Católica, como lo tienen otras religiones no católicas, como los musulmanes.

"Yo diría que no sólo se fijen en lo que la Iglesia católica pide, vean lo que piden otros grupos religiosos, si alguna vez han asistido a alguna reunión de otros grupos no católicos verán que la gente asiste con su saquito, aunque sea gente modesta, con su saco o con su corbata, ¿por qué nosotros deberíamos pretender que la iglesia es un lugar que no tiene validez, que no tiene importancia, que pueden entrar como quieran?", dijo.

"Y ya no hablo de otra religión como pueden ser los musulmanes, si alguien ha visitado una mezquita vean cómo se exige la presentación de las persona que entran ahí", enfatizó Martín Rábago.

A los grupos feministas que han protestado por la restricción, el prelado dijo que una cosa es el derecho y otra es el respeto. "Ustedes las mujeres saben muy bien cómo vestirse en cada lugar, si van a una ceremonia de bodas, de 15 años, se van de alguna manera, si van a playa de visten de otra manera".

El arzobispo precisó que no se trata de una imposición, sino de una medida que no es sólo para las mujeres sino también para los hombres, hay varones que se presentan a las iglesias en una forma inapropiada, con bermudas y chancletas.

Martín Rábago señaló que han recibido correos electrónicos de personas protestando porque no hacemos nada para evitar la actitud descuidada con que se presentan a los templos; "muchas personas, me dicen: ¿por qué no habla?, ¿por qué no dice nada?", enfatizó.