Google+ 07/02/11 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

sábado, 2 de julio de 2011

Charlene Wittstock: de campeona a princesa

MONTECARLO, 2 julio 2011 (Hola!).- A las cinco de la tarde del primero de julio, en el Salón del Trono del Palacio Grimaldi, la nadadora olímpica sudafricana Charlene Wittstock fue distinguida con el título de Su Alteza Serenísima, princesa de Mónaco, duquesa de Valentinois, marquesa de Baux y condesa de Carladès. Su unión con Alberto II le dio los mismos títulos que ostentó la bellísima Grace Kelly durante los veintiséis años de matrimonio con el príncipe Rainiero III.

El esplendor de una de las monarquías más emblemáticas de Europa aguarda la oportunidad de subrayar el glamour de antaño, cuando Mónaco parecía Hollywood y el clan Grimaldi estaba en su momento más elevado de prestigio y popularidad. Pero aún queda mucho por saber de la protagonista de este sueño.
LA INFANCIA DE LA PRINCESA

Charlene Lynette Wittstock nació el 25 de enero de 1978 en Zimbabue (Africa), pero a los 12 años se mudó con su familia a Sudáfrica. Su padre, Michael Wittstock, es director comercial en una multinacional de equipos de impresión, y tiene dos hermanos: Gareth, técnico informático, y Sean, empresario. Pero seguramente su madre, Lynette, profesora de natación ya retirada, fue la responsable de la pasión que la llevó a los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, sino que la condujo a su destino: Mónaco. A los 3 años ya nadaba en la piscina familiar. A los 18 años, en 1996, ganó varios campeonatos en Sudáfrica, y en el año 2000, clasificó con su equipo en quinto lugar durante una prueba de relevos en los Juegos Olímpicos de Sidney.
Fue en el Marenostrum, el Encuentro Internacional de Natación de Mónaco, cuando conoció al príncipe Alberto, y se llevó la medalla de oro en los 200 metros de espalda. “Después de verme nadar, Alberto le pidió permiso a mi manager para concertar una cita. Estuvimos toda la velada riendo y hablando”, dijo.
“Tenía 22 años, vivía concentrada en mi carrera y no estaba en una situación emocional para una relación. Pero en el momento en que nos conocimos, sentí una profunda sensación de predestinación. Se ha dicho que sentí que las rodillas me temblaban. Es un modo de expresarlo, aunque cierto. Supe que era mi hombre ideal”, dijo en una entrevista con la revista Tatler. Cinco años más tarde, en 2005, se reencontraron en Ciudad del Cabo y salieron por primera vez en Año Nuevo. Durante casi un año, Alberto y Charlene lograron mantener su relación en secreto y ella no tenía intenciones de abandonar Sudáfrica. Su primera aparición pública juntos fue durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín, en febrero de 2006. Pero luego de varias conquistas deportivas, en 2007, la sudafricana abandonó su carrera por una lesión en el hombro y así renunció a los Juegos Olímpicos de Pekín. También se trató de un acto de fe: en ese momento no tenía ningún rol oficial asociado a la familia Grimaldi, sólo el compromiso de un hombre enamorado.


Su confianza no fue en vano, y en junio de 2010, el príncipe pidió un permiso especial para que su novia pudiera acompañarlo al casamiento de la princesa Victoria de Suecia. Y recién luego de una de las bodas de ensueño, comenzó a planear la suya. “Me propuso matrimonio el día en que volvimos de la fiesta”, dijo Charlene.

EMBAJADORA DE ESTILO


La transformación de Charlene de una joven deportista en una princesa de la moda fue paulatina: en cuatro años, abandonó el traje de baño y comenzó a lucir lo mejor de la alta costura. “Mi primer Baile de la Cruz Roja fue un bautismo de fuego. Estaba acostumbrada a vivir llevando una malla y no tenía ni idea de moda. El día del baile había estado jugando al vóley en la playa y no pensé en arreglarme hasta última hora. Le pedí prestado un traje verde a una amiga, me peiné yo misma y me pinté las uñas de rojo. Parecía un árbol de navidad”, bromea hoy Charlene.
Pronto, sus looks deportivos e informales dejaron lugar a los trajes y los vestidos, asesorada por el mejor: Giorgio Armani. En 2009, el modisto italiano la eligió como embajadora de su marca y de sus diseños de haute couture: “Es un placer, tiene una elegancia innata”, dijo. De hecho, Charlene confía en Armani para todas sus apariciones públicas más importantes. Suele elegir vestidos corte sirena y escotes asimétricos y, por supuesto, ya convertida en un ícono de estilo a nivel europeo, decidió confiar también en él también para el día más importante de su vida: la gran boda de Mónaco.
“Cuando el señor Armani acudió a mí para que me convirtiera en su embajadora fue un gran honor: ha sido extraordinariamente amable y me enseñó mucho sobre el arte de vestir con estilo. La experiencia de trabajar con Armani abrió mi mente a la moda. Ahora sé lo que me conviene. Pero adquirir mi look ha llevado tiempo. Tengo los hombros anchos y lo que mejor me sientan son las líneas simples, sencillas y elegantes”, asegura Charlene.
Esta alianza no sorprende en una familia muy cercana a la moda: Carolina de Mónaco está estrechamente ligada a la etiqueta Chanel, y es amiga de Karl Lagerfeld: siempre luce los zapatos bicolor, los trajes de tweed y las perlas que inmortalizaron a Gabrielle. Mientras que su heredera, Charlotte Casiraghi, se ha convertido en la joven embajadora de la maison, aunque también luce Armani, Valentino y Gucci (Frida Giannini produce diseños exclusivos para ella).
De hecho, Karl Lagerfeld es otro de los custodios de su estilo: “Karl me llevó a su taller en París y me dijo: ‘Vas a ser un ícono de estilo. Le das un soplo de aire fresco y de glamour moderno a Mónaco’. Después, me preguntó si había alguna prenda con la que siempre me habría gustado experimentar, y contesté: ‘Una chaqueta de smoking’. Volvió a su apartamento y me trajo una camisa blanca y una chaqueta de su propio armario”, contó.

LA ACTIVIDAD HUMANITARIA

Las causas sociales son un interés en común con su futuro marido. Charlene pasó su infancia en Africa, por eso siempre está atenta a los problemas de los niños de su país. “Mis orígenes como nadadora y mi excepcional posición como futura princesa se presentan como una inmensa plataforma desde la que puedo devolver algo de lo mucho que he recibido”, contó durante un viaje a Sudáfrica en el que participó de la 38a edición de la Milla Midmar, una carrera que tiene como objetivo recaudar fondos para las Olimpíadas Especiales de Sudáfrica (SOSA).
Desde 2009, Charlene es presidenta de honor del Ladies Lunch de Montecarlo, también es madrina de las Olimpíadas Especiales y de la fundación Virginia McKenna´s Born Free, y está estrechamente ligada a la Fundación Mandela: “Admiro mucho a Nelson Mandela por su coraje. Ha cambiado el curso de la historia. El sufrimiento que soportó hizo de él una persona única. Por eso estoy tan orgullosa de aportar mi contribución a su fundación”, explica.
Además, junto con el príncipe Alberto, están unidos por su compromiso con el medio ambiente. Conocido como el Príncipe Verde, Alberto II planea convertir a Mónaco en un ejemplo de políticas medioambientales y tecnología aplicada a la sostenibilidad. “Estamos muy comprometidos en preservar nuestro ecosistema”, explica.

En una espectacular ceremonia a la que asistirá la realeza y grandes celebrities internacionales, Charlene, la pequeña nacida y criada en Zimbabue, recorrerá el camino al altar para casarse con uno de los últimos solteros codiciados. De ese modo sellará el mismo destino que forjó en 1956 otra mujer nacida en Philadelphia, cuando su unión con el príncipe Rainiero III la convirtió en una de las princesas más bellas, queridas y admiradas de todos los tiempos: Grace Kelly. El sueño ya está en marcha.

Royal Wedding - The House of Grimaldi
Fotogalería de la Familia Grimaldi y de Charlene Wittstock (En inglés)

MONTECARLO, 22 junio 2011 (Decore to adore).- While the upcoming wedding of His Serene Highness Prince Albert of Monaco and Charlene Wittstock is not getting quite the attention the recent nuptials of the Duke and Duchess of Cambridge did, there is still excitement in the air.

Prince Albert is of course the only son and second child of the late Prince Rainier III and Princess Grace.

He was born on March 14, 1958 in the Palace of Monaco and christened Albert Alexandre Louis Pierre Grimaldi.

Prince Albert was described by his mother as a sweet and easy going child.

Prince Albert has two children from previous relationships. His daughter, Jazmin Grace Grimaldi was born March 4, 1992. She is currently attending Fordham University.

Prince Albert’s son, Alexandre Éric Stéphane Coste, was born on August 24, 2007.
It should be noted that according to Article 10 of the Constitution of Monaco only "direct and legitimate" descendants of Monaco's monarch (or of the monarch's siblings) may inherit the throne. So neither child is in line for succession.
albert10
Prince Albert’s older sister, Princess Caroline of Hanover, (Caroline Louise Marguerite Grimaldi, Princess of Hannover, Princess of Monaco) is just fourteen months older than Albert. The two are said to be very close.

Princess Caroline married Philippe Junot, a man 17 years her senior, on June 2, 1978 but the marriage ended on October 9, 1980.

On December 29, 1983 Princess Caroline married Stefano Casiraghi, heir to an Italian industrial fortune.

They had three children together before Stefano was killed in a speed boating accident in 1990. All three children are in line behind Princess Caroline for succession to the throne.

The eldest is Andrea Albert Pierre Casiraghi, born on June 8th, 1984.

Their second child, Charlotte Marie Pomeline Casiraghi, was born on August 3, 1986.

Their third child, Pierre Rainier Stefano Casiraghi, was born on September 5, 1987.

Princess Caroline married Ernst August Prince of Hanover, head of the House of Hanover, on January 23, 1999.

They have one child together, Princess Alexandra Charlotte Ulrike Maryam Virginia, born on July 20, 1999.
Princess Alexandra In this handout image provided by the Monaco Palace, Princess Alexandra of Hanover attends the 35th Monte-Carlo International Circus Festival on January 23, 2011 in Monte-Carlo, Monaco.
Prince Albert’s youngest sister is Princess Stéphanie Marie Elisabeth Grimaldi born on February 1, 1965.

Princess Stéphanie married Daniel Ducruet on July 1, 1995. They later divorced on October 4, 1996.

Their first child, Louis Robert Paul Ducruet, was born on November 26, 1992.

Their second child, Pauline Grace Maguy Ducruet, was born on May 4, 1994.
2010-01-15-pauline.jpg
On July 15, 1998 Princess Stéphanie gave birth to her third child, Camille Marie Kelly Gottlieb. The Princess did not name the child’s father, Jean-Raymond Gottlieb~ a former palace bodyguard, as the father on the birth certificate.

Princess Stéphanie married Adans Lopez Peres on September 10, 2003 but the marriage ended in divorce on November 24, 2004.

Miss Charlene Wittstock will join the Grimaldi royal family on July 1, 2011. As Miss Wittstock did not grow up in the public spotlight not as much information is known about this lovely, soon to be princess.
Charlene Wittstock's evolving style: Victoria and Daniel's wedding
Charlene Lynette Wittstock was born on January 25, 1978 in Bulawayo, Zimbabwe, Africa to Michael and Lynette Wittstock. She has two younger brothers, Gareth born in 1982 and Sean in 1983.
Miss Charlene Wittstock - 2
She developed an interest in swimming at a young age and won the South African Championship when she was only 18. In 2000 she participated in the Olympic Games .

Later that same year she won a gold medal for the 200m backstroke event at the "Marenostrum" international swimming meeting in Monaco. This is when she met Prince Albert for the first time as he was presiding over the international competition.

Miss Wittstock is now a global ambassador for the Special Olympics and since 2010 has been associated with the Nelson Mandela Foundation. She regularly participates in fund raising events for charities such as Amfar.

Miss Wittstock and Prince Albert share of a love of sports and art and seem to truly enjoy one another’s company.

This will be the the first Royal ruling union where both parties were at one time members of their country’s Olympic team. Charlene of course for swimming and Prince Albert who has competed in five Olympic games on the Monaco bobsled team. Prior to this couple Princess Anne and her first husband, Capt. Mark Phillips, were also both in the Olympics, but of course will never rule England together.

Both of the Prince’s sisters are said to be very happy with Prince Albert’s choice of a bride.

Comparisons of the blonde bride to her late mother in law are inevitable.
Charlene does appear to have captured the same qualities of timeless beauty and elegance as Princess Grace.
g34
The citizens of Monaco have great hope she and Albert will reign just as beautifully as his parents did.

Ver notas relacionadas publicadas en Wicked Magazine.

La boda real de Alberto y Charlene: Enlace religioso

MONTECARLO, 2 julio 2011 (El Semanal Digital).- Los príncipes Alberto II y Charlene de Mónaco, convertidos este viernes en marido y mujer por la vía civil, celebraron este sábado su enlace religioso, con la presencia de unos 850 invitados en el patio de honor y de 3.500 en la plaza del Palacio, incluidos jefes de Estado y representantes de las casas reales.



Los primeros invitados famosos no defraudaron a su paso por la alfombra roja: grandes aplausos para sir Roger Moore, muy mayor, impecable con su chaqué, y al que la gente le aplaude quiere mucho porque el ex 007 vive en el Principado. No menos aplaudido fue el diseñador Karl Lagerfeld, gran amigo de la novia. De parte de la nobleza, Luis Alfonso de Borbón, duque de Anjou, con su esposa, Margarita Vargas. Tras él los duques de Castro y Filiberto de Saboya, con su esposa, la actriz francesa Clotilde Courau, espectacular de rojo pasión. Tras ellos, una impresionante Naomi Campbell con un vestido de seda estampado con flores de estilo japonés y un original tocado.

Si este viernes fue el día del "azul", el sábado tocaba el rosa palo. Carolina de Mónaco, muy discreta en ese tono y con una gran cruz en el pecho, con chaquetilla de gasa. Estefanía también en ese color, algo menos chic que su hermana, como suele ser habitual. Y Carlota, la hija de Carolina, también con un vestido rosa palo conlos hombros descubiertos, muy elegante.

El tocado con rejilla le daba un aire antiguo de los años 30, pero muy sexy con un frontal con multitud de botones. El resto de sobrinas de Alberto, también en tonos pastel, pero algo desapercibidas por la presencia de la bella Carlota.

Tras la llegada de la realeza, con la familia real sueca como lo más destacado, y la entrada del último jefe de Estado, un solísimo Nicolas Sarkozy, hizo su entrada Alberto de Mónaco, de blanco, con el uniforme de verano de coronel del Cuerpo de Carabineros del Príncipe, cargo que ostenta desde 1986.

El vestido de Armani

Y el gran secreto del día. Charlene, con un espectacular vestido blanco de Armani (dicen que diseñado con los consejos de la nadadora, también) y una interminable cola, incompatible con una posible conato de "fuga". Se comenta que tardaron 2.500 horas en fabricarlo...

De corte sirena y escote barco con los hombros al aire, en un blanco impoluto y acompañada por su padre, caminó muy tensa hacia el patio del Palacio Grimaldi donde la esperaba Alberto. El vestido era muy elegante. Ajustado perfectamente a las formas de la Princesa Charlene y bastante sencillo, el traje quedaba rematado con un precioso velo de tul. La novia sólo lució joyas en el recogido de su pelo, un moño bajo de donde salía a su vez el velo, que tapaba discretamente su cara.









El momento más esperado defraudó algo, porque a la llegada al altar de la novia ni siquiera cruzaron una mirada y aunque Alberto se mostraba más sonriente, Charlene estaba pensativa y con mirada triste hasta que empezó la ceremonia y ambos intercambiaron ya alguna confidencia. Sólo después de darse el ´oui´ e intercambiarse los anillos los ya esposos se han hablado y reído juntos.

Poco a poco a ambos les fue embargando la emoción. Primero a Alberto, al que se le escapó alguna lagrimilla al finalizar la ceremonia con el Ave María de Franz Schubert interpretado por Andrea Boccelli.

Después el tocó el turno a ella, cuando la pareja se trasladó a la iglesia de Santa Devota para dejar el ramo de novia, como ya hiciera Grace Kelly. Charlene ya no pudo más y se rompió. Aunque antes de que las lágrimas llegaran al río alguien le tendió rápidamente un pañuelo.











Ver notas relacionadas publicadas en Wicked Magazine.

La boda real de Alberto y Charlene: Minuto a minuto del enlace religioso



MONTECARLO, 2 julio 2011 (Quien).- Minuto a minuto del enlace entre Alberto y Charlene:

9:15: Los invitados empiezan a dirigirse al patio de honor del Palacio de Mónaco.
9:27: Llueven los aplausos a los asistentes al enlace matrimonial.
9:30: El clima en Mónaco es ad hoc para una gran tarde. Las damas no dejan de agitar sus abanicos.
9:33: Invitados de todo el mundo salen del hotel oficial rumbo a la sede del enlace.
9:39: Los Casiraghi ya han llegado al sitio del enlace. Carlota y Andrea se llevan una ovación a su llegada.
9:41: Detrás de ellos llega su madre, Carolina de Mónaco, quien acapara las miradas y los aplausos.
9:45: Carolina e hijos intercambian palabras. La señal internacional no deja de apuntar a ellos, en especial a Andrea, quien quizás junto al Príncipe Harry de Inglaterra, es el joven de sangre real más seguido en el mundo.
9:48: La Princesa Victoria de Suecia, al lado de su esposo Daniel Westling, luce especialmente sonriente.
9:51: Alberto de Mónaco pasa a bordo de un auto negro sus últimos minutos como hombre soltero. Así lo ha captado la televisión.
9:53: Nicolás Sarkozy, presidente de Francia, llega solo al sitio en que se llevará a cabo el enlace. A pesar de la ausencia de Carla Bruni, es ovacionado. Él asiente y agradece el recibimiento.
9:56: Sólo faltan minutos para inicie la ceremonia religiosa. Los sacerdotes sólo esperan la llegada de los novios.
10:00: Charlene luce espectacular a su llegada. Los invitados la aclaman y ella responde agradecida con una hermosa sonrisa.
10:02: La vitorean y los aplausos no cesan.
10:04: Su apariencia es sencilla, no porta joyas y tampoco tiara. La cola del vestido es muy larga y el velo también es sencillo. Podemos decir que Charlene es una novia clásica. Camina de la mano de Michael, su padre.
10:06: Charlene y Alberto están juntos en el altar. Lucen sonrientes pero un poco nerviosos.
10:07: Cuando Charlene ingresó se escuchó el extracto Celebration del tema Standing Stone de Paul McCartney.
10:07: La ceremonia ha iniciado.
10:09: Los novios lucen radiantes. Y el ambiente en torno a ellos es espectacular.
10:12: Alberto viste de blanco, con el uniforme de verano de coronel del Cuerpo de Carabineros del Príncipe, cargo que ostenta desde 1986.
10:15: Carlota Casiraghi leyó la segunda lectura. Ahora el sacerdote comparte el Evangelio.
10:19: En la explanada del Palacio cantan el Aleluya.
10:22: El sacerdote habla a Alberto y Charlene de "la civilización del amor". Destaca el valor del matrimonio y la necesidad de mantener siempre una buena comunicación.
10:25: Les pide renunciar al mal. Los novios asienten.
10:27: El diseñador Karl Lagerfeld también acudió al enlace. Luce con sus características gafas.
10:31: Charlene lleva el pelo recogido, sencillo y lo adorna con un tocado en forma de flor.
10:33: El sacerdote les pide que se profesen respeto y amor mutuo para que su matrimonio prospere.
10:35: ¿Se prometen fidelidad?, pregunta el sacerdote. Ambos dicen 'oui'.
10:36: Como muestra de amor y fidelidad, la pareja se coloca sus argollas de matrimonio.
10:38: El padrino de Alberto es Chris Le Vine, primo hermano de Alberto, y la dama de honor de Charlene es Donatella Knecht de Massy, sobrina política del Príncipe.
10:42: La sencillez de Charlene la hace lucir hermosa.
10:44: Carlota, como era de esperarse, es una de las más guapas de las asistentes. Tiene un tocado de red negro y su vestido es rosa.
10:45: Pumela Matshikiza interpretó un canto tradicional sudafricano después del intercambio de los anillos.
10:50: Suenan las fanfarrias previo a la comunión.
10:54: Ahora rezan el Padre Nuestro.
10:56: Los asistentes comparten un saludo de paz.
11:00: El ambiente en el Palacio es verdaderamente el de un enlace de cuento de hadas.
11:06: Mientras el sacerdote ofrece la comunión a los invitados, los novios intercambian palabras frente al altar. Ninguno pierde el porte. Ambos lucen espectaculares... y felices.
11:09: Los invitados no dejan de agitar sus abanicos. Hace calor en el Principado de Mónaco.
11:10: Momentos de reflexión y espera para los novios. Ahora Charlene luce seria y voltea mucho hacia abajo.
11:15: El enlace está por terminar. El sacerdote bendice a los asistentes.
11:18: Andrea Bocelli entona el Ave María de Franz Schubert.
11:21: Afuera del Palacio, cientos de personas observan el enlace en pantallas gigantes.
11:23: La ceremonia ha terminado tras la interpretación del italiano.
11:26: La pareja se dirigirá después del enlace a la Iglesia de Santa Devota, donde la novia dejará su ramo.
11:27: Al son de la interpretación del tenor Juan Diego Flores, firman el acta matrimonial en una capilla alterna.
11:31: De regreso al patio de Palacio, los novios saludan con la mirada a algunos de los invitados.
11:33: Los novios agradecen a los sacerdotes y se despiden.
11:35: El Príncipe y su esposa salen del patio de Palacio y son recibidos con aplausos y fanfarrias. Les "llueven" pétalos mientras suenan las campanas. Charlene trata de cubrise un poco, pero el entusiasmo de la gente los rebasa.
11:38: Han abordado un vehículo. Previo a su partida, la gente se pone de pie y los ovaciona.
11:40: Nicolás Sarkozy, presidente de Francia, es el primer invitado en retirarse.
11:41: Los novios son aplaudidos durante su trayecto. Ellos agradecen las muestras de cariño.
11:43: ¡Viva los novios! ¡Viva los esposos!, le gritan los monegascos y turistas a la pareja. El Príncipe y Charlene no dejan de sonreir.
11:45: En un trayecto del recorrido la gente agita banderas del Principado y hace sonar trompetas para celebrar el enlace.
11:48: Mientras más se acercan al sitio en que se llevará a cabo la recepción, los novios son cada vez más cobijados por la gente. El pueblo monegasco irradia alegría y felicidad.
11:50: La pareja ha llegado a la iglesia de Santa Devota, patrona de Mónaco. En francés, Alberto agradece a los sacerdotes que los reciban en tan importante sitio. En el interior del lugar, no cesan las ovaciones.
11:52: Charlene deja escapar algunas lágrimas al escuchar una canción en el interior del templo. Alberto la reconforta. Banderas sudafricanas se observan en el lugar.
11:56: Ha sido el momento de Charlene, despuès de unas palabras del sacerdote, ha dejado su ramo, limpia sus lágrimas con un pañuelo y sale del templo del brazo de Alberto, el Príncipe, su ahora esposo.
11:58: Suenan las gaitas para la pareja. Mientras la pareja observa, el público agita banderas de Mónaco y Sudáfrica.
12:00: ¡Viva los novios!, grita la gente. Se escuchan sobre todo gritos de alegría de muchos niños, quizás los más conmovidos y entusiastas.
12:01: "Felicitaciones", les gritan los pequeños en francés. La pareja les agradece. Alberto se acerca a la gente y éstos se muestran contentos.
12:03: La pareja se retira de la Iglesia de Santa Devota.
12:05: Alberto agradece los aplausos y los gritos de apoyo de la gente.
12:08: Los ciudadanos monegascos y turistas no dejan pasar la oportunidad de tomar fotografías o grabar el paso de la pareja real.
12:13: Los novios se alistarán ahora para la recepción.
12:15: Gracias por seguir la transmisión en vivo en Quién.com.
12:16: No se pierdan en unos momentos más nuestros contenidos a detalle sobre los atuendos de Charlene y el Príncipe Alberto.










Video clips at Ustream

Fotogalería de la boda de Alberto II y la princesa Charlene
MONTECARLO, 2 julio 2011 (La Gaceta).- La novia deslumbro con un vestido de Armani. Opiniones contrarias para las hermanas Carolina y Estefanía. Impresionante como siempre Magdalena de Suecia y la guapísima Carlota Casiraghi.

La princesa junto a su padre.

Carlota Casiraghi junto a su novio.

Una de las damas de honor.

Magdalena de Suecia, guapísima como siempre.

La actriz sueca Victoria Silvsted.

Andrea Casiraghi y su novia Tatiana Santodomingo.

El actro Roger Moore junto a su mujer.
Ver notas relacionadas publicadas en Wicked Magazine.