Google+ Diciembre, mes de mayor pasión; el sábado, día predilecto ~ Wicked Magazine

jueves, 8 de diciembre de 2011

Diciembre, mes de mayor pasión; el sábado, día predilecto

CIUDAD DE MÉXICO, 8 diciembre 2011 (Excelsior).- Tal vez sea causa del aguinaldo y de la relativa tranquilidad monetaria que genera. O simplemente ocurra por el frío invernal que no permite levantarse de la cama; o son las vacaciones y el poco estrés laboral…

¡No! seguramente se debe a los buenos deseos de fin de año y al ambiente de celebración.

Sea cual sea la excusa, en México se incrementa 30% la venta de medicamentos para el control de la disfunción eréctil (DE) durante el mes de diciembre y la primera quincena de enero.

“Realizamos una encuesta a mil mexicanos quienes afirmaron que los últimos días del año son cuando mayor actividad sexual tienen y es justamente el sábado entre las diez de la noche y las dos de la mañana, donde se registran más encuentros eróticos”, afirmó el urólogo Luis Antonio Reyes Vallejo, gerente de investigación clínica de Laboratorios Lilly de México.

¿Verano peligroso?

¡Para nada! Después de los meses invernales, la primavera se posiciona como segunda temporada para los encuentros sexuales; le siguen el verano y, finalmente, el otoño.

“Se dice que en primavera se incrementa el amor y el deseo, pero en México es durante el frío cuando hay más actividad erótica”, precisó Reyes Vallejo, urólogo y andrólogo del Hospital Ángeles Metropolitano.

Así, lo demostró la “Encuesta Global Sobre Hábitos Sexuales” de Lilly ICOS, en la que participaron mil mexicanos 599 hombres y 402 mujeres de entre 34 y 60 años de edad de un total de 14 mil encuestados de al menos ocho nacionalidades.

En contraste, los europeos prefieren llevar a cabo sus encuentros en el verano y los estadunidenses son estables durante todo el año, así que no tienen picos de preferencias en determinadas temporadas.

De acuerdo con el urólogo entrevistado, es fundamental que los varones acudan antes con el médico para una revisión ya que la DE es, en la mayoría de las veces, un síntoma de una enfermedad crónica.

Por ejemplo, los pacientes con diabetes mal controlada tienen cuatro veces más riesgo de desarrollar DE, de allí que la automedicación esté prohibida, porque todos los fármacos tienen efectos secundarios.