Google+ Horda Zombie rompe Record Guiness en la Ciudad de México ~ Wicked Magazine

domingo, 27 de noviembre de 2011

Horda Zombie rompe Record Guiness en la Ciudad de México





CIUDAD DE MÉXICO, 27 noviembre 2011 (Milenio).- Un día perfecto para zombies inició con una mañana nublada, un tanto gris y fría, casi como planeada para una película que se hizo realidad cuando poco a poco miles de personas se convirtieron en zombies que deambularon dejando su sangriento rastro, su mirada penetrante, su recuerdo de cerebros expuestos y ropas rasgadas.

Inició el Zombie Walk, la marcha más grande de zombies que por quinto año se realiza en la Ciudad de México con un objetivo muy particular: romper el Récord Guinness que actualmente tiene Australia con un registro de 8 mil participantes.

Para Pablo Guisa, director del Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror Mórbido, que apoya y organiza la marcha, la meta fue cumplida, pues tras un preregistro de 7 mil personas, ayer, se sumaron aproximadamente 9 mil 800 personas de manera manual, en contraste con los 12 mil que el director contó en el encuentro, aunque la última palabra la tendrá los repreentantes de Record Guinness.

“Nosotros la próxima semana mandamos paquetería y las actas notariales a la gente de Guinness y sus tiempos no lo sabemos. Australia fue hace cuatro meses y siguen sin tener el récord oficial porque tienen un pleito, unos dicen que fueron 12 mil, Guinness reconoce sólo 8 mil, como sea nosotros tenemos 9 mil 800 entonces como sea les ganamos”, dijo Pablo Guisa, quien con humor define esta jornada como una “pesadilla cumplida”.

Y es que todo empezó aproximadamente a las 12 del día con el maquillaje de los miles de personas que poco a poco se dieron cita en el Monumento a la Revolución, donde tanto de manera gratuita como con costos de recuperación, decenas de maquillistas se dieron cita para realizar la maléfica transformación y hacer que los vivos se convirtieran en muertos.

Las vísceras fuera de sus cavidades, las medias rasgadas, los vestidos entallados de enfermeras y colegialas se llenaron de sangre, mientras que el cabello se alborotaba y las ropas de rompían al tiempo que los ojos dejaban su color natural para volverse en miradas de color blanco o pupilas color amarillo.

Pero este evento, no sólo es para los fanáticos del terror porque hubo cabida para todos: perros de melena ensangrentada, personas en sillas de ruedas que gritaban buscando cerebros, amas de casa que dejaron la cocina para perseguir nuevas presas, niños cuyos angelicales ojos se convirtieron en obscuras ventanas.

Familias enteras, salieron a la calle a “celebrar la muerte”, a reírse de una realidad donde la sangre y las cabezas cortadas son noticias de todos los días, pero en el Zócalo, donde concluyó la marcha, sólo fue la oportunidad para convivir, distraerse y confirmar el encanto por aquello sobrenatural, sin importar la edad.

“Lo que me llama la atención cada vez y este año mucho más, es la presencia de los niños, o sea, la presencia de familias y que esto se vuelve un evento familiar en un país en el que nos ven a nivel mundial como un país muy sangriento donde aparecen cabezas y muertos por todos lados, pues hoy aparecieron 12 mil muertos para celebrar la muerte que en este país siempre se ha celebrado.

“Todos estamos en el Zócalo junto al Templo Mayor donde hay tzompantlis y toda una serie de esculturas de muertos y hoy muy a la mexicana con los niños caracterizados estamos celebrando. Había perros, gente de la tercera edad, familias completas, bebés, gente de capacidades especiales, turistas, es un evento realmente para toda la familia a pesar de lo que muchos pudieran pensar”, declaró Pablo Guisa.

Para evitar algún ataque indeseado, algunos incluso iban protegidos con pistolas de juguete, capaces de evitar a cualquier zombie hambriento que amenazara con morder y así con su paso lento, ante el asombro de muchos, los miles de muertos vivientes caminaron por la calle Juárez, para adentrarse en el Centro Histórico hasta el Zócalo, que se transformó en un lugar donde zombies convivían mientras disfrutaban de una tlayuda con nopales.

Así por quinto año, sigue la tradición que hace un lustro inició Jesús Chumoy, el zombie master que encabezó esta marcha y que concluyó con algunos zombies cargándolo en hombros y coreando su nombre, mientras los flashes de decenas de cámaras solicitaban una foto con alguno de los presentes.

¡De miedo!

• En el pre-registro se incluyeron a más de 7 mil personas.

• El año pasado 6 mil 500 zombies marcharon en la ciudad de México.

• “Falta ver qué dice Guinness pero hubo más de 12 mil personas, nada más 9 mil 800 completaron su registro. Como siempre, muchos llegan al último, otros sólo al Zócalo”: Pablo Guisa.

• Según Guisa, el movimiento zombie ha llegado a 18 estados de la República Mexicana.




























































Fotografías tomadas de facebook.com/ZombieWalkMexico