Google+ Cigarrillos que se apagan solos y otros ingenios de la seguridad ~ Wicked Magazine

viernes, 4 de noviembre de 2011

Cigarrillos que se apagan solos y otros ingenios de la seguridad



LONDRES, 4 noviembre 2011 (BBC).- Desde cigarrillos que se apagan solos a los ojos de gato: invenciones simples que han salvado miles de vidas.
En Europa los cigarrillos que se apagan solos se van a convertir en norma y pasarán a la lista de pequeños inventos que han revolucionado nuestra seguridad.
Desde el 17 de noviembre una nueva directiva europea requerirá que todos los cigarrillos tengan una propensión a la ignición reducida (RIP), con lo que se busca evitar que causen incendios con sofás, sábanas y otros materiales combustibles.
Según el gobierno, en Reino Unido unas 212 personas murieron en incendios el año pasado y de ellos 81 fueron provocados por cigarrillos, cigarros o pipas.
Se estima que los nuevos cigarrillos podrían salvar 64 vidas cada año, ya que están hechos con un papel diferente a los cigarrillos clásicos.
En 2004 Nueva York se convirtió en el primer estado de los Estados Unidos en reducir la propensión a arder de los cigarrillos. Cinco años más tarde, se reportó una reducción del 33% en muertes en incendios por culpa de cigarrillos.
Otros siguieron el ejemplo de Nueva York, por lo que su uso ya se ha extendido tanto en Estados Unidos como en Canadá y Australia.

El detector de humo

Duane Pearsall no estaba tratando de inventar un detector de humo en 1965, sino un medidor de electricidad estática en una habitación oscura.
Pero el aparato, que detectaba la concentración de iones, se activaba fastidiosamente cada vez que su asistente se encendía un cigarrillo, lo que le suponía iniciar de nuevo el experimento una y otra vez.
No tardó en darse cuenta que tenía una herramienta muy útil en sus manos, una que llevaría a la invención del primer detector de humo en el hogar, que se estima ha salvado unas 50.000 vidas.

El tapón a prueba de niños para los medicamentos

Al notar que fallaban los intentos por educar a los padres para que guardaran los medicamentos fuera del alcance de los niños, el pediatra Henri J. Breault se dijo a si mismo que algo tenía que hacer.
El centro de control de intoxicaciones Windsor en Canadá, dirigido por Breault, reportó 175 envenenamientos en 1966.
Un año después, perfeccionó el tapón de seguridad que tienen hoy muchos frascos de medicina, que deben presionarse con fuerza antes de poder desenroscarse.
El objetivo es que fuera difícil para los niños abrir el frasco, pero fácil para los adultos.
El invento resultó ser un éxito en la provincia canadiense de Ontario - reduciendo el número de envenenamientos entre niños menores de seis años en un 25%.
Los Estados Unidos hicieron obligatorio su uso en 1970 y en 1975 le siguió Reino Unido.
Sin embargo, años después se criticó el hecho de que el tapón anti-niños también dificulta la apertura de frascos a los ancianos, por lo que algunos plantean su rediseño.

El cinturón de seguridad a tres bandas

Otro invento notorio en términos de seguridad es el cinturón de seguridad a tres bandas.
Volvo asegura que es el "salvador de vidas más efectivo de los últimos 50 años" y eso es gracias a Nils Bohlin.
Hoy en día muchos se ponen el cinturón de seguridad casi de forma automática, pero en 1950, a pesar del número creciente de accidentes de tráfico, la seguridad en la ruta era un tema al que se le daba poca importancia.
Bohlin había sido empleado de Saab, que tenía fuertes conexiones con la industria de la aviación, cuando Volvo le pidió si podría diseñar sistemas de seguridad para sus autos.
Es así como Bohlin inventó un cinturón fácil de usar para los conductores, que pudiera ponerse con sólo una mano.
Desde que el cinturón de tres bandas se introdujera en 1959 en el modelo Volvo Amazon, se dice que ha conseguido salvar un millón de vidas en todo el mundo.
En un acto de filantropía, Volvo dejó libre la patente para que otros fabricantes pudieran incorporarlo en sus vehículos.

Ojos de gato

Los cristales o gomas reflectantes que a menudo nos encontramos en las carreteras de muchas partes del mundo han salvado también incontables vidas.
Pero su inventor, Percy Shaw, se le ocurrió la idea de una forma totalmente casual.
Volvía a su casa conduciendo por las calles oscuras cuando de repente el destello de los ojos de un gato frente a él le hicieron virar repentinamente.
Se dio cuenta de que si no lo hubiera hecho se habría salido de la carretera, lo que le llevó a inventar lo que ahora se conoce como "ojos de gato", en honor al felino que salvó su vida.

Kevlar

El kevlar, una fibra sintética extremadamente resistente, es otro ejemplo de inventos creados en investigaciones con fines distintos.
La solución líquida original fue descubierta por la científica Stephanie Kwolek en 1965, cuando trabajaba para DuPont en la fabricación de neumáticos.
Poco se podía imaginar que se terminaría empleando en la fabricación de productos salva-vidas, especialmente en el campo de batalla.
El Kevlar se emplea hoy en la fabricación de cascos y chalecos anti-balas.