Google+ Cuatro ingenieros comienzan a examinar los daños en el Monumento a Washington ~ Wicked Magazine

jueves, 29 de septiembre de 2011

Cuatro ingenieros comienzan a examinar los daños en el Monumento a Washington

WASHINGTON, 28 septiembre 2011 (EFE).- Cuatro ingenieros, dos hombres y dos mujeres, comenzaron hoy a descender en "rappel" por el Monumento a Washington, el emblemático obelisco de la capital de EEUU, para examinar los daños producidos por el terremoto del 23 de agosto.
Estaba previsto que esta inspección, que durará varios días, arrancara ayer pero se aplazó a hoy por las condiciones meteorológicas.
El monumento, uno de los más visitados por los turistas en la capital estadounidense, permanece cerrado desde que un seísmo de magnitud 5,8 sacudió la ciudad el 23 de agosto y así continuará "indefinidamente" por razones de seguridad, ya que el terremoto causó numerosas grietas en sus muros.
La insólita imagen de los cuatro ingenieros haciendo "rappel" en lo más alto del imponente obelisco, la construcción más alta de la capital, congregó hoy a numerosos curiosos alrededor del monumento, entre ellos muchos fotógrafos que no quisieron perderse la irrepetible estampa.
La escena también sorprendió a los turistas, que si bien eran conscientes de que el observatorio del monumento está cerrado, no se esperaban, en cambio, encontrar a cuatro personas colgadas del obelisco.
"Estoy muy sorprendida de verlos ahí, ciertamente esta imagen es una experiencia única", dijo a Efe Karen Koch, una ciudadana de Florida que hoy estaba de visita en la capital con su marido.
Los cuatro ingenieros, que trabajan uno en cada muro del monumento, examinarán piedra a piedra para comprobar de manera minuciosa todos los daños que provocó el seísmo.
Una vez completada esta inspección exterior, el Servicio de Parques Nacionales sellará todas las grietas del monumento para protegerlo de las lluvias.
El icónico obelisco, de 170 metros de altura, nunca antes había sido dañado por un desastre natural; incluso sobrevivió ileso al terremoto de 1897, que fue más fuerte que el de agosto.
El observatorio situado en la parte superior del monumento, el punto más alto de la ciudad, es una de las atracciones turísticas más demandada.

Foto: Un equipo de operarios trabaja en las labores de reparación de los daños causados en el Monumento a Washington por el terremoto de 5,8 grados del pasado 23 de agosto. EFE / Vista del Monumento a Washington (Agencias)