Google+ 08/29/10 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

domingo, 29 de agosto de 2010

Detienen a hombre con billetes falsos de un millón de dólares

ABU DHABI, 29 agosto 2010 (AP) — Un hombre de Costa de Marfil está bajo custodia policial en Abu Dhabi después de que presuntamente persuadió a una mujer para que tratara de cambiar dos billetes falsos de un millón dólares cada uno en el banco central de Emiratos Arabes Unidos.


El sospechoso le prometió a la mujer darle un 30% del dinero después de cambiar los billetes presuntamente por dólares o dirhams —la moneda local_, dijo la Policía. El sospechoso fue identificado en los informes de prensa el domingo sólo por las iniciales A.B.

Los billetes falsos mostraban el retrato de George Washington que se encuentra en los billetes de un dólar y eran de color blanco y negro en la cara frontal.

El sospechoso afirmaba que los billetes eran verdaderos, aseguró el coronel Rashid Mohammed Bursheed, jefe de la unidad de delincuencia organizada, citado por el periódico nacional.

Ver otras notas relacionadas publicadas en Wicked Magazine.

Alemania, le pierde el asco a la basura

BERLÍN, 29 agosto 2010 (Monika Lohmüller / Deutsche Welle | El Universal).- Los expertos en la materia calculan que los yacimientos de petróleo, materia vital para la generación de energía, se agotarán en sesenta o setenta años; los de cobre, imprescindible para la fabricación de aparatos eléctricos, en treinta; y los de indio, el metal blando más usado para la producción de las pantallas de televisión de cristal líquido y las pantallas táctiles, a más tardar en una década. "Tenemos que acostumbrarnos a la idea de que algunas materias primas son finitas", dice Jörg Lacher, de la Federación Alemana para las Materias Primas Secundarias y la Gestión de Residuos (BVSE, son sus siglas en alemán).

El precio de las materias primas en el mercado mundial aumenta junto con la demanda que a su vez intensifica debido al auge de economías emergentes como China e India, por ejemplo; países en donde, por cierto, el crecimiento de la población sigue dibujando una curva ascendente. De ahí que la reutilización de las materias primas ya usadas en la producción de bienes se esté convirtiendo en un tema cada vez más difícil de ignorar. Para naciones como Alemania, que siendo líder mundial en materia de exportaciones tiene un suelo muy pobre en riquezas minerales, el reciclaje de materiales es una prioridad.

¡Oro, literalmente oro!

En los hogares alemanes se clasifican y separan los desechos domésticos desde hace décadas; la práctica era percibida con escepticismo al principio, pero con el tiempo muchos constataron hasta qué punto la basura reciclada es un recurso valioso. A estas alturas, todos saben que del papel periódico puede salir un papel blanquísimo y muy costoso; lo que pocos se detienen a pensar es cuánto oro queda inutilizado cuando un viejo teléfono celular es lanzado al cesto de la basura y termina fuera del circuito del reciclaje.

"Cada teléfono móvil contiene aproximadamente 23 miligramos de oro; ese es un valor promedio", explica Michael Schneider, portavoz de Reimondis, según él, el centro de reciclaje industrial más grande de Europa. "A escala mundial se producen anualmente cerca de 1.300 mil millones de teléfonos celulares y sólo un diez por ciento de ellos son reciclados. Eso significa que la Humanidad está echando por la borda entre 20 y 22 toneladas de oro al año", agrega el vocero de esta empresa que, en un futuro no muy lejano, podría arrogarse el poder simbólico que una torre petrolera tiene hoy día como emblema de riqueza.

Basura primermundista

De un aparato electrónico inservible salen metales nobles y no tan nobles, pero siempre útiles. "Por eso Alemania hace bien al reciclar sus desechos eléctricos en su territorio. Desde el punto de vista ambiental tiene sentido porque tenemos las mejores instalaciones para hacerlo", agrega Schneider, sugiriendo además que si todos los países industrializados reciclaran sus desechos técnicos con la efectividad con que lo hace Alemania, los países no industrializados no recibirían contenedores de basura ilegales como los que han llegado a sus costas provenientes del primer mundo.

Se calcula que la demanda global de metales y minerales con virtudes especiales se triplicará en el transcurso de los próximos dos decenios; la tendencia queda en evidencia cuando se considera la magnitud de los encargos actuales de litio, indio, tantalio y germanio, metales empleados en el desarrollo de módulos fotovoltaicos, baterías de larga duración para automóviles eléctricos, cables de fibra de vidrio y otros elementos importantes para la industria tecnológica.

Perdiéndole asco a la basura

En este momento, los políticos y los representantes de las empresas gestoras de residuos discuten para determinar quién se encargará del mercadeo de los desechos en el futuro cercano. Hasta ahora las autoridades municipales y los empresarios se han repartido el negocio del reciclaje, pero los municipios están ávidos de recuperar el control de esta actividad, vista con cada vez menos grima. Además, el gobierno alemán está reformulando la ley de reciclaje porque la Comisión Europea quiere que también en el mercado de los desechos imperen las condiciones de la economía de mercado.

Está claro que en el sector reciclaje hay movimiento, pero su verdadero boom aún está por venir. Y es que esa mercancía que muchos llaman basura es la base de un mercado valorado en miles de millones. Schneider está apostando a que el futuro le pertenecerá a las materias primas secundarias y quien lo dude sólo debe recordar los miligramos de oro contenidos en su teléfono celular.

Fotos: FMI / Greenpeace

Cómo vivir un mes sin Internet

BERLÍN, 29 agosto 2010 (Deutsche Welle).- Siempre online, siempre ubicable... eso quedó atrás. La tendencia de hoy es otra: simplemente desconectarse. El periodista berlinés Christoph Koch optó por el método radical y pasó un mes sin Internet ni teléfono celular.

Koch no es un enemigo de los medios digitales. Al contrario: tiene su propio blog, usa Twitter y Facebook y en general le gusta estar online.

Comenzó a preocuparse del asunto un día que su conexión de Internet se estropeó y notó en sí mismo señas del síndrome de abstinencia. "Los primeros dos días tuve dolores de cabeza y estaba muy nervioso", cuenta el periodista de 38 años. "Al mismo tiempo me aburría. Me faltaba gran parte de mis actividades diarias, que consistían en enviar mails, googlear y estar online".

Controlar e-mails

Más de la mitad de los alemanes leen mails relacionados con el trabajo también durante las vacaciones. Pero cada vez son más lo que se quejan de la marea cotidiana de mensajes electrónicos, aunque continuamente controlan su correo, incluso antes de irse a dormir. Christoph Koch quería probar simplemente que era capaz de vivir sin eso.

Stefan Mohr considera exagerado hablar de enviciamiento. "No creo que esto de la ‘desaceleración' sea una tendencia. Es un invento para poder escribir y vender nuevos libros", señala. Su opinión está un tanto condicionada por su trabajo: Mohr es jefe de Jung von Matt/next, la rama de marketing digital de una agencia de publicidad de Hamburgo. Sus clientes no podrían contactarse con alguien como Koch, si está offline.

Steffan Mohr tiene un aspecto saludable y se lo ve concentrado. También tiene éxito en su trabajo. Lo único que llama la atención es que habla doblemente rápido que Christoph Koch. Este último relata que al inicio de su experimento se sentía solo, pero luego redescubrió el teléfono fijo y las citas personales. Para él, el hecho de no estar permanentemente accesible significa, sobre todo, no verse distraído en forma continua.

Sabbat offline

Entretanto, Koch renuncia completamente al Internet y al celular cada sábado. Le es más fácil prescindir de ambos por completo ese día, que usarlos "sólo un poco". Es lo que ocurre con todas las adicciones.

Stefan Mohr está convencido de que el problema es inexistente y de que el tiempo nos enseñará a utilizar correctamente los nuevos medios de comunicación. "Creo que va a tener lugar una especie de evolución. Mientras más usemos los nuevos medios, mejor los conoceremos y sabremos qué es bueno para nosotros", indica.

También Koch ha descubierto que los antiguos medios de comunicación a veces consumían más tiempo de nuestras vidas que el Internet. Durante su reporteo leyó que la creación de la enciclopedia online Wikipedia demandó la misma cantidad de tiempo que los estadounidenses gastan un fin de semana viendo televisión.

Foto superior: Christoph Koch, engineering.cornell.edu
Foto inferior: Stefan Mohr, gemeinden.erzbistum-koeln.de

Rusia prepara nuevo cosmódromo

MOSCÚ, 29 agosto 2010 (EFE).- La nueva estación espacial, contemplada para el 2018, se construirá a las orilla del río Amur en la frontera con China con una inversión de 817 millones de dólares.

A partir de 2018 todos los vuelos pilotados de las naves espaciales rusas despegarán desde el cosmódromo Vostochni, que se construye en extremo oriente, declaró hoy el viceprimer ministro ruso, Serguéi Ivanov.

Ya en 2015 desde allí se iniciarán los lanzamientos de cohetes con diversos cargamentos y satélites, añadió.

Actualmente todos los lanzamientos de cohetes pesados y de las naves tripuladas se llevan a cabo desde el cosmódromo de Baikonur, construido a fines de los años cincuenta y principios de los sesenta en las estepas kazajas.

Tras la desintegración de la URSS, pasó a pertenecer a Kazajistán, al que Rusia lo alquila.

Pese a la crisis, el gobierno de Rusia ha destinado a la construcción del nuevo cosmódromo, situado en el extremo oriente, a orillas del río Amur en la frontera con China, 24 mil 500 millones de rublos (unos 817 millones de dólares).

La nuevo terminal espacial se construye en el lugar donde antaño estaba emplazada una base de cohetes intercontinentales.

Junto a él, está previsto construir una ciudad con capacidad para albergar a unos 40 mil habitantes.


Foto: www.estacionespacial.com