Google+ Los hallazgos botánicos de 2010 ~ Wicked Magazine

martes, 21 de diciembre de 2010

Los hallazgos botánicos de 2010

LONDRES, 21 diciembre 2010 (BBC).- Científicos de los Jardines Botánicos de Kew, en Londres, seleccionaron los diez descubrimientos más importantes del año en botánica.

1. Orquídea vietnamita (Dendrobium daklakense)

La orquídea Dendrobium daklakense, que los expertos describen como "extraordinariamente hermosa", fue hallada en uno de los lugares de mayor biodiversidad del planeta, Vietnam.
La orquídea fue descubierta en 2009 por un coleccionista de plantas aficionado en un área remota de la provincia de Dak Lak, en el sur del país.
Pero en 2010 los científicos de Kew y expertos en orquídeas de Holanda y Vietnam lograron identificarla como una especie hasta entonces desconocida de la planta.
Los expertos sospechan que, a pesar de que era hasta ahora desconocida, esta especie podría estar en riesgo de extinción.
(Foto: Duong Toan/Jardines Botánicos de Kew)



2. Palma Azul Acerado (Dypsis gronophyllum)
La palma Dypsis gronophyllum fue encontrada en Madagascar, un lugar con una flora excepcionalmente rica y variada, pero también bajo gran riesgo de extinción.
La planta fue descubierta por el experto Joro Rakotoarinivo, quien este año describió otras 14 nuevas especies de palmas para la ciencia.
La palma fue bautizada "azul acerado" debido al color y grosor de sus hojas.
(Foto: J. Dransfield, Jardines Botánicos de Kew)


3. Palma Dragón con Púas (Dypsis dracaenoides)
Igual que la palma azul acerado, esta especie también fue descubierta en Madagascar por el doctor Joro Rakotoarinivo.
Ambas variedades, aunque desconocidas hasta ahora, están en peligro de extinción en la vida silvestre.
De 14 especies descritas este año, siete están en riesgo de desaparecer.
Los científicos de Kew han descubierto en Madagascar un total de 101 tipos de palmas.
(Fotot: M. Rakotoarinivo, Jardines Botánicos de Kew)



4. Iris Salvaje de Bolivia (Mastigostyla chuquisacensis)
Este año, los científicos de Kew describieron tres nuevas especies de iris bolivianos, entre ellas el Mastigostyla chuquisacensis.
La flor fue encontrada en las montañas secas del límite oriental de los Andes de Bolivia, un área de rica biodiversidad.
El hallazgo fue llevado a cabo por el botánico boliviano Hibert Huaylla y el profesor John Wood, de la Universidad de Oxford.
(Foto: Proyecto Darwin/Jardines Botánicos de Kew)



5. Árbol de canopea camerunés Magnistipula multinervia
El Magnistipula multinervia, fue descrito por el experto cazador de plantas de Kew Xander van der Burgt, como "el árbol más raro que jamás he encontrado".
La especie fue descubierta en los frondosos bosques tropicales de Camerún, en el Parque Nacional Korup, en el suroeste del país.
El árbol se extiende 41 metros hacia lo alto de la canopea y, según los expertos, es una especie en riesgo de extinción.
Un árbol tan alto es una rareza. Hasta ahora sólo se conocían cuatro de ese tamaño.
(Foto: Jardines Botánicos de Kew)


6. Un muérdago tropical hallado en Mozambique
El muérdago Helixanthera schizocalyx fue descubierto cerca de la cumbre de Mount Maby, en el norte de Mozambique, por una expedición de expertos en mariposas.
Cuando caminaban por el bosque montañoso y entre un denso follaje, el doctor Colin Congdon y su equipo se dieron cuenta de que la planta era distinta de todas las especies descubiertas en las montañas de los países vecinos de Malawi y Tanzania.
Al analizarla más a fondo, descubrieron que era una nueva especie.
Los muérdagos tropicales, de la familia Loranthaceae, son un excelente ejemplo de la relación simbiótica entre animales y plantas. Tanto los pájaros como las mariposas juegan un papel muy importante en la distribución y conservación de este muérdago.
(Foto: Jardines Botánicos de Kew)


7. Helecho Perejil de la Isla Ascención (Anogramma ascensionis)
Se pensaba que el helecho perejil de la Isla Ascención en Atlántico Sur estaba extinto, pero fue redescubierto y salvado gracias a un enorme esfuerzo de conservacionistas y autoridades locales.
El pequeño helecho fue hallado en el intimidante arrecife de las laderas del volcán Montaña Verde, el principal volcán de Ascención.
La especie fue descubierta cuando el doctor Phil Lamdon pudo ver a la pequeña planta asomándose entre las rocas.
El científico de inmediato la reconoció como el helecho perejil que -se pensaba- había desaparecido hace tiempo.
(Foto: Departamento de Conservación del Gobierno de la Isla Ascensión)



8. Bromeliácea brasileña (Alcantarea hatchbachii)
La bromeliácea brasileña (Alcantarea hatchbachii) es una planta que, según los científicos, "resucitó de entre los muertos".
La flor, perteneciente a la familia de Bromeliaceae -la misma familia de las ananás o piñas-, fue descrita por primera vez en 1975 en las tierras altas de Minas Gerais, en Brasil.
Se pensó, sin embargo, que había quedado extinta, pero durante una expedición reciente de científicos de Kew fue redescubierta entre rocas en Belo Horizonte.
Según un estudio reciente, una de cada diez plantas de Brasil están bajo amenaza.
(Foto: Jardines Botánicos de Kew)


9. Berenjena medicinal (Solanum phoxocarpum)
Comúnmente conocida como "Osigawai", la berenjena medicinal Solanum phoxocarpum fue descubierta por Maria Vorontsova en una expedición a los bosques montañosos de Kenia.
La planta produce un fruto inusualmente largo y amarillo y flores color púrpura.
Tras analizarla los científicos verificaron que se trataba de una nueva especie.
Los habitantes de la zona utilizan las semillas de su fruto medicinalmente, pero los científicos de Kew creen que la especie es venenosa.
(Foto: M.Vorontsova / Jardines Botánicos de Kew)


10. Hongo de prímula Ojo de pájaro
Se pensaba que el hongo de prímula ojo de pájaro (Urocystis primulicola) había desaparecido de las islas británicas.
No había sido visto durante 106 años hasta que fue redescubierto por micólogos de Kew.
Estos hongos microscópicos se encuentran dentro de plantas huéspedes, en este caso la prímula de la cadena montañosa de los Peninos del Norte.
Los científicos también redescubrieron en Inglaterra otra especie de hongo, Puccina libanotidis, después de que se creyó extinto durante 63 años.
(Foto: Dr A. Martyn Ainsworth)

Ver nota: Las diez especies animales más raras descubiertas en 2010

Reacciones: