Google+ 05/24/09 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

domingo, 24 de mayo de 2009

Imprimen historia de horror en papel higiénico en Japón

TOKIO, 24 mayo 2009 (AP).- En Japón, donde se cree tradicionalmente que las fantasmas se esconden en los retretes, una compañía está anunciando una nueva experiencia literaria: una historia de horror impresa en el papel higiénico.
Cada rollo incluye varias copias de una nueva novela de nueve capítulos escritas por Koji Suzuki, el autor japonés del la historia de horror "Ring", que fue llevada a la pantalla grande en Japón y Hollywood.
El relato, titulado "Drop", se sitúa en un baño público. Está impreso en aproximadamente 90 centímetros (tres pies) de un rollo y puede leerse en apenas unos minutos, según el fabricante, Hayashi Paper.
La compañía promueve el papel higiénico como "una experiencia de horror en el retrete". Cada rollo se venderá por 210 yenes (2,20 dólares).
Debido a las creencias religiosas, los retretes en Japón son instalados tradicionalmente en sitios oscuros de las casas. Algunos padres asustan a sus hijos diciendo que una mano peluda podría salir del retrete y llevárselos.

Suspenden a chofer de la reina Isabel por sospecha de corrupción

LONDRES, 24 mayo 2009 (2009).- El chofer de la familia real británica fue suspendido el domingo bajo acusaciones de que, a cambio de dinero, mostró a periodistas encubiertos las limosinas de lujo de la reina Isabel II y les llevó por áreas de seguridad de su residencia en el Palacio de Buckingham.

El diario News of the World informó que dos de sus reporteros, que simulaban ser empresarios acaudalados de Medio Oriente, pudieron ingresar a zonas seguras del Palacio de Buckingham y hasta se les permitió sentarse en los automóviles Bentley que usa la familia real.

El diario afirmó que le pagó al chofer real 1.588 dólares (1.588 libras esterlinas) por la visita.

El diario también dijo que a los hombres también se les mostraron los automóviles Rolls-Royce y el propio automóvil Daimler que la reina Isabel II conduce. El diario dijo que al Daimler se le elevó el piso a fin de acomodar a la monarca, que tiene piernas cortas. La reina tiene 1,63 de estatura (5,4 pies).

"Podemos confirmar que se ha suspendido a un individuo mientras se realiza la investigación", informó el domingo el Palacio de Buckingham en una declaración.

La policía londinense dijo que investigaba las acusaciones e interrogaba al personal sobre las medidas de seguridad en el palacio londinense a raíz de las versiones de la transgresión de seguridad.

Los palacios reales son vigilados por la policía, que por lo general exigen ver documentos de seguridad a fin de permitir el acceso a las personas.

Incluso miembros de la propia familia real, como el príncipe Felipe, esposo de la reina, y su hijo el príncipe Carlos tienen que mostrar su identificación con fotografía cuando ingresan a la residencia.

"Nos preocupan naturalmente los puntos que se exponen en esta información y su relación con los funcionarios palaciegos sobre sus gestiones de seguridad para el personal", destacó la policía londinense de Scotland Yard en una declaración.

Este fiasco de seguridad se añade a otras transgresiones.

En marzo de 1982, la reina se defendió de un intruso, Michael Fagan, después que despertó y lo encontró sentado en su cama en el Palacio de Buckingham y le pidió un cigarrillo.