Google+ 01/04/09 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

domingo, 4 de enero de 2009

Enviarán a Haití zapatos abandonados misteriosamente en carretera

MIAMI, 4 enero 2009 (AP).- Una organización estadounidense de caridad se ofreció para recolectar miles de partes de zapatos que fueron abandonados misteriosamente en una carretera de la zona metropolitana de Miami y los enviará al empobrecido Haití.

El grupo Soles4Souls, con sede en Nashville, Tenesí, envió a sus representantes a Miami para recoger los zapatos. El grupo los distribuirá a personas en Haití, según una declaración.

La Patrulla de Caminos de la Florida dijo que miles de botas de trabajo, zapatillas para baño, zapatos tenis, sandalias playeras e incluso patines de ruedas aparecieron inexplicablemente la mañana del viernes en una carretera congestionada. El tránsito quedó interrumpido durante horas.

Un contratista privado recogió los zapatos y los depositó en un lote vacío, en tanto continúa la investigación sobre quién desechó los zapatos y por qué

‘Balconean’ niños la adicción de sus padres

MÉXICO, 4 diciembre 2009 (EFE).- Se les pidió hacer dibujos sobre el consumo de drogas, y la mayoría de los niños de la colonia Moctezuma Segunda Sección iluminaron a adultos consumiendo bebidas embriagantes o fumando.

Durante la jornada Niños sin Adicciones, organizado por la diputada Estela Damián, unos 50 niños recibieron juguetes y “echaron de cabeza” a sus papás.

En el dibujo de su compañero de juegos, se observaban letreros hechos con una crayola amarilla que decían: “Di no a las drogas”, “no fumes”, “no tomes” y “mi mamá lo hace”.

Esta jornada es una propuesta para combatir las adicciones, indicó la diputada, quien dijo que contonuará con estos eventos. Frente a los padres, dijo que según datos del Centro de Integración Juvenil, el 40% de los adictos iniciaron en el consumo del cigarro entre los nueve y los 14 años.

“Nuestros hijos, tal y como lo vemos en el dibujo, relacionan las drogas con el tabaco y el alcohol, pero también les tenemos que hablar de las drogas que no son lícitas, y que han generado un gran problema al país”, dijo.

Dijo que es necesario que los legisladores atiendan más el problema de las adicciones, para abatir la delincuencia.

Varios diputados y autoridades no quieren “entrarle”, aseguró, porque no vende políticamente, pues son metas a largo plazo.

“Está bien traerles a los niños estas actividades, porque los dejan comunicar lo que ven, y así van agarrando conciencia”, indicó la abuelita de uno de los participantes, Teresa Ornelas León.

Relacionan azúcar en la sangre con disminución de memoria

NUEVA YORK, 4 diciembre 2008 (NYT).- Los incrementos del azúcar en la sangre podrían tener un grave efecto en la memoria al afectar el giro dentado, una parte del hipocampo relacionada con los recuerdos.

Investigadores indicaron que los efectos pueden observarse aún cuando los niveles de azúcar en la sangre- o glucosa- están moderadamente altos, hallazgo que podría ayudar a explicar el declive mental relacionado con el envejecimiento, debido a que la regulación de la glucosa empeora con la edad.

El estudio, realizado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia, fue publicado en el número de diciembre de la revista Anales de Neurología.
""Si concluimos que este es un declive cognitivo relacionado con el envejecimiento normal, entonces nos afecta a todos", indicó el doctor Scott Small, principal investigador del estudio y profesor adjunto de neurología del Centro Médico de la Universidad de Columbia. La capacidad de regular la glucosa comienza a deteriorarse en la tercera o cuarta década de vida, añadió.

Debido a que la regulación de la glucosa mejora con la actividad física, dijo el doctor Small, "tenemos una recomendación: es necesario hacer ejercicio".
En el estudio, investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética de alta resolución para analizar regiones cerebrales de 240 adultos mayores. En la investigación se encontró una correlación entre los niveles elevados de glucosa en la sangre y un menor volumen de sangre en el giro dentado, lo que indica una actividad metabólica reducida y una función menor en esa región del cerebro. Bruce S. McEwen, quien está a cargo del laboratorio de neuroendocrinología en la Universidad Rockefeller de Nueva York y que no estuvo involucrado en la investigación, mencionó que los hallazgos del estudio son "convincentes" y tienen importantes implicaciones no sólo para los adultos mayores sino para el creciente número de niños y adolescentes con sobrepeso y con riesgo de padecer diabetes Tipo 2.

"Este estudio reciente es interesante debido a que ofrece un mayor entendimiento sobre qué región del hipocampo tiene mayores posibilidades de verse afectada con una diabetes mal cuidada", señaló.

Con celulares acosan a usuarias del Metro

MÉXICO, 4 enero 2008 (EFE).- El acoso sexual en el Metro ya tiene una nueva modalidad. Desde el cumplido, como “me gustas mucho, te invito un café”, hasta fotografías pornográficas, llegan ahora por archivos vía bluetooth desde teléfonos celulares.

Enviados por personas que se ocultan entre los pasajeros que utilizan su teléfono celular mientras viajan, los mensajes llegan insistentemente haciendo sonar o vibrar los aparatos que identifican por su cercanía.

Pasajeras que han sido víctimas de este nuevo tipo de acoso describieron el modus operandi de quienes lo cometen.

“Mientras esperaba el tren en el andén de la estación Hidalgo estaba escribiendo un mensaje. Cuando llegó el Metro, se abrieron las puertas y entré. Después me llegó una solicitud para recibir un archivo y por curiosidad lo acepté”, contó Susana.

La sorpresa fue “muy desagradable”, dijo, cuando observó que era la fotografía de un pene erecto. Enseguida la eliminó, pero de inmediato le llegó otra solicitud, esta vez el que enviaba era “El Penetrador”, según apareció la identificación en la pantalla de su celular.

“Levanté la cara para identificar al chistosito que estaba haciendo eso, pero había como cinco hombres en el vagón, todos clavados en su celular, quién sabe quién habrá sido”, dijo. Entonces optó por apagar su teléfono hasta que bajó de la estación.

Los comentarios de este tipo de acoso en el Metro ya se leen también en blogs en internet. Diana, una joven estudiante, escribió que cuando su teléfono sonó, “sin pensarlo, acepté la solicitud”. Al abrirlo, el mensaje decía: “Hola preciosa me gustas tanto k me gustaria invitarte un cafe”.

Seguido del mensaje, recibió imágenes con “corazoncitos, rosas, ositos” y frases como “te amo”, “eres especial”. Sin darle importancia, borró los archivos.

No pasaron más de 10 minutos, cuando otra vez llegaron los mensajes, se sintió observada, al verlos por curiosidad, se dio cuenta de que los textos subieron de tono y llegaron a la amenaza: “Sé quién eres”, “Sé que vienes sola”, “ya te había visto antes”, “te deseo”. Entonces, desactivó el bluetooth. “Al principio me atemorizó, en ningún momento me sentí halagada, después me molesté y me bajé de ese tren mientras me aseguraba que nadie más se hubiera bajado conmigo”.

Justifica soldado arrestada torturas en Abu Ghraib

LONDRES, 4 enero 2009 (EFE).- Lynndie England, la soldado estadounidense cuyas imágenes torturando a presos iraquíes en la cárcel de Abu Ghraib en 2004 dieron la vuelta al mundo, justifica lo ocurrido en una entrevista al diario británico The Guardian, en la que asegura que fue consecuencia de estar en medio de una guerra.

"En las guerras pasa lo que pasa. Lo que ocurrió fue que se fotografió y salió a la luz. Mucha gente dice que si nos hubiéramos callado o los hubiéramos matado, no hubiera habido ningún problema"


England tiene hoy 26 años y vive en Fort Ashby (Virginia Occidental), la localidad en la que se crió y en la que reside en una caravana junto a sus padres y a su hijo de 4 años, fruto de su relación con el oficial Charles Garner, el único de los siete militares procesados por las torturas que sigue en la cárcel.

También se justifica a si misma, diciendo que entonces era "muy inocente y confiada" y se muestra muy orgullosa de no haber delatado a ningún compañero: "en la guerra, no te chivas de tus compañeros. Nos condenaron a 7, pero créame, hubo muchos más en las fotos" .


England relata que al inicio de su misión en Irak, como miembro de la 372 compañía de la Policía Militar, se llevaba bien con los iraquíes: "nos relacionábamos con la gente del lugar, aprendíamos sus costumbres y ellos se interesaban en las nuestras" .

Pero todo cambió en el otoño de 2003, cuando su compañía fue asignada a Abu Ghraib, una cárcel con capacidad para 700 reclusos, pero que albergaba 7 mil. Ella trabajaba en tareas administrativas, pero bajó a los calabozos por iniciativa de Graner y ambos se sorprendieron al ver que el abuso, supervisado por sargentos, era algo normal.
Asegura que Graner consideró inicialmente que "aquello estaba mal" y que se lo dijo al responsable de su batallón, cuya única respuesta fue "que no había nada malo en aquello" .

Sobre la fotografía de los hombres apilados desnudos como una pirámide, frente a los que aparecen unos sonrientes England y Graner con el pulgar de sus manos hacia arriba, recuerda que "estaban gritando, decían que nos odiaban, que nos iban a matar" .

"Eran de los malos. Igual no formaban parte de la insurgencia, pero hicieron algunas cosas que no debían haber hecho"


Preguntada acerca de si vio alguna mujer prisionera en Abu Ghraib, contesta: "llegamos a tener cuatro, una de las cuales estaba loca. Tuvieron que llevarla al manicomio" .

"Le llamábamos 'lady loba' porque estaba llena de pelo. Gritaba y todo eso"


Recuerda que ella se resistía a aparecer en las fotos, pero que Graner, con quien ya mantenía una relación sentimental, le insistía: "era tan insistente. Me decía 'vamos, hazlo por mi, lo harías si me quisieras', y yo aceptaba y le decía que hiciera la maldita foto" .

Hoy su principal preocupación es encontrar trabajo, algo que le resulta difícil porque muchas empresas no contratan a ex convictos, y su principal queja es que no puede acceder a una licencia de armas para cazar: "eso me cabrea y me enfurece" .