Google+ 10/17/08 ~ Wicked Magazine

Compromiso con la verdad

Todas las noticias son reales, se recopilan de las principales agencias, periódicos y medios informativos.

Miles de notas, reuniendo lo mejor de los últimos años

Desde el 2008 hemos recopilado casí 11,000 notas, puede consultar por orden cronológico en nuestro archivo o por temática mediante nuestras secciones. (Foto: Reuters)

Una perspectiva diferente

Conozca el lado insólito y desconocido de los principales acontecimientos y celebridades. (Foto: Reuters)

Sin censura

Nos esforzamos por publicar las mejores fotografías y videos, sin censura. Confiamos en el criterio de nuestros lectores, nunca limitamos la información. (Ilust: Brian Bolland)

Defensa de los derechos de autor

Siempre referimos a la fuente original de la cual se retoman la información, fotografías e ilustraciones. (Foto: Средний Класс)

Comprometidos con la libertad de expresión

Nos unimos a las voces que piden libertad de expresión total en Venezuela, en América Latina y en todo el mundo. (Foto: Venezuela ist verletzt!)

viernes, 17 de octubre de 2008

Hallan una serpiente entre los juguetes de un colegio de Bergondo

BERGONDO, 17 octubre 2008 (El Mundo).- El pasado domingo Mari Carmen Míguez encontró una serpiente detrás de la cesta de las muñecas mientras fregaba una de las clases del colegio de Vixoi, en el municipio coruñés de Bergondo. La mujer, que lleva 30 años limpiando la escuela, capturó la culebra y le quitó la vida. «Atrapeina co pé e esmagueille a cabeza co pau da fregona», explica Mari Carmen. «A profesora trouxo ramas de parra para explicarlles aos rapaces de onde saía o viño e o domingo aínda había follas polo chan, e ao varrer atopeina detrás da cesta dos xoguetes alí enroscadiña», relata la limpiadora.

A continuación, la señora de la limpieza llamó al 112 y un equipo de Protección Civil acudió al lugar para retirar al animal muerto y enviarlo a Ferrol para su análisis. La Sociedad Gallega de Historia Natural confirmó ayer que se trataba de una cría de Natrix natrix, popularmente conocida como cobra de collar, y que en ningún caso suponía un peligro para los personas.

En cualquier caso, la profesora decidió que los catorce alumnos, de edades comprendidas entre los 3 y los 6 años, no acudieran durante dos días a clase para poder realizar una limpieza a fondo en el local. «La profesora dijo que era mejor así para que tuvieran un margen amplio para limpiar, pero el miércoles [por mañana] tendrán clase», asegura Alejandra Pérez, alcaldesa de Bergondo.

La serpiente de collar es típica de zonas húmedas, y el colegio donde apareció está próximo al cauce del río Callou. «Non ten problema algún para as persoas, adoitan comer ratas, anfibios e incluso pillar troitas no río», explicó Carlos Silvari, de la delegación coruñesa de la Sociedad Gallega de Historia Natural.

Humillan a un jugador NBA en una cancha callejera de Londres



LONDRES, 17 octubre 2008 (EFE).- Devin Harris, base titular de los Nets y uno de los grandes talentos emergentes de la NBA, fue humillado por un jugador callejero en un playground de Londres.

El millonario jugador de 25 años y 1,91 m. fue sorprendido por un chico llamado Stuart Tanner (toda una leyenda del baloncesto callejero londinense) que le superó vestido con pantalones vaqueros y un jersey.

Ver para creer, pero lo que le hace el desconocido Tanner en el minuto 01:32 del vídeo a todo un jugador que la pasada temporada promedió 14,8 puntos y 5,8 asistencias por partido es increíble.

Foto: Devin Harris (Agencias)

Viven aún leprosos en isla de los muertos vivientes de Filipinas

CUILÓN, 17 octubre 2008 (AP).- Apenas veinte enfermos residen todavía en la llamada isla de los muertos vivientes de Culión en Filipinas, que a principios del siglo XX albergó la mayor colonia de leprosos del mundo, una fortaleza impenetrable en la que vivían como presos para aislarles del resto de la población.

Pese a que Culión fue declarada libre de lepra en 1998, algunos de los pacientes más ancianos no fueron reclamados por sus familias y por caridad se les permitió quedarse en una pequeña habitación del antiguo sanitario, ahora reconvertido en moderno hospital, explicó su director, el doctor Valeriano López.

Otros están alojados en domicilios particulares, al cuidado de familiares o vecinos.

Dado que ya no se les considera una amenaza sanitaria, se les deja incluso salir a calle, algo impensable cuando se estableció la colonia.

Pero a mediados de los años 20, hasta 16 mil infectados, atendidos por sólo mil médicos, enfermeros y monjas, ocuparon las precarias e insalubres instalaciones, donde fueron sometidos a un sinfín de tratamientos experimentales para intentar hallar una cura a su mal.

Situada en un antiguo fuerte militar en la parte más alta de la isla y rodeada por altas vallas electrificadas, la leprosería se convirtió en un símbolo del estigma del rechazo social asociado a la enfermedad.

Antes de que llegaran los colonizadores españoles, los indígenas filipinos ya conocían la lepra, que consideraban un castigo divino y combatían a través de remedios artesanales tan crueles como enterrar hasta el cuello a los leprosos en agujeros llenos de hojas secas, o permanecer en remojo en intestinos de vaca.

En el siglo XVII, misioneros castellanos que querían poner fin a estas prácticas inhumanas abrieron las primeras leproserías en Manila y Cebú, de donde procedía la mayor parte de los infectados.

Desconcertadas por la ausencia de una cura, las autoridades coloniales ignoraron sistemáticamente el problema, hasta que en 1898 España perdió todos sus dominios en ultramar y Filipinas pasó a ser administrada por Estados Unidos.

Alarmados por el riesgo sanitario de unos cuatro mil leprosos vagando por el archipiélago, los estadounidenses decidieron establecer al norte de la región de Palawan una colonia a imagen y semejanza de otra que ya funcionaba con éxito en la isla de Molokai en Hawai.

En 1906, comenzaron a aterrizar en Culión los primeros grupos de leprosos, y un año después se aprobó una ley que instaba a las fuerzas de seguridad a detener a cualquier persona sospechosa de padecer la lepra.

Todos los diagnósticos positivos eran enviados a la colonia, cuya población empezó a crecer de forma vertiginosa, hasta llegar en 1925 a la cifra de 16.138 internos, la mayor de cualquier leprosería del planeta.

La isla estaba dividida en dos zonas, de enfermos y no enfermos, y para trasladarse de una a otra había que cruzar dos puestos de control vigilados por guardas armados hasta los dientes, que disuadían a los enfermos que pensaran en fugarse.

Para que la comunidad quedara aún más aislada, se emitió hasta una moneda propia para evitar el contrabando y se separó a hombres y mujeres.

Con el paso del tiempo y gracias a la eficacia de tratamientos con nuevos medicamentos, las autoridades relajaron algunas de las restricciones, permitiendo los matrimonios entre pacientes, entre otras novedades.

También se curaron más enfermos, que abandonaron la comunidad y regresaron a sus lugares de origen, donde se enfrentaron al reto de lograr ser aceptados de nuevo por sus familias.

La II Guerra Mundial y la invasión japonesa marcaron el momento más duro para la leprosería, pues las fuerzas niponas cortaron el flujo de provisiones, y en 1944 más de 2.000 internos murieron por falta de alimento.

Desde la liberación y durante las siguientes décadas, la colonia vivió un continuo éxodo de pacientes, hasta que a la caída del régimen de Ferdinand Marcos, se optó por invertir los fondos en una fundación para estudiar la enfermedad.

En 1988, el Gobierno filipino declaró a Culión libre de lepra, lo que permitió votar por primera vez en unas elecciones a sus habitantes, que en 2006 celebraron el centenario de la llegada de los primeros enfermos.

Las instalaciones han sido convertidas en un destartalado y polvoriento museo financiado, entre otras instituciones, por la ONG española Anesvad, fundada en 1968 por el religioso jesuita vasco Javier Olazábal, quien trabajó más de dos décadas en el hospital.

Cerca de cien millones de personas padecen la lepra en todo el mundo y dos millones sufren discapacidades asociadas, aunque cada año sólo se registran 300 mil nuevas infecciones en 17 países que no han logrado erradicar la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud.

Las 21 verdades más increíbles sobre el sexo

MÉXICO, 17 octubre 2008 (El Universal).- Basándose en diversos estudios científicos publicados en la prensa internacional en el último año, El Universal recopiló algunos datos interesantes sobre el sexo que usted nunca imaginó que fueran verdad:

1. De acuerdo con el Instituto Kinsey, la erección de pene más larga de la que se tenga registro midió 39 centímetros. La más corta, en cambio, fue registrada en tan solo 4.5 centímetros.

2. La fantasía sexual más común es el sexo oral.

3. Un 8 por ciento de las personas practica regularmente el sexo anal.

4. Un 60% de los hombres y 54% de las mujeres han tenido sexo ocasional de sólo una noche.

5. Las mujeres compran 4 de cada 10 condones vendidos.

6. En 1609, un doctor llamado Wecker encontró un cadáver con dos penes. Desde entonces, se han documentado 80 casos similares.

7. Los hombres dicen que el promedio de una erección mide 25 centímetros. Las mujeres afirman que es 10 centímetros.

8. Un orgasmo femenino es un poderoso analgésico debido a la liberación de endorfinas, por lo que los dolores de cabeza son un mal pretexto para no tener sexo.

9. 56% de los hombres han tenido sexo en el trabajo.

10. Entre el pueblo Mangaiano de Polinesia, las parejas de 18 años tienen relaciones sexuales en promedio tres veces por la noche, todas las noches, hasta que cumplen 30 años, cuando su promedio cae a sólo 14 veces por semana.

11. Una de cada tres personas ha tenido una aventura extramarital.

12. Un 62% de las personas piensa que no hay nada malo con las relaciones extramaritales.

13. La velocidad máxima a la que viajan las sensaciones eróticas a través de la piel hacia el cerebro es de 230 kilómetros por hora.

14. Una pareja lunamielera demandó a la cadena hotelera Holliday Inn por 10 mil dólares, acusándola de haber causado traumas sexuales en su vida debido a que un empleado entró a su habitación sin avisar durante su noche de bodas.

15. Al menos 500 personas mueren anualmente en Estados Unidos de asfixia al intentar de reducir el flujo de oxígeno al cerebro para inducir un orgasmo más poderoso.

16. El Rey Eduardo VII de Inglaterra, que era extraordinariamente alto, mandó construir una tabla para poder tener relaciones sexuales cómodamente.

17. Un 29 por ciento de las mujeres llega virgen al matrimonio.

18. El promedio de las relaciones sexuales dura 39 minutos.

19. Un 58% de las personas acostumbra decir groserías durante el sexo.

20. El 22% de las personas ha rentado una película pornográfica al menos una vez.

21. Con la frecuencia promedio de relaciones sexuales, a un mexicano le tomaría cuatro años para probar cada una de las 529 posiciones descritas en el Kama Sutra.

Rompe récord cirquero al pedalear a 41 metros de altura en una cuerda

NEWARK, 17 octubre 2008 (AP).- El ciclismo urbano llegó a nuevas alturas. Un ciclista de nombre Nik Wallenda pedaleó 71.628 metros sobre una cuerda suspendida a más de 41 metros de altura en la ciudad de Newark, Nueva Jersey, Estados Unidos.

El hombre, un cirquero profesional y séptima generación de un familia circense, avanzó sobre la arena del Prudential Center imponiendo un récord al andar en bicicleta la mayor distancia en una línea suspendido en el aire.

Wallenda utilizó una bicicleta común de ruta sin manubrio y una barra en los brazos para mantener el equilibrio mientras se desplazaba en su valiente travesía que no incluyo ninguna red de seguridad debajo de él.

Para lograr su hazaña Nik tuvo que colocar grúas que sostuvieran la línea en la que pedaleó, además eligió la ciudad de Nueva Jersey por su poco movimiento de vientos en el área.

El cirquero sufrió algunos percances antes de realizar su travesía ya que no se estabilizaba la línea para que comenzara a avanzar lentamente.

Al final de su travesía Wallenda recibió el reconocimiento y el abrazo de su mujer e hijos que lo esperaban ya abajo.