Google+ Napolitanos reciben 5000 pizza gratis en protesta por altos precios ~ Wicked Magazine

jueves, 28 de agosto de 2008

Napolitanos reciben 5000 pizza gratis en protesta por altos precios

NÁPOLES, 28 agosto 2008 (Reuters) - Pizzaioli, o chefs pizzeros en Nápoles, regalaron pizza el miércoles en protesta por los altos precios cobrados por competidores, a quienes acusan de aprovecharse de la suba de los precios de las materias primas para estafar a consumidores.

En la ciudad donde en el siglo XIX se inventó la clásica pizza Margherita, con mozzarella, tomate y albahaca, y bautizada así en honor de una reina con gusto por la comida rápida, 30 cocineros encendieron seis hornos a leña y cocinaron 5.000 pizzas napolitanas de masa fina para residentes locales y turistas.

El grupo realizó la protesta en Piazza Dante para demandar controles de precios más estrictos a fin de defender la reputación del tradicional producto napolitano, que dijeron debería ser "la síntesis de calidad y bajo costo."

Los precios de las materias primas, como los del combustible, han caído desde los récords del mes pasado ante las preocupaciones por la demanda global de consumidores y empresas, mientras la economía mundial se deteriora. Pero los precios de venta al por menor aún no reflejan esa tendencia.


"Todo se ha vuelto más caro ahora, incluyendo la pizza, para la gente que necesita cuidarse en lo que gasta"
Arianna Masiello, 19 años


Los pizzaioli de Nápoles están a favor de fijar el precio por porción en entre 3 y 3,50 euros (4,40-5,15 dólares), cuando la mayoría de las casas de pizza cobran un mínimo de 4 euros y a menudo cerca del doble de eso.

"En Nápoles y otras partes de Italia eso debería ser suficiente para cubrir los costos y dar un margen de ganancia, sin dañar la calidad"
Sergio Miccu, presidente de la Asociación de Cocineros de Pizza Napolitanos


El Tesoro dice que en junio el precio de la pasta trepó más del 30 por ciento y el del pan más del 13 por ciento, y que los consumidores están sintiendo el ajuste.

Es probable que este año los italianos gasten 2.000 euros más por familia en cuentas de alimentos y electricidad.